ceagreenlab

Avances Green Lab. Investigación en ADN Ambiental 2019

Avances en la investigación sobre ADN ambiental (diciembre 2019)

En la actual crisis de biodiversidad, existe una urgente necesidad de herramientas eficientes y fiables para documentar la presencia de especies y evaluar las tendencias de sus poblaciones que ayuden a mejorar las estrategias para detener la pérdida de biodiversidad. Recientes avances en las técnicas moleculares han proporcionado una nueva herramienta para la detección del ADN presente en el ambiente o ADN ambiental (eDNA) que puede usarse como base para realizar inventarios taxonómicos y evaluar la distribución de las especies, ayudando a mejorar la monitorización ambiental. Los anfibios en concreto, caracterizados por albergar muchas especies discretas, raras y recientemente extintas, son uno de los taxones más vulnerables a nivel mundial y uno de los grupos que más se podría beneficiar del uso de eDNA para su monitorización ya que la probabilidad de detección mediante métodos tradicionales es a menudo baja para aquellas especies menos abundantes y puede variar enormemente debido a las condiciones ambientales locales.

El Centro de Estudios Ambientales (CEA) ha establecido un convenio de colaboración con el grupo de investigación “Sistemática, Biogeografía, Ecología del comportamiento y Evolución (SBEcE)” de la Universidad del País Vasco, con el Dr. B.J. Gómez-Moliner como investigador responsable, con el objetivo de poner a punto de una metodología de monitorización de las comunidades de anfibios del municipio de Vitoria-Gasteiz mediante la técnica de metabarcoding de ADN ambiental que ayude en la gestión de este grupo de vertebrados. Hasta la fecha el grupo SBEcE ha diseñado un protocolo de recogida de muestras de agua y de sedimento específico para la problemática, mediante el cual se han muestreado 41 masas de agua del municipio de Vitoria-Gasteiz. Estas muestras han sido ya procesadas para extraer su ADN y están a la espera de ser secuenciadas mediante secuenciación masiva a través del Servicio de Genómica de la UPV (Sgiker – UPV/EHU) en la plataforma Illumina. Además, también se ha creado una base de datos de referencia del marcador molecular seleccionado para el estudio, un fragmento de ADN de 60 pares de bases (pb) de la región 12S del ADN mitocondrial, empleando secuencias de ADN obtenidas de bases de datos públicas y generando secuencias nuevas para 59 muestras de tejido de 16 especies de anfibios de la península ibérica. Esta base de datos servirá para determinar si el marcador es suficientemente polimórfico para diferenciar las diferentes especies y para tener una base de datos de referencia sobre la que comparar las secuencias de ADN obtenidas en las muestras ambientales analizadas.

El informe completo se puede consultar aquí:

Informe Green Lab EHU ADN ambiental 2019

 

Los beneficios del arbolado urbano en la ciudad de Vitoria-Gasteiz

El CEA Green Lab junto con la Unidad de Paisaje Urbano del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, elaboraron en el año 2019 un estudio en el que se muestran los beneficios del arbolado urbano. Para obtener dichos resultados, se aplicaron los datos del inventario de 104.758 árboles localizados en zonas verdes públicas a lo largo de la ciudad al modelo informático i-tree Eco, software libre desarrollado por el Servicio Forestal de EE.UU. Como resultado del modelo, se obtiene un informe completo de la estructura del arbolado y sus principales beneficios ecológicos, que se resumen a continuación:

Entre los datos del informe destaca que la diversidad del bosque urbano de Vitoria-Gasteiz está compuesto por una mezcla de 285 especies de árboles y 330 especies de arbustos nativos y exóticos. Sin embargo, la proporción de especies autóctonas es de más del 55%, lo que indica su capacidad de adaptación al clima local y de hacer frente a amenazas tales como plagas o enfermedades típicas del lugar.

Por otro lado, un problema frecuente y recurrente en las ciudades es la mala calidad del aire que puede conducir a un empeoramiento de la salud humana y los procesos de los ecosistemas, dañar el paisaje y reducir la visibilidad. Frente a ello, el bosque urbano ayuda a mejorar la calidad del aire reduciendo la temperatura ambiental, eliminando directamente la contaminación del aire y reduciendo el consumo de energía de los edificios. En Vitoria-Gasteiz, se estima que los árboles eliminaron 14 toneladas de contaminantes del aire (ozono, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno…) en el año 2019.

Por otro lado, los árboles pueden ayudar a mitigar los efectos del cambio climático al secuestrar el carbono atmosférico en forma de CO2 y reducir el uso de energía en los edificios. La cantidad de carbono secuestrado anualmente es mayor al aumentar el tamaño y la salud de los árboles, es decir, conforme el árbol crece, almacena más carbono en sus tejidos. Una vez el árbol muere, se descompone y nuevamente libera la mayor cantidad de carbono almacenado a la atmósfera, por eso es importante mantener árboles saludables en nuestro entorno. El secuestro bruto de los árboles de Vitoria-Gasteiz fue de 625 toneladas de carbono durante el año 2019 y se calcula que los árboles de la ciudad tienen almacenados en sus tejidos alrededor de 15.100 toneladas de carbono.

Asimismo, la producción de oxígeno es uno de los beneficios de los árboles urbanos. Además, la producción de oxígeno está estrechamente relacionada con la cantidad de carbono secuestrado. En Vitoria-Gasteiz, se calculó que para el año 2019 se produjeron 1.669 toneladas de oxígeno.

Finalmente, los bosques urbanos tienen un valor estructural basado en los propios árboles, basado en las funciones que desempeñan los mismos. El valor estructural tiende a ser mayor al aumentar el número y tamaño de los árboles saludables. De este modo, para el año del estudio los árboles de Vitoria-Gasteiz tienen un valor estructural de 78,6 millones de euros, y un almacenamiento de carbono de 2,2 millones de euros. A su vez, el secuestro de carbono anual está valorado en 91,2 mil euros, así como la eliminación de la contaminación en 1,46 millones de euros.

Para una mejor visualización de los servicios ecosistémicos que aportan los árboles a la ciudad, se emplean comparaciones de modo que el almacenamiento de carbono equivale a:

  • La cantidad de carbono emitido a la atmósfera durante 4 días consecutivos.
  • La emisión anual de carbono de 10.700 automóviles.
  • La emisión anual de carbono de 4.370 viviendas unifamiliares.

 

Por último, el informe recoge algunas las estrategias de manejo del bosque urbano para ayudar a mejorar la calidad del aire, incluyendo las siguientes: