Ataria

Figuras para promover el deporte sostenible.

Como hemos visto en las últimas décadas, el deporte ha ido magnificando su volumen e impacto en la cultura, economía y/o medio ambiente al convertirse en un movimiento de masas (tanto a la hora de practicarlo como a la hora de seguirlo).

Este auge, junto al también creciente interés en cuidar el medio ambiente, ha traído consigo el surgimiento de diferentes figuras de protección del medio natural y regulación de las actividades deportivas, con el fin de potenciar los impactos positivos que el deporte tiene y puede tener en el ser humano y en su entorno.

Dichas figuras o iniciativas pueden ser muy diversas entre sí, partiendo sobre todo del alcance del mismo proyecto (ya sea limitado por barreras geográficas, económicas o políticas), pero siempre con el objetivo común de avanzar en pos de unos deportes más sostenibles. Estas limitaciones y el consecuente alcance de la figura reguladora, marcan el rango de incidencia y los objetivos que dicha figura vaya a promover.

 

Por lo tanto, para conocer algunos ejemplos de estas figuras, iniciativas o proyectos, las categorizaremos según su alcance geográfico:

  • Local: Zaragoza Deporte Sostenible (ZDS) es un proyecto mancomunado de distintos agentes locales con el fin de promover la salud y la sostenibilidad a través del deporte de la ciudad de Zaragoza.
  • Estatal: Green Sport Flag es el plan de acción de la Asociación del Deporte Español (ADESP) para favorecer la sostenibilidad del medio ambiente concienciando y sensibilizando a la sociedad española a través del deporte.
  • Internacional: Iniciativas como Sports for Climate Action y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente los ODS 3 (salud y bienestar), 11 (ciudades y comunidades sostenibles) y 13 (acción por el clima), son ejemplos de figuras reconocidas y referentes a nivel mundial.

 

Además de poder seguir las pautas de dichas organizaciones, con sus infraestructuras y medios materiales y humanos, y enmarcarnos en sus acciones, debemos ser conscientes de cuáles son nuestras responsabilidades e impactos como individuos. Así, teniendo en cuenta ambas líneas de actuación, podremos abarcar una visión mayor y más completa para así ser capaces de generar nuevos hábitos deportivos que sean respetuosos con el medio ambiente. ¡Muévete por el cambio!

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *