Ataria
Categorías: General  —  Etiquetas: , , , ,   —  CEA  —  30 noviembre 2010 08:17

El pasado 11 de noviembre se celebró en Ataria una jornada técnica sobre estrategias de protección de la biodiversidad en el ámbito local, con el objetivo de dar a conocer diferentes iniciativas relacionadas con esta cuestión, al hilo de la redacción de la estrategia de biodiversidad de Vitoria-Gasteiz, en la que el CEA trabaja desde hace unos meses.

Las dos primeras intervenciones estuvieron a cargo de Margarita Parés, responsable de Biodiversidad del Ayuntamiento de Barcelona, y de Machteld Gryseels, Directora de Bruxelles Environnement – IBGE –, que repasaron las principales actuaciones que en materia de biodiversidad se están llevando a cabo en Barcelona y en la región de Bruselas Capital, respectivamente, así como los retos para el futuro. Para finalizar, Elisa Calcaterra, de la Oficina Regional IUCN Europa, destacó el papel de los gobiernos locales en las políticas internacionales para la conservación de la biodiversidad y explicó las medidas de apoyo de IUCN.

Margarita Parés comenzó con una breve exposición del contexto territorial que explica la distribución de la biodiversidad en el municipio de Barcelona, para centrarse posteriormente en la gestión de la biodiversidad en el ámbito urbano.

Señaló la importante artificialización de este territorio, en el que el 29% de la superficie es zona verde, correspondiendo el 18% al parque Natural de Collserola y el 11% restante al verde urbano. Los ratios de área verde por persona son 17,7 m2 / hab, si se considera la totalidad del municipio, y 6,6 m2 /hab considerando sólo la trama urbana.

En el ámbito urbano, la elevada compacidad urbanística de la ciudad es el principal factor limitante y la causa de que en Barcelona existan muy pocos “grandes” espacios verdes y de que éstos estén distribuidos de forma irregular. Pese a esa limitación, en los últimos 30 años se ha conseguido incrementar en un 150% la superficie verde urbana “pública” a partir de la reconversión de zonas industriales y solares abandonados.

Repasa los más de 10 años de trabajo del Ayuntamiento de Barcelona en la gestión de la biodiversidad urbana y destaca como principales hitos la Agenda 21 Local (2002), documento en el que se señala por primera vez la necesidad de “proteger los espacios libres y la biodiversidad y ampliar el verde urbano”, y la participación de Barcelona en el proyecto piloto LAB (Local Action for Biodiversity) (2007), promovido por ICLEI para conservar la diversidad biológica urbana a nivel global.

Siguiendo la metodología LAB para elaborar e implantar estrategias y planes locales de biodiversidad, Barcelona ha redactado su Estrategia de Biodiversidad 2010-2020 que afecta al término municipal y especialmente a la parte urbanizada de la ciudad. Completado el proceso técnico de redacción, el documento está pendiente de aprobación política.

Seguidamente explica el proceso de elaboración de la estrategia y se centra en los resultados del diagnóstico, del que emanan los objetivos, líneas estratégicas y las 50 actuaciones que contiene el Plan de Acción. El diagnóstico abordó tanto los trabajos realizados hasta aquel momento como la evolución del estado de la biodiversidad en lo que se refiere a número, distribución e importancia (incluyendo reconocimientos “oficiales”) de espacios y especies, y puso de manifiesto los principales logros y déficits.

Entre los aspectos más positivos destaca el aumento de superficie tanto de los bosques como por del verde urbano; la creación de nuevos hábitats (red de huertos urbanos, río Besós…) que han sido colonizados con éxito por flora y fauna; la mejora como hábitats de los edificios (para vencejos, murciélagos…) o el parque zoológico (donde crece la colonia de garza real y otras ardeidas)… Por contra, han desaparecido cultivos, solares, prados, áreas de matorrales; algunos hábitats valiosos están en peligro; la avifauna parece estar sufriendo una tendencia moderada a la disminución; la presión urbana está suponiendo la pérdida de  fauna por obras, atropellos de golondrinas, vencejos, cernícalos, grajillas, gorriones, erizos, serpientes…; la flora y la fauna invasora –como el ailanto, la tortuga de Florida, peces exóticos, cotorra- perjudican los sistemas naturales…

Explica asimismo el proceso de participación ciudadana llevado a cabo en el marco de la estrategia, en el que diferentes expertos realizaron un análisis DAFO de la diagnosis y se imaginaron cómo podía ser Barcelona en el futuro para establecer una visión compartida.

A partir de la diagnosis y la visión compartida, se establecieron los objetivos, las líneas estratégicas y las 50 actuaciones concretas. Entre los retos para el futuro destacan la necesidad de incorporar la biodiversidad en la planificación urbana -desde el diseño hasta el mantenimiento de la ciudad-, avanzar en la protección de espacios, contener el comercio ilegal de animales, aumentar el conocimiento al servicio de la conservación, difundir y transmitir este conocimiento a la población, crear oportunidades de disfrute e interacción con la naturaleza en la ciudad y promover la implicación ciudadana en la conservación de la biodiversidad.

Margarita recalca que sin desdeñar la importancia de disponer de un documento estratégico que defina retos, objetivos y priorice acciones, lo realmente importante es actuar. De hecho, en paralelo a la redacción de la estrategia, Barcelona puso en marcha planes relacionados como el  Plan de Animales de Compañía, el Plan Estratégico del Verde (en preparación) y Plan de Gestión del Arbolado Viario.

En la última parte de la intervención, Margarita hizo un repaso exhaustivo de los proyectos llevados a cabo durante los 10 años de trabajo. Entre los estudios dirigidos a mejorar el conocimiento para la gestión destacan el Mapa Ecológico de Barcelona (1977, 1993, 2004), el catálogo de áreas naturales de Barcelona, estudios de seguimiento de las aves de Barcelona, el catálogo de fauna de parques y jardines, un estudio sobre plantas invasoras para su aplicación en la gestión de parques y jardines, el inventario de especies de arbolado viario, un estudio sobre la viabilidad para la implantación de cubiertas y muros verdes, un estudio sobre animales exóticos y un estudio sobre los servicios ecológicos del verde.

Entre los proyectos y actuaciones dirigidos a la conservación de hábitats y especies destacan el proyecto de protección legal del acantilado de Montjuïc, la creación de arrecifes artificiales, actuaciones para la protección de la avifauna urbana en los edificios, un proyecto de reintroducción del halcón peregrino, actuaciones para la protección de anfibios en estanques urbanos y actuaciones de control de especies invasoras, plagas y abandono de animales.

En materia de concienciación y comunicación se han llevado a cabo numerosas iniciativas. Destacan la creación de una red de huertos urbanos para personas mayores, huertos y jardines escolares, la edición de publicaciones y materiales educativos (fichas de sostenibilidad, guías de educación ambiental…), exposiciones, conferencias, Agenda 21 Escolar, Escocuentos, revista B Verda, pósters, etc., además de la compra de 3.500 m3 de Madera Sostenible por el Ayuntamiento.

Machteld Gryseels, Directora de Bruxelles Environnement – IBGE – explica la política de biodiversidad que se lleva a cabo en la Región de Bruselas Capital, un territorio formado por 19 municipios, en el que el 45,5% de la superficie  (160 Km2) está construida, con más de un millón de habitantes (que próximamente serán 1.350.000 hab.) y una gran densidad viaria (diariamente se desplazan 350.000 personas).

Del 50% de la superficie verde, un 20% es forestal, un 50% corresponde a parques y jardines urbanos (el 40% son privados) y el resto se reparte entre ríos, humedales, reductos agrícolas… Existe una importante diversidad de biotopos de calidad variable y una gran riqueza de especies de flora y fauna. El 14% del territorio es Red Natura 2000, englobando a 48 emplazamientos -37 áreas centrales y 11 áreas de conexión- que conforman tres grandes redes.

En este contexto y ante el próximo crecimiento poblacional, se plantea como premisa básica mantener la densidad de espacios verdes urbanos -que aportan servicios a los ciudadanos- y conseguir una alta densidad edificatoria que garantice una movilidad sostenible, accesibilidad a los servicios básicos y protección de los ecosistemas sensibles periurbanos.  Se trata de combinar la conservación y gestión de los espacios verdes como áreas naturales relictas con la conservación y desarrollo de las infraestructuras verdes, mejorando la conectividad y la relación ciudadanía-naturaleza

La gestión de la biodiversidad en esta región se lleva a cabo a través de tres herramientas principales: la protección de espacios, la gestión ecológica y el proyecto red verde y red azul.

El 15%  del municipio corresponde a zonas verdes de gran valor de protección. Algunos espacios están protegidos por figuras de protección (Reservas Forestales, LIC…); otros espacios de interés, sin embargo, no gozan de protección (por ejemplo, la zona agrícola está gravemente amenazada por la instalación de campos de golf y otros usos edificatorios).

Los espacios de ámbito regional son gestionados por entidades supramunicipales y los de menor tamaño por los Ayuntamientos. Los espacios Red Natura 2000 se gestionan con planes de gestión específicos y aunque todavía carecen de base legal, existen pautas para que las autoridades locales evalúen el impacto ambiental de los proyectos que pretendan llevar a cabo en localizaciones próximas a espacios LIC.

En los parques urbanos se realiza una gestión ecológica basada en el no uso de pesticidas, en un régimen limitado de siegas, en la preservación de árboles antiguos y madera vieja… También en ámbito urbano, se realizan actuaciones de transformación de parques clásicos en parques seminaturales; se crean nuevos espacios verdes públicos integrando aspectos ecológicos y sociales (senderos para el paseo, hibernáculos para murciélagos…), se actúa en espacios abandonados o asociados a infraestructuras, que son esenciales para la conectividad ecológica  (recientemente se han acondicionado pasillos verdes a ambos lados de las vías del tren a través de convenios con instituciones ferroviarias); se desarrollan acciones específicas dirigidas a mejorar el hábitat de especies amenazadas y a frenar el avance de especies animales y vegetales exóticas, etc.

El proyecto Red Verde pretende mejorar la distribución espacial de los espacios naturales y proteger y desarrollar las continuidades entre ellos para conformar una red de espacios verdes conectados y funcionales tanto desde el punto de vista ecológico como social.

En la actualidad se ha acondicionando un gran paseo verde de 60 km alrededor de la ciudad que acerca los espacios verdes a la ciudadanía y se está trabajando en la creación de paseos radiales que unan el centro con el paseo periubano; en este proyecto, el aspecto social tiene más peso que el ecológico. Respecto a la red ecológica, se está estudiando la creación de varias subredes para 34 especies diferentes y sus hábitats: red forestal, red de espacios abiertos, red de aguas… y se está trabajando sobre el terreno, a través, por ejemplo, de la creación de ecoductos para evitar la fragmentación de un área forestal por la futura ampliación de la vía ferroviaria.

El proyecto de Red Azul persigue asegurar la continuidad de la red hidrológica en superficie y la calidad del agua en ríos, lagos y humedales. Se pretende recuperar el patrimonio hidrológico en la ciudad y su función hidrológica, social y ecológica. Relacionado con este proyecto se han realizado un gran número de actuaciones dirigidas a la restauración de humedales, a la creación de paseos en el entorno de ríos, a la gestión ecológica activa de estanques y lagos…

En relación con las políticas urbanísticas y la biodiversidad, se trabaja a escala tanto de edificio (construcciones más ecológicas), como de ciudad (barrios verdes). Se han editado guías prácticas para considerar la biodiversidad en la construcción y restauración sostenible de pequeños edificios así como en otras iniciativas locales de sostenibilidad.

En 2006 se realizó un estudio sobre biodiversidad y Red Natura 2000 en Áreas Urbanas en el que se evidenció que no existía una visión estratégica general acerca de la biodiversidad y que la coordinación con asociaciones, ONG,s no era la deseable. Fruto de este diagnóstico actualmente se elabora un Plan Estratégico de Biodiversidad Urbana, con 5 objetivos principales:

  1. Proteger los elementos clave de biodiversidad en Bruselas
  2. Desarrollar la biodiversidad en Bruselas
  3. Integrar la biodiversidad en el desarrollo urbano
  4. Vivir la naturaleza en Bruselas
  5. Controlar la huella ecológica de Bruselas

La ponente subraya la necesidad de disponer de una base legal que realmente haga efectiva la estrategia de biodiversidad; por ello desde hace unos meses se está trabajando en la elaboración de una ley de la naturaleza en la ciudad.

Para terminar, Elisa Calcaterra, de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza, ofreció una visión global, apoyada en un buen número de datos concretos, sobre el estado actual de conservación de la biodiversidad y sobre su repercusión en la sociedad,  refiriéndose a la alta tasa de extinción de especies y a las pérdidas sociales y económicas que ello está generando. Destacó asimismo el escaso conocimiento del que actualmente se dispone y que hace pensar que todavía el panorama puede ser más grave.

Asimismo repasó la historia, principales hitos y la misión de UICN, destacando el amplio alcance de esta institución, foro neutral que engloba a más de 1.000 organizaciones gubernamentales y no gubernamentales (empresas, científicos…) de más de 160 países, que tratan de encontrar soluciones pragmáticas.

Destacó el papel fundamental que tiene los gobiernos locales en las políticas internacionales de biodiversidad y repasó algunas de las iniciativas puestas en marcha por UICN para apoyar a los gobiernos locales en este objetivo.  Entre ellas citó el programa LAB –Acción Local para la Biodiversidad-, la iniciativa Healthy Parks Healthy People, el Estudio TEEB – La Economía de los ecosistemas y la biodiversidad: reporte para municipios y regiones- o el Proyecto Capitales de la Biodiversidad (específicamente para España y otros cuatro países europeos).

Para finalizar, se refirió al futuro señalando varios eventos importantes que tendrán lugar en 2012: Río +20, en Río, Brasil; el Congreso Mundial de UICN, en Jeju, Korea y el Convenio sobre Diversidad Ecológica, que tendrá lugar en Delhi, India.

Share

No hay comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *