ceagreenlab

¿Es el paisaje un activo al medio rural?

De espacio a lugar responde a una lógica de captación de recursos para la dinamización de un territorio, siendo paisaje un concepto central dentro de esta competitividad, en la que hemos pasado de consumir en el paisaje, a consumir paisaje. El valor del mismo, y por tanto del territorio, depende fundamentalmente de la capacidad de evocación simbólica. ¿Existen experiencias y referentes dentro de este branding global de paisaje, que además contribuyan positivamente al desarrollo en el medio rural ?

El consumo de geografías conlleva la creación de paisajes imaginarios (como los parques temáticos) y de restauración de paisajes reales. Distintos territorios e individuos han apostado por la puesta en valor de sus paisajes como eje central de políticas e iniciativas de desarrollo rural y protección del patrimonio rural y natural. A continuación, comentamos algunos casos de éxito:

Iniciativas relacionadas con el place branding

A nivel estatal, resalta el trabajo de protección y mejora paisajística de las comarcas catalanas, unificadas en Consorcis de paisatge supramunicipales, y asistidas por el Observatori de paisatge, que se comprometen a su protección mediante una Carta de Paisaje y establecen entre los miembros programas de actuaciones conjuntas.

Estos consorcios suelen ser organismos que permiten un alto nivel de participación pública, aceptando propuestas de iniciativas individuales o colectivas. Un ejemplo es el Consorci del Lluçanès, que ha puesto en marcha iniciativas como los Boscos de Pastura, proyecto en el que el Consorci funciona como facilitador entre ganaderos y propietarios forestales para que los primeros contribuyan con su ganado a limpiar el monte y reducir el riesgo de incendio, y que ha supuesto entre otros resultados, la recuperación y preservación de abrevaderos y otras construcciones ganaderas.

El proyecto Lluçanès productes agroalimentaris pretende la conservación de variedades de trigo de alta rusticidad dentro de la comarca. La entidad se coordinó con varios hornos de la zona para que los cereales tuvieran salida comercial, cerrando el ciclo con la reapertura de un viejo molino harinero en el mismo paisaje.

Redes de Custodia del Territorio

Su objetivo general es la protección del medio y el desarrollo rural participado, mediante la puesta en marcha de Acuerdos de Custodia entre agentes del territorio y partes interesadas (propietarios privados, instituciones, organizaciones ciudadanas,…). Algunos Acuerdos de Custodia han acabado convertidos en propuestas ecoturísticas que permiten obtener financiación para los proyectos de restauración y mejora del paisaje.

Otras iniciativas, como el Grupo de Investigación Recartografías-Volviendo a poner la X en el mapa, tiene como objetivo la rehabilitación de pueblos con criterios ecológicos mediante la coordinación con ayuntamientos.

Iniciativas artísticas

Mediante festivales de muralismo, talleres abiertos dentro de las localidades y otros proyectos, el arte, tradicionalmente asociado al mundo urbano, pone el medio rural en el centro para frenar la despoblación y convertir pueblos y construcciones aisladas en espacios de creación.

Xoana Alma para Festival Desordes 2017 (A Coruña). Foto © Lluís Olivé Bulbena

Xoana Alma para Festival Desordes 2017 (A Coruña). Foto © Lluís Olivé Bulbena

Algunos ejemplos sobresalientes son la Asociación Ábrego con el proyecto ARTIM Todo lo cría la Tierra (Burgos), el colectivo Espacio Matrioska, con el festival Reina Loba y otros proyectos en Galicia o la iniciativa La Fenêtre Cuenca.

Reglamentos de protección paisajística dentro de las Denominaciones de Origen (D.O)

Las D.O permiten un gran margen de maniobra en cuanto a la protección y mejora del paisaje en el que se enmarcan. Un ejemplo lo constituye la D.O. Vi del Priorat (Catalunya), que desde 2003 comenzó a dar los primeros pasos de protección de los paisajes de viñas del Priorat. En el Consejo Regulador de la D.O. (promotor) se implicaron el Dpto. de Agricultura y Medio Ambiente de la Generalitat, el Parc Natural de Monsant y representantes del sector vinícola, creándose de manera simultánea la Comisió del Territori, que posteriormente se encargaría de ser el órgano ejecutor de seguimiento de las actuaciones sobre el paisaje.

Es en el Reglamento de la Denominación de Origen, en el que además de las especificaciones sobre variedades y características del producto se incluyen el tipo de movimientos de tierras, aterrazamientos, taludes, caminos y pistas forestales, balsas de agua y edificaciones posibles dentro del marco de la D.O. que eviten un impacto negativo paisajístico. De este modo, la comarca del Priorat ha conservado el mosaico agroforestal tradicional de cultivo de viñas y bosque natural, ampliando la superficie de éste y potenciando la plantación y explotación de las viñas al estilo tradicional, convirtiéndose el paisaje en un valor añadido al producto.

Otras iniciativas

Proyectos como Apadrina un Olivo (Teruel) persiguen la conservación de olivos centenarios en estado de abandono en la región. Para ello, financian las labores de cuidado y cultivo del olivar mediante el apadrinamiento, que da derecho a recibir el producto (aceite) de los olivos de Oliete.

AlmaNatura: Fijamos población rural (Huelva) nace como asociación sobre el abandono del campo hace 20 años, constituyéndose en la actualidad como B company. Su nicho de negocio es el diseño de alianzas público-privadas que tienen como fin el empoderamiento ciudadano rural, actuando sobre los ejes de Educación, Empleo, Salud y Tecnología.

tenada CyL

Reconstrucción de antigua tenada de pastores en La Nuez de Abajo (Castilla y León) por Artim. Foto: @ARTIM2018

Como conclusión

El medio rural, y por tanto los paisajes rurales construidos, se enfrenta a cuestiones demográficas, económicas y sociales particulares que hasta ahora están suponiendo su desaparición o transformación. Los paisajes sirven, en muchos casos, como vehículo y valor añadido para iniciativas de recuperación de la actividad y conservación del patrimonio, para la mejora competitiva de productos locales y para la consolidación de modelos de vida y producción más sostenibles, coincidiendo dentro de los mismos iniciativas vinculadas a la economía circular o a la adaptación al cambio climático que, a pesar de no tener dichos objetivos entre sus fines, son buenos ejemplos de manejo de recursos naturales y locales.

Por otro lado, destaca que la mayoría de estos proyectos, en lugar de iniciativas unilaterales, se tratan de comisiones y colectivos abiertos o participativos, en los que se incluyen partes interesadas procedentes de la Administración, de la ciudadanía o de la empresa privada. Todas ellas se constituyen como prácticas georreferenciadas, construidas sobre los propios territorios. Tampoco se tratan de soluciones a la despoblación o desaparición del patrimonio natural y cultural importadas o generalistas, sino innovadoras y adaptadas.

Como apunte final, en Vitoria-Gasteiz, el concepto de bioregión nos sugiere posibles analogías de formato con los Consorcis de Paisatge catalanes, y podría convertirse en un término que aglutine intereses ambientales y socioeconómicos a niveles supramunicipales, especialmente en el medio rural.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *