Ataria
Categorías: Ciencia ciudadana  —  CEA  —  21 marzo 2020 17:18

Esta semana en el blog de la ciencia ciudadana hablaremos sobre como la crisis del coronavirus está afectando a la salud de nuestro planeta.

Sabemos como esta patología es causa de un grave problema de salud pública a nivel mundial. Los daños que causará a la economía aun están por determinar, pero cómo afectará este virus a la salud de nuestro planeta tierra es también algo interesante de estudiar. Será difícil saber hasta qué punto afectará esta pandemia los distintos ecosistemas de nuestro planeta pero podemos tomar como un indicador la cantidad de gases de efecto invernadero y gases tóxicos que se han emitido (o más bien dejado de emitir) desde el comienzo de la pandemia. Comenzamos:

Tomaremos China como referencia al ser el epicentro de esta crisis. La comunidad científica utiliza ciertos indicadores indirectos para medir las emisiones, estas van desde estimaciones de la cantidad de dióxido de nitrógeno atmosférico observables a través de imágenes satelitales hasta el consumo de materias primas por parte de distintas industrias responsables de altos niveles de emisión. Así han conseguido estimar los siguientes indicadores:

  • Reducción del 36% en el consumo de carbón de las principales centrales eléctricas.

  • Reducción del 15% en la producción de productos derivados del acero.

  • Exportaciones del principal puerto de carbón reducidas en un 29%.

  • Disminución en un 23% de la producción de coque.

  • Emisiones de NO2 bajaron un 37% según imágenes de satélite.

  • Refinerías de petróleo han bajado su producción en un 34%.

Basándose en estos indicadores se ha estimado que las emisiones de dióxido de carbono emitido por el país asiático (mayor emisor de gases de efecto invernadero a nivel mundial) se han reducido en un cuarto o más o lo que es lo mismo, una reducción del 6% de las emisiones a nivel mundial.

La cuestión ahora es si esta reducción se mantendrá, si se recuperará cuando termine la crisis sanitaria o si por el contrario aumentarán las emisiones. China sigue siendo un buen ejemplo ya que posee una industria que podría operar por encima de su productividad habitual si fuera necesario. Por el momento toca esperar pero todo apunta que la recesión económica podría alargarse más de lo previsto. Según los análisis de la agencia internacional de energía y de la organización de paises exportadores de petróleo la demanda global de crudo podría reducirse a la mitad durante el periodo enero – septiembre de este año.

Seguiremos contándoos más sobre este tema en los próximos blogs.

Feliz fin de semana

Share

No hay comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *