Ataria

Beneficios de la actividad física al aire libre.

En las últimas décadas, dinámicas como la urbanización de los terrenos y la terciarización de la economía han supuesto un incremento de las poblaciones urbanas y del tamaño de las propias urbes, por lo menos en España. Este fenómeno ha generado que muchas personas, la gran mayoría de hecho, pierdan el contacto con el entorno natural en su día a día.

Esto es más visible si cabe en el caso de las personas más jóvenes que, según un estudio, sólo el 10 % de la actual generación de jóvenes tiene acceso regular a la naturaleza, en comparación con el 40 % de los adultos que lo hicieron cuando eran jóvenes.

 

A pesar de ello, también está surgiendo un importante movimiento de personas que cada vez están más interesadas en realizar actividades físicas al aire libre, en entornos naturales (hecho que se ha visto agudizado en la época de pandemia en la que vivimos). Y esto no se debe únicamente a la búsqueda de la evasión momentánea del contexto urbano, si no que se ha visto promovido por la gran cantidad de beneficios que tiene el realizar actividades físicas al aire libre:

 

  1. Después del ejercicio en espacios verdes, la presión arterial vuelve a los valores basales más rápidamente que cuando se realiza en zonas urbanas.
  2. Mejora el manejo del estrés. Los marcadores endocrinos relacionados con el estrés como la adrenalina, noradrenalina y cortisol, caen después de estar en contacto con la naturaleza.
  3. Cuando corres al aire libre, los pasos son diferentes: se flexionan más los tobillos, hay más posibilidades de correr en pendiente (lo cual genera un movimiento que no es fácilmente replicado en una cinta), y se gasta más energía (Kcal) al resistir factores como el viento y las irregularidades del terreno.
  4. Menor sensación de fatiga (percepción del esfuerzo). El medio ambiente provee a nuestro sistema nervioso de diversos estímulos agradables que sirven de distracción y reducen la conciencia sobre las sensaciones fisiológicas o emociones negativas. Esto puede ayudar a aumentar la cantidad de actividad física realizada y la motivación para continuar.
  5. Al andar en bicicleta, el presentar resistencia al viento también consume mucha más energía que andar en una bicicleta fija: es decir, si el objetivo es quemar la mayor cantidad de calorías posible, el parque le gana al gimnasio.

 

Aprovechemos los espacios naturales que tenemos a nuestro alrededor, como en nuestro caso puede ser el Anillo Verde, para disfrutar de la naturaleza a la vez que les hacemos un favor a nuestros cuerpos y mentes. Aquí os dejamos un recorrido que podéis hacer por la balsa de Arcaute, en Salburua, para disfrutar tanto del medio natural como de la actividad física. ¡Cuidémonos cuidando el medio ambiente!

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *