Ataria

Recomendaciones para practicar deporte sosteniblemente

Es bien sabido que los deportes generan impactos ambientales muy diversos, ya sea en su desarrollo o en su preparación previa. En mayor o menor medida, estos impactos están asociados a factores que transversalmente condicionan nuestras vidas como pueden ser el consumo energético, el consumo de agua y demás recursos naturales, las emisiones de gases de efecto invernadero generadas, etc.

Por ello, es muy importante conocer bien la relación de estos factores con la realización de los deportes para poder mitigar los impactos asociados a estas prácticas. ¿Cómo? He aquí alguna que otra recomendación que puede que te sea útil:

 

  • Adaptando la práctica deportiva a la época del año, reducimos el consumo energético. Hay deportes que se pueden practicar durante todo el año sin problema, pero otros resulta más razonable que se realicen dependiendo de la estación del año (esquí alpino, por ejemplo).
  • Compensar el CO2 producido. Hay emisiones contaminantes que muchas veces son inevitables, como los desplazamientos, pero que se pueden compensar a través de proyectos de energía renovable, por ejemplo.
  • Relocalizar. Comprar artículos deportivos fabricados localmente, cuando esto sea posible, resulta mucho más ecológico que tener que importarlos desde otros países.
  • Reducir, reutilizar, reciclar. Las famosas 3Rs se pueden aplicar también al material deportivo que utilizamos. Organizar eventos de intercambios de ropa deportiva con los amigos o comprar material deportivo de segunda mano es otra buena manera de impulsar estos hábitos.
  • Proteger el medio ambiente. En los deportes que se practican al exterior, especialmente los que tienen lugar en el entorno natural, no hay que tirar basura y debemos dejarlo como nos gustaría encontrarlo. Regla de sentido común.
  • Evitar comprar ropa deportiva que haya sido elaborada con fluorocarburos, ya que son unos poderosos contaminantes biológicos que durante el proceso de fabricación son vertidos al agua. La alternativa son los tejidos impermeables elaborados sin flúor. Aún así, también hay que evitar los impermeabilizantes que contengan fluoropolímeros, porque también son unos potentes contaminantes.

 

Ahora que conoces algunos de los trucos para hacer de tu práctica deportiva una práctica más sostenible, ¿te atreves a dar el salto al cambio?

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *