Ataria

El antiguo morador de nuestras aguas: el cangrejo de patas blancas

Os presentamos al antiguo habitante de nuestros ríos y del humedal de Salburua: el cangrejo de río europeo o de patas blancas (Austropotamobius pallipes). 

Hablamos de antiguos moradores de las aguas de la Península Ibérica, puesto que hoy en día tan sólo unos pocos privilegiados pueden contarnos historias sobre ellos. La merma de su especie se debe en todo caso, a la introducción por parte del ser humano, de otras especies de cangrejo de río para generar economía a través de su pesca.

Es el caso de los cangrejos americanos: en concreto el cangrejo rojo (Procambarus clarkii), muy presente en el humedal de Salburua y el cangrejo señal (Pacifastacus leniusculus,) que se identifica por las marcas blancas en sus pinzas.

En el momento de la introducción de estas especies exóticas invasoras, se ignoraba que portaban un hongo parásito adherido a su cuerpo y que causaría una enfermedad mortal en el 100 por 100 de los casos para los cangrejos autóctonos: la afanomicosis. Mientras tanto, los invasores son resistentes.

La presencia de los cangrejos americanos en el mismo tramo de río en que se encuentra el autóctono, provoca su muerte sin necesidad de tocarse. Es por eso, que la única esperanza del cangrejo de patas blancas son los tramos altos de los ríos donde no han llegado los americanos.

Recordad que la liberación de especies exóticas invasoras en nuestro territorio está prohibida, y su pesca sin muerte también.

A continuación compartimos con vosotrxs una foto de un individuo de cangrejo autóctono encontrado en nuestra apreciada provincia, en algún lugar de cuyo nombre no quiero acordarme…

Siempre por el bien de la especie y su conservación.

 

 

 

 

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *