Ataria

Las aventuras de flora: dando cera

Alrededor del planeta hay una gran diversidad de plantas, e igual de grande es la cantidad de adaptaciones que éstas tienen para sobrevivir y completar su ciclo vital. Hoy queremos hablar de la pruina. Es más que seguro que la hayas visto, pero… ¿sabes qué es?

Las uvas, las endrinas o los arándanos cuentan con un elemento común: una capa cerosa de pruina que recubre el fruto, para beneficio de la planta. De color blanquecino-azulado, se trata de todo un truco vegetal que les sirve para proteger el fruto de inclemencias como la lluvia (las gotas de agua resbalan sobre esta capa cerosa), el calor extremo (evitando que el fruto pierda la humedad) y la luz ultravioleta (la cual refleja). En otras plantas, la pruina también puede aparecer en tallos y hojas.

Además, como ya sabéis en Ataria nos encantan las aves y, a ellas, los frutos pruinosos, que no escapan a su vista porque esta cera natural refleja la luz UV. Las aves son capaces de ver en este espectro de luz.

Si os acercáis a Salburua podéis descubrir, entre otros, los frutos de las endrinas y así comprobar que efectivamente, están protegidos por esta cera vegetal.

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *