Ataria

Los otros

En Salburua tenemos ciervos grandes y pequeños, mamíferos e insectos. Por un lado están los  majestuosos ciervos de la laguna de Arcaute, o Cervus elaphus, que actualmente se encuentran en plena berrea, todo un espectáculo que no te puedes perder. Y, por otro, el Lucanus cervus o ciervo volante, coleóptero que seguramente ya conoces, el otro ciervo de Salburua.

Estos escarabajos de color oscuro, gran tamaño (hasta 10cm) y prominentes mandíbulas en el caso de los machos, tanto que llega un momento en que prácticamente no son capaces de comer, son muy importantes en la ecología del bosque: no son una plaga, ya que sólo comen madera podrida y no atacan  árboles sanos.

 

Los podemos encontrar entre junio y agosto, cuando están más activos ya que comienza su periodo de reproducción.

Su apellido “volante”, se debe a que es capaz de volar y al igual que sucede entre ejemplares macho de ciervos, que utilizan sus cuernas para luchar entre ellos, el ciervo volante usa sus mandíbulas para pelear.

 

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *