Ataria

Noticiario ornitológico del 14 de noviembre

La semana ha sido fría y otoñal. Cada vez quedan menos árboles vestidos y casi todos se han desprendido de sus coloridas hojas. Por lo general no se han registrado demasiadas precipitaciones hasta el domingo, día en el que ha llovido con fuerza al mediodía.

Los días fríos han hecho que muchas aves invernantes hayan recalado ya en el Humedal de Salburua. Se han observado diversas especies de anátidas: cuchara común (25 ej.),  cerceta común (15 ej.), ánade friso (10 ej.), ánade azulón (15 ejs) y un ejemplar de Ánade Rabudo. Por otro lado son muchos los ejemplares de ánsares comunes que han recalado en el humedal.

Son muchos los paseriformes que se dejan ver ahora gracias a lo desnudos que están los árboles: Mosquiteros comunes, Pinzones vulgares, Herrerillos comunes, Carboneros comunes, Mitos, Petirojos etc. saltan de rama en rama en busca de los últimos frutos colgantes de los árboles y arbustos.

Cada vez es más difícil observar limícolas debido a que muchas de ellas ya han emprendido su viaje migratorio. Aun así, todavía queda algún Andarríos grande rezagado que frecuenta las orillas limosas.

Las zancudas se siguen viendo con facilidad. Muchos ejemplares de cigüeña blanca se concentran en Arkaute, además de varias Garzas reales que se esconden, cómo pueden, entre los tallos marchitos de los lirios.

Salburua vuelve a estar pletórica y llena de agua. Cada estación tiene su encanto, pero el otoño le sienta genial al humedal.

Share

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *