Ataria

Esta semana se ha caracterizado por un tiempo excelente en lo que se refiere a la observación de aves: días despejados y viento escaso.

Los días 3 y 4 de marzo el tiempo fue relativamente inestable, con la aparición de lluvias torrenciales el sábado por la tarde. Al día siguiente el tiempo mejoró, hasta dispararse las temperaturas máximas. El día 08/03/2017 y 09/03/2017 se llegó a los 21.7ºC y 26.9ºC, respectivamente. Temperaturas inusuales y extremadamente altas para esta época del año, en que todavía quedan 10 días para el comienzo de la primavera.

En lo que se refiere a la velocidad media del viento, del 03/03/2017 al 06/03/2017 fue de 13.88km/h, finalizando la semana con una mínima de 3.4km/h. Condiciones éstas, que se consideran propicias para el avistamiento de aves.

Esta semana se han realizado las siguientes observaciones en los alrededores de Ataria:

Regularmente, pequeñas bandadas de ánsares comunes formadas por entre 2 y 6 ejemplares han pasado sobrevolando el mirador de Ataria. Seguramente están cargando las pilas para comenzar su viaje de regreso al norte de Europa donde se reproducen. Esperamos que como cada año desde hace 6 años, siga quedándose en Arkaute la familia de 15 gansos para deleitarnos con sus crías en primavera.

En las balsas artificiales de Ataria siguen dejándose ver dos parejas de fochas, una pareja de porrón moñudo,  una pareja de porrón europeo y 3 ejemplares de ánade friso.

En lo que respecta a paseriformes, destaca la presencia de 8 mosquiteros, además de los numerosos carboneros,  herrerillos y pinzones que visitan nuestro comedero frente al observatorio de Ataria, en un intento satisfactorio de saciar su invernal apetito necesitado de proteínas, a menudo escasas en esta época del año. Por otro lado, mitos, mirlos, petirrojos, chochines, colirrojos tizones y tarabillas también se han escuchado o dejado ver.

Con su relinchante carcajada los pitos reales han acompañado el día entero a los visitantes del Centro de Interpretación; en concreto, se han visualizado dos parejas en torno a Ataria.

Las cigüeñas blancas siguen dejándose ver, muchas de ellas recabando material para la realización de sus nidos, mientras en Arkaute hemos visualizado distintas cópulas entre congéneres. A día de hoy se contabilizan 28 nidos ocupados en Arkaute, 4 en Betoño, y 3 en Larregana.

Por último, en Betoño se han visto los primeros 4 somormujos del invierno, 6 ejemplares de porrón moñudo, 4 pitos reales, 12 porrones europeos, una pareja de fochas y una decena de cucharas comunes. Además se entreoyen bisbitas, chochines, mirlos y hasta 10 carboneros, todos ellos siempre alerta ante la mirada incisiva de una joven  hembra de gavilán al acecho sobre la rama de un chopo.

Share

No hay comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *