ceagreenlab

Debate «La construcción de la ciudad entre todxs» – 01.12.17 [Casa de la Dehesa]

El pasado 1 de diciembre, en la serie de debates que periódicamente celebramos sobre temas relacionados con nuestras líneas de investigación, se propuso como tema “el papel de las administraciones locales y la ciudadanía en la construcción de la ciudad”.

Para ello tomamos utilizamos como punto de partida un reciente post del blog de José FariñaOnce plazas de Madrid– donde se repasan distintas tendencias en urbanismo colaborativo y la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid a la que hace referencia el título.

Las preguntas propuestas que se lanzaron para iniciar el debate fueron: ¿podemos influir en el modelo de ciudad?, ¿qué potencial tiene el Green Lab para ello?

Posteriormente, para completar el debate se revisó la web de World Urban Campaign (WUC), organización ligada a Naciones Unidas-Habitat para la promoción de nuevos modelos de desarrollo urbano en la línea de la Nueva Agenda Urbana actualmente en marcha, prestando atención especial a los apartados Urban Solutions, Urban Campaings y Urban thinkers Campus.

Las preguntas lanzadas para debatir fueron: ¿veis similitudes con los objetivos el Green Lab o vuestra investigación? ¿veis posible desarrollar esas estrategias similares en Vitoria-Gasteiz?


Resumen del debate

Se inicia el debate recordando que José Fariña, catedrático de urbanismo en la Universidad Politécnica de Madrid, ha trabajado en Vitoria-Gasteiz participando en Congresos y Talleres de Paisaje organizados por el CEA. Ha compartido con nosotros su conocimiento y experiencia tanto mediante ponencias teóricas como en ejercicios prácticos de planificación futura de la ciudad bajo el formato de talleres de ideas.

Del post publicado, además del trabajo de revisión histórica del urbanismo colaborativo, lo más interesante para nuestras investigaciones nos parece la parte final del artículo donde habla sobre el papel de las administraciones locales, que sería nuestro caso.

Sobre la primera parte del texto, que revisa la evolución de la participación en el urbanismo apoyado en un trabajo de investigación de Carmen Moreno Balboa, se comentaron los distintos grados de participación del ciudadano en la política urbanística de su ciudad como un reflejo de la madurez democrática de nuestra sociedad. Diversos autores identifican tres escalas de participación de menor a mayor:

  • La OCDE por ejemplo diferencia Información (difusión), Consulta (demanda-respuesta) y Participación activa cuando la ciudadanía participa en la toma de decisiones y elaboración de planes y acciones.
  • Sherry Arnstein por su parte identifica la Participación nula (manipulación), intermedia (diálogo) y alta (cesión/devolución de poder a los ciudadanos en la toma de decisiones e implementación del plan).

Todos los participantes del debate entendieron que en una sociedad madura sólo cabe esperar una participación activa en la que la ciudadanía pueda trasladar e influir con su opinión en la toma de decisiones y actuaciones posteriores que tienen un impacto directo y muy importante sobre su modo de vida. También se apuntó que es importante buscar los espacios y los modelos de participación que permitan la escucha de voces, a veces minoritarias, que en ocasiones no tienen fácil el traslado de su opinión, siendo que esa misma población puede ser precisamente la más vulnerable ante cambios de políticas que modifican el espacio público.

Se comentó también como interesante las figuras del tipo de planificador que el texto recoge. Mientras a algunos se identificaban con la visión de Forester del Deliverative planning, “en el que el proceso real y genuino de participación sólo se produce cuando, entre los actores, tiene lugar el aprendizaje”…“y la construcción de redes de relaciones entre los actores: construcción de memoria, de pertenencia al proceso”, otros mostraron su preferencia por la figura del Planificador Radical más próxima al geógrafo William Bunge, que entendía la participación como la práctica de una acción revolucionaria en la que se trasladan conocimientos a la comunidad de modo que tengan herramientas para plantear sus propias soluciones. En cualquier caso quedó patente que el proceso de participación debe ser un proceso educativo que funcione en ambos sentidos, evitando la figura del “tecnócrata” que traslada su visión de experto desoyendo otras demandas que pueden no sólo ayudar a mejorar el diseño sino a garantizar su éxito futuro si son tenidas en cuenta y se genera un sentido de pertenencia al proyecto.

Tras ello se reflexionó sobre proyectos en los que el Green Lab hubiera participado y el grado de la misma según los esquemas aquí revisados. Se comentaron dos: por un lado el Taller Participativo del Plan de Paisaje de Jundiz consistente en dos tardes de exposición, recopilación de ideas y priorización de acciones con distintos actores, que se correspondería con una participación intermedia-alta (según Arnstein); y la Jornada de Puertas Abiertas del CEA Green Lab, que sin ser un proceso participativo de urbanismo, sí se correspondería con una iniciativa de traslado de información bidireccional con la ciudadanía sobre cuestiones de su ciudad que le permiten tomar elecciones o decisiones.

Por último, se comentaron procesos similares a los aquí tratados, como el recogido en la página Decide Madrid y la iniciativa Mejorando Vitoria-Gasteiz Hobetuz donde la ciudadanía presenta proyectos que si reúnen apoyos suficientes pasan a ser financiados por los Ayuntamientos y que aunque de momento suponen un pequeño porcentaje del gasto total, parece una apuesta en crecimiento.

Ya en un segundo bloque del debate, se visitó la web de World Urban Campaing que se autodefine como an advocacy and partnership platform to raise awareness about positive urban change in order to achieve green, productive, safe, healthy, inclusive, and well planned cities. Its goal is to place the Urban Agenda at the highest level in development policies. It is coordinated by UN-Habitat and driven by a large number of committed partners – currently 180 partners and networks – from around the world.

Se comentaron también los objetivos recogidos en los principios que les guían como The Paris Principles, The New Urban Agenda y The City We Need (9 principios), señalando la similitud de estos últimos con la misión del Green Lab para la ciudad de Vitoria-Gasteiz.

Se comentó como positivo iniciativas como las Urban Campaings y Urban Thinkers Campus por su potencial transformador de las ciudades a través de la creación de redes de colaboración futuras que surgen en los propios encuentros. También la recopilación de ideas novedosas Urban Solutions tanto para su difusión en las redes como para la selección de alternativas aplicables a problemas de nuestra ciudad.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *