ceagreenlab

Los beneficios del arbolado del Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz

El CEA Green Lab elaboró un estudio en 2019 sobre los múltiples beneficios del arbolado urbano de la ciudad de Vitoria-Gasteiz empleando los datos del inventario municipal y la aplicación del software libre i-Tree. Posteriormente, en colaboración con la Unidad de Anillo Verde y Biodiversidad del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, se decidió abordar dicho análisis para el arbolado del Anillo Verde, por lo que fue necesario realizar previamente un inventario del mismo en colaboración con el centro de formación forestal I.E.S. de Murguía y planes de empleo municipales.

Obtenidos los resultados, a continuación se comentan las principales conclusiones.

i-Tree Eco

El programa i-Tree Eco es un software desarrollado por Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) que permite la utilización de datos de inventarios forestales para cuantificar la estructura forestal, los efectos medioambientales y el valor que poseen para las ciudades. Se trata, por tanto, de una aplicación ideal para estudiar la estructura, función y valor de la vegetación del Anillo Verdedel municipio de Vitoria-Gasteiz. Una vez lanzada la aplicación a partir de los datos inventariados, se emite un informe con los resultados obtenidos. Para este estudio se inventariaron los árboles incluidos en 200 parcelas aleatorias distribuidas por todo el Anillo Verde.

Características del arbolado urbano del Anillo Verde

El inventario del Anillo Verde recoge un total de 267.900 árboles, siendo las tres especies más comunes el quejigo, la encina y el arce campestre. La gran mayoría de especies encontradas en el Anillo Verde son nativas de Europa, y autóctonas de la región de Álava.

La cobertura arbórea del Anillo Verde es de más del 19%, cubriendo un total de 12,11 km2 de su superficie. La densidad de árboles que presenta es muy elevada, de hasta 431 árboles/hectárea.

Cobertura del arbolado del Anillo Verde

Los árboles del Anillo Verde proporcionan aproximadamente 12,11 km2 de área foliar. El arce campestre, el falso plátano y el tilo común son los que mayor superficie foliar presentan, a pesar de no ser las especies más abundantes. Esto supone grandes áreas de masa verde donde se puede dar intercambio de gases, como puede ser el CO2, así como una mayor superficie foliar para eliminar ciertos contaminantes.

Almacenamiento y secuestro de carbono

Es sabido que uno de los principales motivos del cambio climático es el aumento de los gases de efecto invernadero. Aunque muchos de estos gases se emiten a la atmósfera de forma natural, su aumento en concentración en los últimos años es principalmente antropogénico. El CO2 es uno de los principales gases de efecto invernadero que se encuentran en la atmósfera, y su gran acumulación en los últimos años es el resultado de la quema de combustibles fósiles.

Los árboles utilizan el CO2 para su crecimiento, fijando el C en sus tejidos. En este importante papel de reducción de CO2 atmosférico se denomina secuestro a la tasa de fijación anual (toneladas de C al año) y almacenamiento a la acumulación del C en el árbol a lo largo de los años (toneladas de C). El arbolado del Anillo Verde de Vitoria es capaz de secuestrar 775,7 toneladas netas de C anualmente –con la encina con mayor capacidad de secuestro-, y se estima que almacena hasta 116.00 toneladas de carbono –siendo el chopo el que mayor cantidad de carbono almacena-. El carbono almacenado en el árbol permanece ahí durante la vida del mismo, pudiendo liberarse de nuevo a la atmósfera tras su muerto, por ello su mantenimiento permitirá que siga almacenado y en función del uso que se de finalmente a la madera determinará que se libere en mayor o menor medida.

Eliminación de la contaminación del aire

Los árboles no solo ayudan a reducir el CO2 atmosférico, sino que también limpian el aire eliminando gases contaminantes y partículas perjudiciales para la salud humana, el funcionamiento de los ecosistemas y los elementos que lo albergan. En este aspecto, el Anillo Verde es capaz de eliminar anualmente un total de 9.564 toneladas de contaminación del aire, en especial la correspondiente a material particulado menor a 2,5 micras y al ozono. Compuestos como el ozono son capaces de resultar dañinos si se encuentran en el aire a altas concentraciones.

Escorrentía

La escorrentía es la consecuencia de precipitaciones intensas, que acumulan una gran cantidad de agua que el suelo no es capaz de filtrar. Esto puede tener como consecuencia la contaminación de aguas continentales y oceánicas debido al arrastre de sólidos en suspensión por parte de las aguas de escorrentía.

Las plantas son capaces de captar parte del agua precipitada, de forma que pueden reducir el escurrimiento superficial. De acuerdo al informe, los árboles y matorrales del Anillo Verde reducen la escorrentía en casi 25.700 m3 al año, lo cual pone en valor la función del Anillo Verde para evitar este tipo de fenómenos.

El valor del Anillo Verde

El Anillo Verde alberga un bosque que presenta tanto valores estructurales como valores funcionales, que pueden resultar en grandes beneficios económicos. El valor estructural se corresponde con el valor propio de la composición y la biomasa arbórea de Anillo Verde, mientras que el valor funcional hace referencia al valor de las funciones que realiza el arbolado (como pueden ser la eliminación de contaminantes, el secuestro de carbono o la reducción de escorrentía).

Aunque resulta muy complejo y arriesgado asociar valores económicos a sistemas naturales, el software iTree-ECO estima un importe para el valor estructural por la múltiples funciones del arbolado del Anillo Verde de 83,5 millones de euros. El valor como almacén de carbono es de 1,87 millones de euros, con un valor anual de fijación de carbono de la atmósfera de 140.000 €/año. Otros valores anuales que se estiman son 48.900 €/año de ahorro por escurrimiento evitado y hasta los 1,3 millones de euros por la eliminación de contaminación.

Esto evidencia que el Anillo Verde no solo posee un valor recreativo, de conservación de la biodiversidad y de mejora del paisaje, sino que también realiza funciones activas que ayudan a mejorar la calidad ambiental urbano, con grandes beneficios económicos para la ciudad.

En resumen, el arbolado del Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz contribuye de forma notable a mejorar la calidad del aire mitigando los efectos del cambio climático, eliminando la contaminación del aire y secuestrando gases de efecto invernadero. Se trata pues, de un patrimonio natural cuya preservación y buen mantenimiento es sinónimo de calidad de vida para los ciudadanos y visitantes del municipio.

Enlace al informe completo.

Pacto Verde Europeo: Europa como el primer continente climáticamente neutro

La estrategia del Pacto Verde Europeo, presentada por la Comisión Europea, ha sido aprobada por el Parlamento Europeo el pasado 15 de enero de 2020. Se trata de una propuesta cuyo principal objetivo es el de combatir contra el cambio climático, siempre desde el punto de vista ecológico, económico y social. Para ello se prevé limitar las emisiones netas de CO 2 en su totalidad “para 2050 a más tardar”.

Se trata de un documento que supone un gran avance en materia medioambiental a nivel Europeo, pues persigue un crecimiento sostenible y una economía circular, compatible con un planeta sano de recursos finitos, que tenga en consideración a las sucesivas generaciones; además de la posibilidad de aprovechar las estrategias establecidas como una oportunidad para el desarrollo y crecimiento económico, teniendo siempre en consideración las distintas limitaciones de los países miembros y sin dejar a nadie atrás.

Teniendo en cuenta las líneas de investigación seguidas por el CEA Green Lab, consideramos que el documento tiene gran relevancia, sobretodo en relación una serie de ideas se resumen a continuación. El Pacto:

  • Exige que la resistencia, resiliencia, prevención y preparación dentro del contexto del cambio climático sean criterios obligatorios para toda financiación proveniente de la Unión Europea.
  • Pretende reemplazar de forma progresiva y en su totalidad los combustibles fósiles por energías renovables.
  • Tiene como objetivo un sistema de alimentación saludable con el medio ambiente, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y protegiendo la salud del suelo (limitando los plaguicidas, antibióticos, el uso de abono, etc.); que además incluye una gestión sostenible de los bosques.
  • Señala la necesidad de proteger, recuperar y aumentar el número de ecosistemas verdes que alberguen naturaleza, y da valor a las infraestructuras verdes urbanas como zonas que presentan biodiversidad y que contribuyen a luchar contra el cambio climático. Señala la importancia de acciones como la repoblación forestal, reforestación y restauración de boques como medidas de cuidado de la biodiversidad y como lugares de almacenamiento de CO2.
  • Además del aire, también considera la protección del agua y el suelo, de modo que se consiga “un entorno sin sustancia tóxicas”.
  • Resalta también la importancia de la investigación y la innovación a la hora de alcanzar los distintos objetivos en materia medioambiental y la necesidad de apoyar y financiar la excelencia científica en este ámbito, pues para el cumplimiento de los objetivos establecidos es primordial establecer una mirada científica. Desde el Centro de Estudios Ambientales y el Green Lab se impulsan proyectos de restauración de suelos degradados –página CEA Green Lab– (tales como el Proyecto Mendebaldea) que siguen la filosofía del Pacto Verde Europeo incluyendo acciones de conservación, reforestación y reducción de contaminantes y gases de efecto invernadero, así como incorporan la colaboración con centros de investigación que aportan una garantía científica e innovadora a los proyectos.

 

Publicado el informe de resultados del programa Ciencia Ciudadana de Suelos 2019

El pasado 25 de enero, con motivo del programa de Ciencia Ciudadana de Suelos organizada por el Centro de Estudio Ambientales, se presentaron los resultados de las medidas realizadas de los participantes del ejercicio del 2019, además de impartirse un pequeño curso para aquellos participantes que se incorporarán al programa en 2020.

Foto del curso impartido a los nuevos participantes y de la presentación de resultados

Foto de las mediciones realizadas en el suelo de Ataria a modo de ejemplo

Los resultados vienen recogidos en un informe publicado en la página, en el que se detallan cómo se ven afectados los distintos parámetros del suelo y la manera en la que se relacionan tanto entre ellos mismos como con las variables climáticas y el uso, concluyendo un buen diagnóstico en los parámetros físico-químicos de suelo y la diversidad de plantas, pero con un diagnóstico negativo en cuanto a los parámetros relacionados con la biodiversidad del suelo y el contenido en materia orgánica. El informe de resultados se encuentra disponible en el siguiente link: https://www.vitoria-gasteiz.org/wb021/was/contenidoAction.do?idioma=es&uid=u_2498e010_162d6fd8d27__7e82

Cabe destacar la diferencia entre las notas en función del uso del suelo, dato que no viene recogido en el informe. De acuerdo a las medidas realizadas, los suelos destinados a cultivos hortícolas se encuentran en mejor estado. Esta información viene recogida en la siguiente tabla:

UsoNota media
Cultivo5,4
Huerta6,5
Zona Verde5,4

Avances Gren Lab. Investigación en Fitorremediación 2019

Avances en la investigación sobre fitorremediación (diciembre 2019)

Foto: vertidos de construcción y demolición en las Graveras de Lasarte.

Durante estos primeros seis meses de convenio entre el Centro de Estudios Ambientales y el Grupo de Investigación Ekofisko de la UPV/EHU (15/04/2019 – 15/10/2019) se han elaborado fichas técnicas con las características botánicas de todas las especies vegetales identificadas en la zona de las Graveras de Lasarte (Objetivo 1, Anexo I del informe).

Asimismo, se ha realizado una profunda revisión bibliográfica sobre el potencial de las especies vegetales
identificadas para la extracción y estabilización de contaminantes inorgánicos (i.e., metales como Pb, Cd o As) (Objetivo 1 y 2, Anexo II del informe) así como para la biodegradación y biotransformación de compuestos orgánicos (p.e., hidrocarburos totales de petróleo, THPs) (Objetivo 1 y 2, Anexo III del informe) presentes en la zona de estudio.

En este sentido, se está trabajando en una base de datos con toda la información recopilada (Objetivo 3). En los próximos meses, será necesaria una segunda inspección para delimitar la zona de actuación y poder fijar el diseño experimental del ensayo de fitorremediación y/o fitogestión en campo.

El informe completo y sus Anexos se puede consultar aquí;

Informe Fitorremediacion Green Lab UPV-EHU 2019

Presentación póster CONAMA 2018

El pasado mes de noviembre, en el Congreso Nacional de Medio Ambiente, CONAMA 2018, se presentaron las líneas de trabajo sobre cambio climático e infraestructura verde urbana. En un póster conjunto, se dieron a conocer los resultados obtenidos hasta la fecha.

Los espacios verdes urbanos, multifuncionales y conectados en forma de retícula peri e intraurbana, tienen el potencial de generar servicios ambientales que mejoran el bienestar humano; mitigar la «isla de calor urbana» por el efecto sombra y la evapotranspiración, capturar y almacenar CO2 o retirar contaminantes atmosféricos.

Por un lado, el póster recoge los servicios ambientales más relevantes para cada tipo de zona verde de la ciudad de Vitoria-Gasteiz (parque periurbano, intraurbano, paseos arbolados, riveras, zonas insdustriales, etc). Por otro lado, los resultados del estudio piloto de valoración de servicios ambientales provistos por el arbolado en el parque Aranbizkarra, Vitoria-Gasteiz. Mediante el software i-Tree, que genera un modelo de los servicios ambientales, se estimó la cantidad de CO2 secuestrado y almacenado, la cantidad de escorrentía evitada o la retirada de ciertos contaminantes atmosféricos.

Foto: Marta Hernández Arroyo
Foto: Marta Hernández Arroyo

El póster se puede consultar/descargar aquí.

 

 

Plan de Empleo Operativo Juvenil 2018-2019: Botánico y Vías Verdes

 

En noviembre de 2018 comenzaron a funcionar en la Casa de la Dehesa de Olárizu tres proyectos del Programa de Empleo Operativo Juvenil (POEJ), que tendrán una duración de un año. En colaboración con el Departamento de Empleo y Desarrollo Económico Sostenible, desde el CEA se coordinan dos de ellos:

Programa del Jardín Botánico de Olárizu, centrado en labores de acondicionamiento paisajístico y horticultura en el entorno de este espacio del Anillo Verde, especialmente completando las colecciones vivas del Arboreto y las nuevas colecciones del Jardín de Plantas Útiles a ubicar en las Huertas de Olárizu.

Programa de Vías Verdes, centrado en trabajos forestales y de mejora ecológica en el entorno de las Vías Verdes del Municipio de Vitoria-Gasteiz, especialmente aquellas en el entorno del Cerro de Júndiz y sus conexiones con la Vía Verde del Zadorra.

A través del programa, se ha contratado a 16 operarios y 4 capataces, formando así 4 cuadrillas de trabajo, además de una ingeniera forestal como coordinadora de los trabajos de campo y una educadora social para reforzar los objetivos de inserción laboral.

Durante las dos primeras semanas, con la colaboración de los técnicos municipales, se organizaron una serie de visitas y charlas formativas para conocer el ámbito de trabajo, las competencias de las diferentes áreas municipales y las personas de referencia para cada temática. A partir de este momento se iniciaron los trabajos de intervención en campo.

A través de este blog se irán resumiendo los avances del POEJ.

 

Asistimos a la conferencia internacional “Transforming cities, enhancing wellbeing: innovating with Nature-Based Solutions”

Las Soluciones Basadas en la Naturaleza o NBS, como se conocen por las siglas en inglés de Nature-Based Solutions, son medidas que tratan de dar respuesta a retos urbanos a través de soluciones inspiradas en la naturaleza. Pretende reproducir las formas más efectivas y eficientes en las que organismos y comunidades lidian con distintas problemáticas. Por tanto, se trata de medidas que buscan reducir su impacto socio-ambiental y mantener sus efectos a largo plazo.

Las NBS tienen especial relevancia para paliar aquellos efectos pronosticados a consecuencia del cambio climático, actuando como medidas de adaptación y mitigación. En este sentido, las NBS persiguen secuestrar y almacenar Carbono, mejorar la calidad del aire en las ciudades o regular los flujos de agua y problemas de inundaciones. Al igual que los servicios de los ecosistemas y la infraestructura verde, las NBS han ido ganando terreno en las políticas e instituciones administrativas. Actualmente “se han identificado como un área prioritario de inversión” bajo el programa europeo de financiación de investigación e innovación 2014-2020 Horizonte 2020 (EKLIPSE, 2017)[1].

Potencialmente, las NBS incrementarán la calidad de vida de la ciudadanía, mediante la mejora de la biodiversidad y la funcionalidad ecológica. Sin embargo, existe el riesgo de que las NBS se conviertan en elementos exclusivos y excluyentes, que provoquen en último término la expulsión del vecindario tradicional de los barrios. Este fenómeno, conocido como gentrificación verde (green gentrification), se explica debido a que las mejoras ambientales revalorizan los inmuebles de la zona, por lo que las viviendas experimentan un incremento en el precio de venta y alquiler y el coste de vida en general se encarece. Finalmente, a consecuencia de las dificultades que esto puede provocar, la población se ve en la obligación de trasladarse a distritos más económicos cómo única alternativa. Es por esto que las NBS deben ser pensadas con criterios de inclusión y justicia ambiental y social.

Para saber más sobre las NBS, el pasado mes de mayo nos acercamos a la conferencia internacional Transforming cittes, enhancing wellbeing: innovating with Nature-based solutions, en A Coruña. El evento estuvo organizado por los proyectos Connecting Nature y ThinkNature sobre promoción y estudio de NBS; ambos financiados por el programa Horizonte 2020. En él, se dieron cita múltiples iniciativas de NBS, profesionales de la investigación, personal técnico de administraciones y estudiantes. Estuvimos presentes el las últimas dos jornadas, que fueron intensas y con un ritmo de intervenciones muy alto. Aún así, hubo temas que se repitieron. Estas son las conclusiones que destacamos:

Consecuencias y evidencias de las NBS.

Pese a la gran financiación y atención tanto académica como por parte de instituciones europeas y regionales que las NBS están recibiendo, las evidencias sobre posibles efectos que estas medidas puedan suponer son aún escasas. Son necesarios esfuerzos para estudiar dichas consecuencias y construir indicadores robustos, que permitan integrar e incluir las diferentes visiones de la ciudadanía. Para lo que se considera necesario el uso de datos desagregados entre diferentes sectores de la población. En este sentido, también aparece la necesidad de una definición más amplia de justicia ambiental que abarque estos aspectos.

La comparación entre experiencias NBS es otro aspecto a mejorar. Si bien se dispone de suficiente información en bruto, dichos datos no permiten en general la comparación entre iniciativas diferentes. Si bien es cierto que se trata de intervenciones contexto-dependientes, se debe trabajar en la búsqueda de factores comunes que permitan hacer valoraciones comparativas, con fines replicativos o evaluativos.

La importancia de la interacción social.

La dimensión social estuvo muy presente en la conferencia. Se hizop especial mención a la participación, apelando a una visión más certera de qué se entiende cuando se habla de procesos participativos. Se insiste en que no es lo mismo participación que compromiso e implicación ciudadana, siendo esto último lo que debería de fomentarse e incentivarse. Así mismo, el trabajo técnico debe considerarse igual de importante que la implicación de la ciudadanía.

Beneficios sobre la salud física y psicológica.

Los beneficios de la naturaleza son extensibles a la salud humana en un sentido amplio. Desde hace décadas se viene estudiando esta relación. A pesar de que la salud pública no ha sido el foco de estas intervenciones, las NBS también aparecen como iniciativas de mejora de la calidad de vida de las personas, a través de su impacto positivo en la salud. Por tanto, la salud como componente del bienestar humano, debería constituir un elemento vertebrador más allá de las políticas sectoriales.

Adicionalmente, los beneficios en salud que se puedan alcanzar tanto a nivel individual como colectivo, supondría un significativo ahorro de recursos económicos ahora destinados a servicios sanitarios en sentido amplio.

Innovación y financiación.

La apuesta por combinar diferentes fuentes de financiación es clara; público-privada y colaboraciones (partnerships) entre distintos agentes y socios.

Por otro lado, la investigación del valor económico de los servicios “prestados” por NBS o ecosistemas, está en auge y parece que revolucionará los sistemas de seguros tal y como se conciben en la actualidad.

Otras consideraciones relevantes

Surgieron otros aspectos destacables como el riesgo de que las NBS caigan en productos mercantilizables, reproduciendo dinámicas económicas, ambientales y sociales no deseables. Así como la falta de madurez del concepto, que pueda conllevar la sobre estimación de este tipo de iniciativas que aún no cuenta con un cuerpo robusto de análisis de sus consecuencias y potencialidades, pese a la enorme popularización que han tenido en los últimos años.

El avance en modelos digitales que predigan eventos climáticos a escala local, pueden contribuir a un diseño más adecuado y certero de las NBS. Sin embargo, es importante tener en cuenta el error de dichos modelos y la fase previa en la que se encuentran. De la misma manera, estos datos modélicos, que con toda probabilidad mejorarán en el futuro, deberán ser utilizados como complemento al conocimiento técnico, científico-académico y de la ciudadanía. Es decir, complementario al conocimiento y experiencias colectivas.

Por último, aparece con fuerza la necesidad de trabajar desde iniciativas desde la comunidad bottom-up, que integren los conocimientos, necesidades y prioridades de la población local, y que democraticen la construcción de espacios urbanos, en este caso referentes al verde y las NBS.

 

[1] Christopher M. Raymond, Pam Berry, Margaretha Breil, Mihai R. Nita, Nadja Kabisch, Mark de Bel, Vera Enzi, Niki Frantzeskaki, Davide Geneletti, Marco Cardinaletti, Leor Lovinger, Corina Basnou, Ana Monteiro, Holger Robrecht, Gregorio Sgrigna, Laura Munari, Carlo Calfapietra. (2017). An impact evaluation framework to support planning and evaluation of nature-based solutions projects.

 

Participamos en el curso Bosques Comestibles para ciudades resilientes | Corredores verdes comestibles de Surcos Urbanos y la UPM.

El pasado mes de mayo, tuvimos la oportunidad de participar en el curso Bosques Comestibles para ciudades resilientes | Corredores verdes comestibles, impartido por el GIAU+S-Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad de la Universidad Politécnica de Madrid, Surcos Urbanos, la HuertAula de Agroecología Cantarranas (UCM), Germinando y Mercodes. El curso se desarrolló la semana del 7-11 y el 16 de mayo. Su enfoque estuvo dirigido al fomento de la resiliencia urbana desde la renaturalización de espacios urbanos mediante la integración y el uso de elementos verdes urbanos con criterios o componentes comestibles.

Comenzamos con una introducción teórica por parte de Marianna Papapietro y Marian Simón sobre resiliencia y vulnerabilidad urbana, el papel de los sistemas agrarios en las dinámicas y metabolismo de las ciudades, el estudio del confort climático para el diseño de espacios en la ciudad y qué estrategias que pueden utilizarse para resolver condiciones adversas.

Los siguientes días, se combinó teoría con visitas guiadas a diferentes proyectos e iniciativas. Visitamos la HuertaAula de Cantarranas, en el Campus de Ciudad Universidad de Moncloa. Un espacio agroecológico con huerta, invernadero, caseta de aperos y en la que realizan trabajos de compostaje y obtención y conservación de semillas. Allí, Pedro Almoguera (Ecograin) nos presentó el proyecto y nos habló del método de cultivo biointensivo. Forman parte de la reHd mad-Red de Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid, por lo que está abierta a la participación de la comunidad educativa y personas del barrio o interesadas. También realizan talleres temáticos que se pueden consultar en su página web.

 

Grupo de visita con algunos integrantes de la Plataforma Ciudadana Quinta Torre Arias (Foto de Raquel Clemente)

La siguiente visita que tuvimos la suerte de disfrutar fue la Quinta de Torre Arias. Daniel Liébana y la Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias (José Daniel y Adrian), que llevan luchando por la recuperación de la Quinta como espacio, disfrute y aprovechamiento público desde hace varios años. Además de contarnos la interesante historia de la finca, cuyo origen difiere a las demás quintas de Madrid por tener ésta un carácter productivo a diferencia de los fines únicamente recreativo de las otras, hicimos un recorrido guiado en el que pudimos ver la huerta y las instalaciones históricas para tareas hortícolas que permanecen en el espacio. También nos fueron informando de las prácticas de manejo y gestión del verde y del agua, la recuperación del sistema de acequias y el uso del agua del único pozo que se conserva en la actualidad para el riego de la huerta.

 

Almácigas en la Quinta Torre Arias

Huerta de la Quinta Torre Arias (Foto de Raquel Clemente)

Atarjeas en la Quinta Torre Arias

 

 

 

 

 

 

 

 

Por último, aprovechando el espacio de Madrid Río, Elena Erro de Germinando nos explicó las diferencias de mantenimiento y manejo de frutales y plantas comestibles respecto a plantas ornamentales. Al mismo tiempo que íbamos reconociendo las plantas presentes, Elena nos ofreció algunas claves de diseño para este tipo de vegetación y los factores más relevantes a la hora de plantearnos su uso.

 

Trabajo grupal durante la visita guiada a Madrid Río con Elena Erro de Germinando (Foto de Raquel Clemente)

Para terminar con los contenidos teóricos, Aída Rodríguez (Ingeniera de Montes) y Manuel Redondo (Mercodes) nos dieron las pautas para empezar desde cero a diseñar un bosque comestible: análisis del espacio, clima y suelos, estratos y selección de especies, usos de suelo y posibles conflictos y finalmente los elementos de concreción de un proyecto. Nos presentaron el caso del Bosque Comestible de Redueña, en la Sierra Norte de Madrid. También nos dieron a conocer una herramienta especialmente interesante para no profesionales de la botánica. El portal web Plants for a Future, realiza una selección de especies vegetales de acuerdo a múltiples parámetros que pueden modificarse según las características del terreno en el que nos interese trabajar: clima, latitud, estratos arbóreo, trepadoras, arbustivo, anuales, etc., utilidades medicinales, culinarias, etc., o características de sustrato ácido, neutro, etc.

La sesión final la dedicamos a concretar por grupos de trabajo, las ideas que habían surgido en propuestas de diseño, siendo el área de estudio la Quinta Torre Arias y sus alrededores. Algunas de las propuestas que surgieron fue la creación de un bosque comestible en la finca o la conexión entre las Quintas Torre Arias y Los Molinos.

Un curso de una semana, muy intenso pero muy bien aprovechado. En septiembre habrá otra edición del curso. Gracias a las organizadoras y participantes por su dedicación, entusiasmo e inspiración. Ahora pensaremos cómo volcar estos conocimientos para mejorar la ciudad de Vitoria-Gasteiz.

Finaliza el Taller de Paisaje 2018 en Vitoria-Gasteiz

Este año, coincidiendo con el 25 aniversario del Anillo Verde, se convocó el VI Foro de Paisaje centrando el ámbito de estudio en el Anillo Verde y los espacios agrícolas y periurbanos que lo circundan. Entre el 28 de Mayo y el 8 de Junio, se celebró en la Casa de la Dehesa de Olárizu el Taller Internacional de Paisaje Visión 2050: repensando el futuro, al que se asistió desde el GreenLab.

Leer más…

Jornadas técnicas «Visión 2050: reconectando la ciudad con la Naturaleza» 30.05.18-1.06.18

Durante la semana pasada tuvo lugar el VI Foro Urbano de Paisaje celebrado en Vitoria-Gasteiz, este año dedicado a repensar el Anillo Verde urbano y su relación con el suelo agrícola y la biorregión. Representantes políticos y técnicos de distintas ciudades del mundo expusieron experiencias y nuevas visiones sobre lo urbano y lo rural en el Palacio Europa.

Leer más…

«Bosques y ciudades sostenibles» en el Día Internacional de los Bosques – 21.03.18

Desde el año 2012, tal día como hoy 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques. Esta fecha, fijada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, tiene como objetivo rendir “homenaje a la importancia de todos los tipos de bosques” e intentar “generar conciencia al respecto”, alentando “a los países a adoptar iniciativas en el plano local, nacional e internacional para la organización de actividades relacionadas con los bosques y los árboles” (1).

Este año 2018 el tema vertebrador de la jornada ha sido “Bosques y ciudades sostenibles” (“Forest and sustainable cities”). En este sentido, la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations) ha reunido en una publicación experiencias significativas acerca de los bosques urbanos en diferentes ciudades del mundo (Bangkok, Pekín, Lima o Vitoria-Gasteiz). El documento se ha publicado oficialmente hoy durante la celebración del Día Internacional de los Bosques en la sede central de la FAO en Roma. Leer más…

¿Quién vive en la ciudad?

Las ciudades son hábitat frecuente de muchas especies silvestres de fauna y flora. Aunque parezca inverosímil pensar que la ciudad creada por nosotras es un hábitat natural de especies salvajes, lo cierto es que las tasas de biodiversidad en medios urbanos pueden resultar sorprendentemente altas. Sin embargo ¿qué relación tenemos con ellas?

Leer más…

Concluye el proyecto de regeneración ambiental en el entorno de Lermanda

El proyecto de regeneración ambiental y mejora paisajística del entorno de Lermanda que se ha llevado a cabo entre el Centro de Estudios Ambientales y el Servicio de Espacio Público y Medio Natural ha concluido con el fin de la última fase, que incluía la realización de todas las siembras y plantaciones planeadas para la recuperación del espacio. Leer más…

Debate «Los Verdes Urbanos Comunitarios para ciudades más resilientes» – 11.10.17 [Casa de la Dehesa]

¿Qué son los Verdes Urbanos Comunitarios? ¿Cómo pueden contribuir éstos a hacer las ciudades menos insostenibles y más justas y habitables? ¿Existen iniciativas del estilo en la ciudad de Vitoria-Gasteiz?

Leer más…

International Research Seminar in Urban Processes and Natural Morphologies – 07-08.09.17 [Donosti]

Los miembros de la línea de investigación sobre paisaje y ordenación del territorio tuvimos la posibilidad de asistir al Internacional Research Seminar in urban processes and natural morphologies que tuvo lugar el 7 y 8 de Septiembre en Donostia, organizado por la UPV-EHU dentro de la programación de Cursos de Verano de la Universidad.

El seminario buscaba compartir los avances que se están llevando a cabo en el terreno de la investigación en materias de urbanismo contemporáneo, arquitectura del paisaje y otras disciplinas espaciales, y actuar como punto de encuentro para el intercambio de conocimiento entre investigadores sobre procesos y transformaciones del territorio y medio urbano en diferentes países. El trabajo sobre la tesis doctoral de Maider Uriarte Idiazabal, Paisaia-ikuspegia eta haren lau dimentsioak, editado por Leire Milikua y Anartz Ormaza, hizo que de alguna forma Maider estuviera presente.

Leer más…