Ataria

El Zampullín común

La primavera va dejando paso a temperaturas más cálidas y el humedal comienza a acercarse tímidamente a la estación estival. Como es habitual en esta época, muchas especies se encuentran  en plena crianza de los pollos, siendo este un momento idóneo para observar las diferencias existentes entre los individuos jóvenes y los más adultos.

Una de las especies que podemos observar estos días es el Zampullín común.

Esta ave acuática, que no pasa de los 30 cm de longitud habitualmente, presenta una coloración oscura con cuerpo, cabeza y nuca negros; mientras que la garganta y el cuello presentan una tonalidad castaña. Su alimentación se basa principalmente en organismos de pequeño tamaño, como insectos acuáticos y moluscos que busca ayudado por sus magníficas dotes de buceo (como bien indica su nombre); puesto que para encontrar alimento puede recorrer varios metros buceando y aparecer en un punto  distinto al de la inmersión.

Los pollos, que presentan una coloración oscura y rallada, son seminidífugos. Al poco de nacer se suben a la espalda de los padres para abandonar el nido y buscar alimento.

Fotografías: Ander Bastida

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *