ceagreenlab

Los beneficios del arbolado del Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz

El CEA Green Lab elaboró un estudio en 2019 sobre los múltiples beneficios del arbolado urbano de la ciudad de Vitoria-Gasteiz empleando los datos del inventario municipal y la aplicación del software libre i-Tree. Posteriormente, en colaboración con la Unidad de Anillo Verde y Biodiversidad del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, se decidió abordar dicho análisis para el arbolado del Anillo Verde, por lo que fue necesario realizar previamente un inventario del mismo en colaboración con el centro de formación forestal I.E.S. de Murguía y planes de empleo municipales.

Obtenidos los resultados, a continuación se comentan las principales conclusiones.

i-Tree Eco

El programa i-Tree Eco es un software desarrollado por Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) que permite la utilización de datos de inventarios forestales para cuantificar la estructura forestal, los efectos medioambientales y el valor que poseen para las ciudades. Se trata, por tanto, de una aplicación ideal para estudiar la estructura, función y valor de la vegetación del Anillo Verdedel municipio de Vitoria-Gasteiz. Una vez lanzada la aplicación a partir de los datos inventariados, se emite un informe con los resultados obtenidos. Para este estudio se inventariaron los árboles incluidos en 200 parcelas aleatorias distribuidas por todo el Anillo Verde.

Características del arbolado urbano del Anillo Verde

El inventario del Anillo Verde recoge un total de 267.900 árboles, siendo las tres especies más comunes el quejigo, la encina y el arce campestre. La gran mayoría de especies encontradas en el Anillo Verde son nativas de Europa, y autóctonas de la región de Álava.

La cobertura arbórea del Anillo Verde es de más del 19%, cubriendo un total de 12,11 km2 de su superficie. La densidad de árboles que presenta es muy elevada, de hasta 431 árboles/hectárea.

Cobertura del arbolado del Anillo Verde

Los árboles del Anillo Verde proporcionan aproximadamente 12,11 km2 de área foliar. El arce campestre, el falso plátano y el tilo común son los que mayor superficie foliar presentan, a pesar de no ser las especies más abundantes. Esto supone grandes áreas de masa verde donde se puede dar intercambio de gases, como puede ser el CO2, así como una mayor superficie foliar para eliminar ciertos contaminantes.

Almacenamiento y secuestro de carbono

Es sabido que uno de los principales motivos del cambio climático es el aumento de los gases de efecto invernadero. Aunque muchos de estos gases se emiten a la atmósfera de forma natural, su aumento en concentración en los últimos años es principalmente antropogénico. El CO2 es uno de los principales gases de efecto invernadero que se encuentran en la atmósfera, y su gran acumulación en los últimos años es el resultado de la quema de combustibles fósiles.

Los árboles utilizan el CO2 para su crecimiento, fijando el C en sus tejidos. En este importante papel de reducción de CO2 atmosférico se denomina secuestro a la tasa de fijación anual (toneladas de C al año) y almacenamiento a la acumulación del C en el árbol a lo largo de los años (toneladas de C). El arbolado del Anillo Verde de Vitoria es capaz de secuestrar 775,7 toneladas netas de C anualmente –con la encina con mayor capacidad de secuestro-, y se estima que almacena hasta 116.00 toneladas de carbono –siendo el chopo el que mayor cantidad de carbono almacena-. El carbono almacenado en el árbol permanece ahí durante la vida del mismo, pudiendo liberarse de nuevo a la atmósfera tras su muerto, por ello su mantenimiento permitirá que siga almacenado y en función del uso que se de finalmente a la madera determinará que se libere en mayor o menor medida.

Eliminación de la contaminación del aire

Los árboles no solo ayudan a reducir el CO2 atmosférico, sino que también limpian el aire eliminando gases contaminantes y partículas perjudiciales para la salud humana, el funcionamiento de los ecosistemas y los elementos que lo albergan. En este aspecto, el Anillo Verde es capaz de eliminar anualmente un total de 9.564 toneladas de contaminación del aire, en especial la correspondiente a material particulado menor a 2,5 micras y al ozono. Compuestos como el ozono son capaces de resultar dañinos si se encuentran en el aire a altas concentraciones.

Escorrentía

La escorrentía es la consecuencia de precipitaciones intensas, que acumulan una gran cantidad de agua que el suelo no es capaz de filtrar. Esto puede tener como consecuencia la contaminación de aguas continentales y oceánicas debido al arrastre de sólidos en suspensión por parte de las aguas de escorrentía.

Las plantas son capaces de captar parte del agua precipitada, de forma que pueden reducir el escurrimiento superficial. De acuerdo al informe, los árboles y matorrales del Anillo Verde reducen la escorrentía en casi 25.700 m3 al año, lo cual pone en valor la función del Anillo Verde para evitar este tipo de fenómenos.

El valor del Anillo Verde

El Anillo Verde alberga un bosque que presenta tanto valores estructurales como valores funcionales, que pueden resultar en grandes beneficios económicos. El valor estructural se corresponde con el valor propio de la composición y la biomasa arbórea de Anillo Verde, mientras que el valor funcional hace referencia al valor de las funciones que realiza el arbolado (como pueden ser la eliminación de contaminantes, el secuestro de carbono o la reducción de escorrentía).

Aunque resulta muy complejo y arriesgado asociar valores económicos a sistemas naturales, el software iTree-ECO estima un importe para el valor estructural por la múltiples funciones del arbolado del Anillo Verde de 83,5 millones de euros. El valor como almacén de carbono es de 1,87 millones de euros, con un valor anual de fijación de carbono de la atmósfera de 140.000 €/año. Otros valores anuales que se estiman son 48.900 €/año de ahorro por escurrimiento evitado y hasta los 1,3 millones de euros por la eliminación de contaminación.

Esto evidencia que el Anillo Verde no solo posee un valor recreativo, de conservación de la biodiversidad y de mejora del paisaje, sino que también realiza funciones activas que ayudan a mejorar la calidad ambiental urbano, con grandes beneficios económicos para la ciudad.

En resumen, el arbolado del Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz contribuye de forma notable a mejorar la calidad del aire mitigando los efectos del cambio climático, eliminando la contaminación del aire y secuestrando gases de efecto invernadero. Se trata pues, de un patrimonio natural cuya preservación y buen mantenimiento es sinónimo de calidad de vida para los ciudadanos y visitantes del municipio.

Enlace al informe completo.

El fitomanejo in situ con Brassica napus y deshechos sólidos urbanos bioestabilizados es una estrategia sostenible para la restauración de suelo urbano en desuso

Un ensayo de fitogestión realizado en una zona degradada de Júndiz de 1 ha de extensión (resumen de las acciones aquí) aplicando material bioestabilizado y colza se ha mostrado como una solución viable según recoge un artículo científico publicado en la revista Urban Forestry and Urban Greening.

El trabajo, realizado en 2015, es fruto de la colaboración entre el Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz, el grupo de investigación Ekofisko de la Universidad del País Vasco y el Departamento de Recursos Naturales de Neiker. El ensayo comenzó como proyecto piloto para la restauración de una parcela municipal muy degradada mediante una enmienda orgánica (aporte de biocompost) seguido de una rotación de diferentes cultivos anuales con fines agroenergéticos (colza, habines, girasol).

De los datos recopilados el primer año tras la cosecha de la colza, se concluyeron unos resultados prometedores que recientemente han sido publicados como artículo científico en la revista Urban Forestry and Urban Greening, consultable en el siguiente enlace:
https://doi.org/10.1016/j.ufug.2019.126550

En este link se puede acceder a la versión previa (pre-proof) y libre del artículo.

 

Foto 1. Esquema gráfico conceptual

Resumen:

El declive de la producción industrial ha provocado que en la periferia de muchas ciudades Europeas existan grandes parcelas industriales en desuso, convirtiéndose en una preocupación económica, social y medioambiental. Al mismo tiempo, se sobreexplotan los suelos fértiles disponibles para producir cultivos energéticos y se acumulan residuos en vertederos municipales, acciones que obstaculizan el desarrollo de una sociedad del bienestar sostenible. En esta situación la fitogestión surge como una estrategia in situ muy valiosa para el manejo de los espacios periurbanos abandonados permitiendo la restauración de los servicios ecosistémicos fundamentales. El ensayo de campo descrito se llevó a cabo para estudiar el potencial del Material Bioestabilizado (MB) obtenido a partir de una mezcla de deshechos municipales para, por un lado, observar la producción de Brassica napus (colza) y, por otro lado, mejorar la salud/funcionamiento de los suelos periurbanos vacantes como un primer paso hacia la creación de una infraestructura verde urbana. Tres meses antes de sembrar, los suelos fueron modificados con 0, 50 y 100 t en peso fresco de MB ha-1. Se recopilaron datos sobre la fisiología y el crecimiento de B. napus en los estados fisiológicos BBCH-16-17 (57 días) y BBCH-89 (260 días). La actividad, biomasa y diversidad funcional de las comunidades microbianas del suelo fueron medidas de manera conjunta. En general, los resultados mostraron que los suelos a los que se les agregó MB fueron más productivos y funcionales que aquellos a los que no se les añadió MB. En cuanto a las plantas, el área de las hojas de B. napus aumentó significativamente en el estado BBCH-16-17, lo que se tradujo posteriormente, en el estado BBCH-89, en un mayor rendimiento. A nivel del suelo, principalmente, aumentaron aquellas actividades microbianas relacionadas con el C y el N tras la adición de MB. Esto fue clave para satisfacer los requerimientos nutricionales de las semillas bajo las condiciones de nuestro experimento. Este estudio innovador aboga por una economía circular y muestra que la combinación de la adición de MB y B. napus puede ser una solución eficaz para una restauración de los suelos periurbanos vacantes.

 

En caso de citar el artículo rogamos usen la siguiente referencia: Míguez F, Gómez-Sagasti MT, Hernández A, Artetxe U, Blanco F, Hidalgo Castañeda J, Vilela Lozano J, Garbisu C, Becerril JM, In situ phytomanagement with Brassica napus and bio-stabilised municipal solid wastes is a suitable strategy for redevelopment of vacant urban land, Urban Forestry and Urban Greening (2019). doi: https://doi.org/10.1016/j.ufug.2019.126550

 

Avances Green Lab. Investigación en Hidrogeología 2019

Avances en la investigación sobre hidrogeología (diciembre 2019)

En mayo de 2019 el Centro de Estudios Ambientales (CEA) y la Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU) firmaron un Convenio de Colaboración, de un año de duración, por el cual el Grupo de Hidrogeología (Dpto de Geodinámica) iba a llevar a cabo actividades de investigación hidrogeológica en el Anillo Verde de la ciudad. Se trataba de mejorar el conocimiento hidrogeológico y el mayor énfasis se ponía en el sector de las graveras de Lasarte, donde se ubicará el futuro parque de Larragorri, con el que se culminaría el cierre del Anillo.

En estos 6 meses las actividades se han centrado en

1) Ampliación de la red de control,

2) Información piezométrica,

3) Información hidroquímica,

4) Modelo conceptual de base.

El informe completo se puede consultar aquí.

Informe Green Lab EHU Hidrogeologia 2019

1.- Ampliación de la red de control
En estos momentos en el sector de Lasarte hay una red de observación de 14 piezómetros, incluyendo someros (6-7 m, asociados a los depósitos cuaternarios) y profundos (30-40 m, asociados al substrato margoso), estando ahora mismo en tramitación 4 más (2 someros y 2 profundos). En conjunto se trata de una red de gran interés (Fig. 1), que constituye un adecuado marco de observación del ámbito de estudio, en la que se ha venido centrando la toma de datos (piezometría y calidad).

Figura 1: Red de control actual en la zona de Lasarte. Los puntos PG-11 y PG-12 son dobles.

2.- Información piezométrica
Periódicamente se hacen medidas manuales de la profundidad (m) del nivel de agua con objeto de elaborar los mapas piezométricos que representan la red de flujo (sentido del flujo y gradiente hidráulico). Esta disposición del flujo se mantiene en el tiempo, indicando un flujo, tanto en los depósitos cuaternarios como en el substrato margoso, hacia el norte (núcleo urbano de Vitoria-Gasteiz). En 3 de los piezómetros profundos se han instalado dispositivos de medición en continuo de la variación del nivel, lo que permite un conocimiento más detallado de la respuesta del acuífero ante las lluvias. La profundidad del nivel piezométrico oscila entre 0,5 y 4,7 m, en épocas de fuertes lluvias y de final de estiaje, respectivamente.

3.- Información hidroquímica
Tanto por parte de los gestores del vertedero de residuos de Gardelegi, con frecuencia trimestral, como por parte del Grupo de Hidrogeología (UPV/EHU), a paso de tiempo variable, se llevan a cabo muestreos, y posterior analítica de las aguas, en los puntos de la red de observación. Es clara la diferencia observada entre las aguas asociadas a los depósitos cuaternarios, superficiales, y las asociadas al substrato margoso en profundidad. Estas últimas muestran claros síntomas de contaminación, con concentraciones altas en cloruros y sulfatos. Aunque, a priori, se pueda relacionar esta contaminación con las fases iniciales del vertedero de residuos de Gardelegi es necesaria información hidroquímica de mayor detalle. En este sentido, se está a la espera de los resultados definitivos de análisis isotópicos de las diferentes aguas de la red de observación.

4.- Modelo conceptual de base
A modo de resumen de lo hasta ahora conocido, la figura 2 muestra el modelo
conceptual con el que se está trabajando y que se considera válido para buena parte del
Anillo Verde. Se trata de un conjunto multicapa con: A) Un acuífero superficial,
asociado a los depósitos cuaternarios, de alta permeabilidad, y con una calidad no
preocupante. B) Un substrato margoso, con transmisividad muy baja asociada a los
niveles más fracturados por los que se da el flujo de aguas contaminadas. C) Posibilidad
de flujo ascendente en determinadas condiciones.

Figura 2: Esquema hidrogeológico conceptual del acuífero multicapa.

“Green Lab on the radio” (Toma IV: Paisaje y ordenación del territorio)

¿Qué tienen que ver la alondra y el urbanismo?

El pasado 1 de abril, nuestra compañera Cristina Galiana Carballo participó en Onda Vasca para comentar los avances que ha supuesto su investigación dentro de la disciplina de paisaje y ordenación del territorio y las aportaciones desde la transversalidad del paisaje a las políticas públicas de conservación de la biodiversidad, ordenación del territorio y adaptación y mitigación del cambio climático y en concreto sobre la actual revisión del PGOU.

Sí quieres escuchar la entrevista al completo, pincha aquí. Algunos de los resultados de la línea de investigación pueden consultarse aquí

 

Jornada: Balance del primer año del programa de Ciencia Ciudadana de Conservación de Suelos

El sábado, 16 de febrero, tuvo lugar la presentación de los resultados del primer Programa de Ciencia Ciudadana de Conservación de Suelos de Vitoria-Gasteiz. El evento, celebrado en el Centro de Interpretación de los Humedales de Salburua (Ataria) sirvió como punto de encuentro para los participantes del programa, que pudieron, además de conocer las conclusiones del trabajo realizado durante el primer año, recibir una charla sobre conservación de suelos y proyectos de restauración. Además se intercambiaron opiniones sobre los trabajos de muestreo y buenas prácticas agroecológicas.

La “Red de Participación en Ciencia Ciudadana” nació en 2013 con el “Programa de Conservación de Orquídeas” en el Anillo Verde impulsado por el Centro de Estudios Ambientales. Años después y tras el éxito obtenido con otros programas que fueron ampliando la red, en 2018 se inicia este programa de conservación de suelos, con el objetivo de diagnosticar la evolución y el estado ambiental de las tierras agrícolas del municipio.

«La red se basa en la colaboración ciudadana y pretende democratizar la ciencia» recordó su coordinador Gorka Belamendia, en el preámbulo que dio inicio a la jornada, donde también se reivindicó el suelo como un entramado biótico a conservar además de ser el sustento de nuestros cultivos. En la intervención de bienvenida, se entregó a los asistentes un informe resumen con los resultados de la campaña y una ficha resumen de cada parcela, se remarcó el carácter innovador (no hay otro programa así en la península) y se presentó la plataforma digital Natusfera donde los participantes podrán anotar on-line los resultados de sus muestreos.

La encargada de analizar los resultados fue Lur Epelde (Neiker-Tecnalia), científica del programa que hizo balance del primer año. La investigadora, que se mostró contenta con la cantidad de datos aportados, habló sobre la salud del suelo y las Tarjetas de Salud de los Ecosistemas Agrícolas (TSEA) desarrolladas por Neiker-Tecnalia, cuyo modelo simplificado emplearon los participantes para estudiar sus parcelas. Las tarjetas detallan qué indicadores de salud se pueden medir, cómo hacerlo correctamente, el significado de cada indicador y los valores de referencia considerados “buenos”, “regulares” y “malos”.

Lur remarcó la importancia de anotar todas las variables ambientales por su influencia en los indicadores. De este modo, explicó que en primavera aumentan la aparición de plagas y la diversidad vegetal adyacente, mientras que el otoño se caracteriza por mayores cantidades de materia orgánica, diversidad de macrofauna y penetrabilidad. Por otro lado, recordó la relación entre las diferentes variables, como por ejemplo la materia orgánica, diversidad de macrofauna, número de lombrices y penetrabilidad, relacionados positivamente; o el pH y la aparición de plagas, relacionados negativamente con los anteriores.

En lo que a los resultados se refiere, quedó clara la influencia del manejo de las parcelas ya que, por ejemplo, la incorporación de los restos de la cosecha favorece a la cantidad de materia orgánica, diversidad de macrofauna y número de lombrices en el suelo, mientras que un laboreo mínimo se traduce en un aumento de la penetrabilidad. Así mismo, Lur destacó los buenos diagnósticos obtenidos en diversidad de plantas y parámetros físico-químicos y señaló como aspectos a mejorar la biodiversidad del suelo y la cantidad de materia orgánica. Para ello, mencionó como posibles medidas correctoras el fomento de refugios como setos u hoteles nido, la reducción del uso de rotocultivador, la eliminación de aportes químicos (abonos y pesticidas), el aporte de restos al suelo y el abonado biológico. Para finalizar, señaló los posibles aspectos a mejorar para los muestreos de futuras campañas.

David González (Sustraiak Habitat Design) fue el siguiente en tomar la palabra e incidió en la importancia de una adecuada gestión de los suelos y en la necesidad de realizar análisis edafológicos con una visión transdisciplinar, dado el carácter ecosistémico que tienen los suelos. Del mismo modo, introdujo diversos conceptos alrededor del tema tratado en la jornada, como formación, textura, estructura, movilidad de nutrientes, materia orgánica o las relaciones simbióticas establecidas entre planta y microbiota del suelo. Su intervención finalizó recordando una serie de buenas prácticas para paliar la degradación y mejorar las condiciones del suelo.

Por último, Juan Vilela, coordinador del CEA Green Lab, ofreció brevemente una visión general de las actuaciones realizadas por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz en restauración de suelos degradados en zonas como Lasarte o Lermanda. Además, con motivo de la finalización de los proyectos de Tecnosuelos en Gardelegi -creación de suelos a partir de material procedente de distintas plantas municipales de tratamiento de residuos- y PhytoSUDOE en Jundiz -recuperación de suelos mediante el empleo de plantas (fitogestión y fitorremediación)- se presentaron sus memorias finales y un vídeo.

La jornada finalizó con un ágape en la cafetería de Ataria, donde los participantes pusieron en común diversos aspectos sobre los muestreos realizados así como debatieron sobre prácticas y acciones agrícolas respetuosas con el suelo.

A continuación se muestran las Tarjetas de Salud de los Ecosistemas Agrícolas con los resultados de la campaña de 2018, así como la Memoria del Programa.

TSEA Arkaia (Aitor)

TSEA Huertas de Olarizu (Arantza)

TSEA Ataria

TSEA Basaldea (Bea y Javi)

TSEA Huerto Ecológico Campus Álava (Dani)

TSEA Huertas Olarizu (Hodei)

TSEA Rotonda Guillermo Elio Molinuevo (Iñigo)

TSEA Lermanda (Iñigo)

TSEA Escuela Hostelería Gamarra (Itziar)

TSEA Huerto Escolar Egibide (Julio Cesar)

TSEA Eribe (Laura)

TSEA Jardín Botánico Olarizu (Mauri)

TSEA Huertas Olarizu (Shanti)

Memoria Programa Ciencia Ciudadana Suelos 2018

 

Presentación en el CONAMA 2018 de los avances de investigación en paisaje rural municipal

Los avances en la línea de investigación sobre ordenación del territorio y paisaje han sido presentados y aceptados en el Congreso Nacional de Medio Ambiente 2018. Con el título Criterios para una integración paisajística de proyectos en el medio rural del municipio de Vitoria-Gasteiz, se  propone una sistematización en la toma de decisiones sobre el condicionante paisajístico de la concesión de licencias constructivas en el medio rural.

Basado en un catálogo de bases y criterios para la integración en el paisaje: geográficos (distancias y visibilidad), geométricos (volúmen, alturas, fachadas, cerramientos…) y socioambientales (relación con el interés general, adaptación al sistema productivo, adaptabilidad bioclimática e interacción con el patrimonio), la propuesta parte de un enfoque integrado de los servicios ecosistémicos aplicados a la integración en el paisaje de proyectos constructivos, en función de su relación de impacto y dependencia con éstos.

La propuesta concluye con unas fichas de valoración de la integración, aún en fase de elaboración, que recogen el desempeño del proyecto sobre los criterios anteriores.

El poster presentado en el CONAMA2018 puede descargarse aquí.

Jornadas técnicas «Visión 2050: reconectando la ciudad con la Naturaleza» 30.05.18-1.06.18

Durante la semana pasada tuvo lugar el VI Foro Urbano de Paisaje celebrado en Vitoria-Gasteiz, este año dedicado a repensar el Anillo Verde urbano y su relación con el suelo agrícola y la biorregión. Representantes políticos y técnicos de distintas ciudades del mundo expusieron experiencias y nuevas visiones sobre lo urbano y lo rural en el Palacio Europa.

Leer más…

¿Es el paisaje un activo al medio rural?

De espacio a lugar responde a una lógica de captación de recursos para la dinamización de un territorio, siendo paisaje un concepto central dentro de esta competitividad, en la que hemos pasado de consumir en el paisaje, a consumir paisaje. El valor del mismo, y por tanto del territorio, depende fundamentalmente de la capacidad de evocación simbólica. ¿Existen experiencias y referentes dentro de este branding global de paisaje, que además contribuyan positivamente al desarrollo en el medio rural ?

Leer más…

Nuevos enfoques en la ordenación del espacio periurbano

Con la presentación del Documento Base P_v04, damos por finalizado el trabajo en esta línea, en la que hemos analizado para la ciudad de Vitoria-Gasteiz las dinámicas de periurbanización para concluir con propuesta espacial y de integración normativa de las singularidades de esta tercera área.

Leer más...

Presentado el avance de las Directrices de Ordenación del Territorio de la CAPV (Congreso Euskal Hiria 2017) – 27-28.11.17 [Palacio Europa]

El pasado 27 y 28 de Noviembre el Gobierno Vasco presentó en Vitoria-Gasteiz el avance de la Revisión de las Directrices de Ordenación del Territorio del País Vasco. Resulta de interés especial analizar los nuevos paradigmas en los que se sustentará en los próximos años la ordenación del territorio

Leer más...

Jornadas de formación sobre i-Tree – 26-27.10.17 [Bern, Suiza]

Los pasados días 26 y 27 de octubre de 2017, la ciudad de Bern (Suiza) acogió el evento internacional de presentación del programa i-Tree ECO en Europa, un modelo informático que utiliza diversos datos de medidas de los árboles urbanos y otro tipo de información (datos de precipitación y de contaminación) para estimar los servicios ecosistémicos provistos por los bosques urbanos y rurales.

Informe completo: iTree Europe

Leer más…