ceagreenlab

Debate «Caminando sobre el abismo de los límites» – 13.04.18 [Oficinas técnicas del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz]

 

El pasado viernes 13 de abril, se propuso reflexionar sobre los retos a los cuales nos enfrentamos hoy en día de manera individual y colectiva como sociedad, frente no solo al cambio climático sino de manera más global a un posible gran cambio civilizatorio, y se debatió sobre las propuestas de Ecologistas en Acción que exponen en la publicación «Caminando sobre el abismo de los límites«.

 

 

 

 

 

En este inicio del agotamiento de los recursos energéticos y materiales y de los primeros efectos del cambio climático y de la pérdida de la biodiversidad que se empiezan a vislumbrar, parece que mantener la espiral de producción y consumo propia del capitalismo no hará más que acelerar la crisis sistémica, tanto de la biosfera, como del capitalismo global que parece llegar a sus límites.

La publicación de Ecologistas en Acción deja entender que “la espiral del crecimiento y el desarrollo infinito han tocado techo. El decrecimiento material no es una hipótesis, sino una realidad que, nos guste o no, se está concretando. La disyuntiva se plantea entre un decrecimiento justo y otro injusto. El factor tiempo juega en nuestra contra. Cuanto más retrasemos la transición energética hacia un modelo basado en fuentes renovables y descendamos los niveles de consumo, cuanto más tardemos en afrontar decididamente el cambio climático y la degradación ambiental, más se alejará la posibilidad de un futuro digno para las mayorías sociales y las generaciones venideras. Debemos, y podemos, iniciar ahora la transición a un nuevo paradigma que revierta los valores dominantes y dibuje sendas de esperanza que ofrezcan la posibilidad de una vida digna para la mayoría de las personas preservando al mismo tiempo la naturaleza.” Y para realizar tal transición, la publicación recopila propuestas para la acción en diferentes sectores o problemáticas como “recursos”, “cambio climático”, “biodiversidad”, “economía”, “urbanismo y transporte”, “alimentación y salud”, y “paradigma cultural y educación”, con un enfoque sistémico, en el que lo económico, lo político y lo cultural se articulen en una nueva configuración social que trascienda ciertos mitos e instituciones que arrastra la Modernidad.

Así, tras un repaso general del contenido de la publicación, la sesión de debate se inició preguntando qué alcance tiene este documento y si permite concienciar a la gente. Si se puede efectivamente pensar que este documento está como muchos otros leído por personas ya concienciadas y con propuestas ya existentes y ya iniciadas en algunos sitios, nos ha parecido interesante de este documento que plantea la situación actual y potencialmente a venir de manera bastante realista, y con una propuesta clara de transición hacia una economía social, feminista y ecológica. Este documento de carácter bastante político puede servir de base a las instituciones que quieren dar pasos hacia esta transición.

Aterrizando las propuestas al municipio de Vitoria-Gasteiz, nos parecía que un punto estratégico para el ayuntamiento sería el tema de la energía y en particular de las energías renovables, que podría ser fuente de beneficiosos económicos en el caso de ser comercializadora municipal de energía por ejemplo.

En este proceso de cambio hacia otro modelo, otro punto interesante que destacar es el tema del liderazgo. Los cambios nos impedirán seguramente más trabajos colectivos y una cierta horizontalidad en el cual el liderazgo tiene que ser flexible, intercambiante y fluido.  En este contexto, los proyectos colectivos como por ejemplo los huertos comunitarios tienen mucho valor ya que en estos se está trabajando la horizontalidad, el liderazgo, la autogestión, etc.

En algunas ciudades, se demuestra que las administraciones públicas pueden tener mucho poder de acción. En Barcelona por ejemplo, la ley catalana de medidas de protección del derecho a la vivienda de las personas en riesgo de exclusión incluye mecanismos como la posibilidad de expropiar pisos (generalmente de bancos) que llevaban más de dos años vacíos.

En este contexto también, existen proyectos alternativos interesantes como el de Errekaleor Bizirik que propone un modelo de gestión horizontal, feminista, ecológica, con energías renovables (con placas solares),…

Según Ecologistas en Acción, “el camino no será fácil de encontrar ni de recorrer, pero no afrontar los desafíos puede facilitar el ascenso de nuevos autoritarismos o fascismos basados en el acaparamiento de unos recursos que serán cada vez más escasos, y que de hecho ya están creciendo a ambos lados del Atlántico.”

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *