ceagreenlab

Los Tecnosuelos como solución para restaurar parcelas vacantes (artículo científico).

La revista GEODERMA ha publicado un artículo científico que recoge el empleo de Tecnosuelos ensayados en Vitoria-Gasteiz como una solución viable para la restauración de parcelas urbanas.

El trabajo es fruto de varios años de colaboración entre varios departamentos de la administración local (Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz), centros de investigación (Neiker), centros educativos (Universidad del País Vasco EHU/UPV, Universidad de Santiago de Compostela) y empresas privadas (Biocompost, Echave, Ecofond, Edafotec) que aunaron esfuerzos para investigar la posible valorización de subproductos procedentes de plantas de tratamiento municipales generando con su combinación un suelo artificial que cumpliese las mismas funciones de un suelo natural.

El experimento, ejecutado en el Vertedero de Gardélegi, se desarrolló principalmente entre 2014 y 2016, quedando documentado su avance en el Blog de Tecnosuelos de Gardelegi así como en la Memoria Final del Proyecto. Su desarrollo fue posible gracias a la participación de numerosos departamentos así como varios estudiantes universitarios en formación. El artículo refleja la viabilidad de la idea propuesta así y permite divulgar los resultados entre la comunidad científica de modo que pueda replicarse ante problemáticas similares.

El artículo científico original (inglés) estará disponible de forma gratuita por tiempo limitado en este link, teniendo que acceder posteriormente mediante suscripción.  Se incluye a continuación un resumen del mismo.

Foto: visita técnica durante el primer año del experimento.

 

Resumen

La rápida urbanización de las ciudades seguida de la crisis inmobiliaria ha provocado en numerosos casos la presencia de parcelas urbanas abandonadas. Su revegetación puede ser una solución de bajo coste para recuperarlas, pero inevitablemente, las plantas requieren un sustrato apropiado para crecer. En este estudio se realizó un experimento a escala real para testar 6 tipos de tecnosuelos (resultado de la combinación de 4 materiales de plantas municipales: CDW, tierras procedentes de residuos de construcción y demolición; BIO, material bioestabilizado de residuos sólidos urbanos; BENT, bentonitas recicladas de una industria loca; TS: tierra vegetal depositada en las propias parcelas vacantes) para la restauración de dichas parcelas.

Los seis tipos de Tecnosuelos se instalaron por triplicado en celda experimentales de 12 m2 y dedicando también 4 celdas de control conteniendo un solo ingrediente. Sobre cada celda se establecieron 4 tipos de vegetación en cuadrantes: pradera (mezcla de gramíneas y leguminosas), rotación de cultivos agrícolas (colza, trigo, girasol), reforestación (mezcla árboles, arbustos y matas) y plantación de biomasa (sauces).

A lo largo de tres años tras la instalación de los tratamientos se analizaron una serie de parámetros (principalmente fisico-químicos) sobre muestras del propio Tecnosuelo, su eluato y el lixiviado recogido en grifos instalados en las celdas, contrastando las analíticas con la legislación vigente.

La mayoría de los parámetros medidos a lo largo del periodo experimental cumplieron con los límites establecidos por la legislación. No obstante, la concentración de sulfatos en los eluatos de los Tecnosuelos  si bien excedió el límite legal denominado «inerte» no superó el límite denominado «no-peligroso».  Todos los tratamientos de vegetación mostraron un desarrollo satisfactorio a excepción de los sauces, seguramente afectados por la falta de agua en verano. Se comprobó que a mayor cantidad de materia orgánica en el Tecnosuelo se daba un mayor crecimiento en la pradera y cultivos agrícolas. Los Tecnosuelos mostraron gran heterogenidad, lo cual podría ser una limitación a tener en cuenta a la hora de su empleo para la restauración de parcelas urbanas. Sin embargo, se pudo concluir que el empleo de Tecnosuelos producidos con subproductos industriales y urbanos puede ser una alternativa viable para promover la valorización de este tipo residuos urbanos.

 

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *