Ataria

Días de lluvia

Estas últimas semanas, en las que las incesantes lluvias son nuestro pan de cada día, las balsas del humedal de Salburua están volviendo a llenarse de agua. Esto hace también que vuelvan diferentes especies de aves, como gansos y anátidas.

Cabe destacar que las precipitaciones no son las que recargan las balsas del humedal directamente, sino que este agua pasa por la tierra hasta llegar al acuífero situado debajo de la ciudad de Vitoria-Gasteiz y, al llenarse, recarga las balsas desde abajo.

Este acuífero data del cuaternario y tiene una extensión de 90 kilómetros cuadrados. En la zona de Salburua la tierra sufre una pequeña depresión y es por ello que el agua se filtra por estos sustratos y se acumula en la superficie, dando lugar a las diferentes balsas que componen el humedal, creando un entorno lleno de vida de Importancia Internacional.

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *