Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento destina 1’7 millones de euros a la prórroga de convenios con servicios sociales

El Ayuntamiento ha aprobado una inyección económica de 1.677.000 euros que empleará en diferentes servicios sociales: en cuatro pisos tutelados, la Casa Abierta, el centro de noche Aterpe y el programa de educación de calle. En 2009 un total de 1.868 personas fueron atendidas a través de estos servicios. “Continuamos en nuestra apuesta firme de ponernos al lado de las personas que más lo necesitan para mejorar su calidad de vida”, ha manifestado el concejal de Intervención Social, Peio López de Munain.

La inversión más importante va destinada al programa de educación de calle, con un total de 832.000 euros. Este servicio cuenta con un nuevo centro social de base en Ibaiondo, que se encargará de realizar la atención en varios barrios del norte. Actualmente hay 16 educadores que intervienen en un medio abierto, como puede ser un centro cívico o la calle, con niños, niñas y jóvenes de diez a dieciocho años y que se encuentran en una situación de riesgo o de exclusión social. A lo largo de 2009 se atendió a 602 menores, cuya edad media era de 14 años.

El importe destinado para los cuatro pisos tutelados que gestiona la Comisión Antisida asciende a 214.666 euros. El año pasado se atendió a 22 personas, 4 mujeres y 18 hombres, con una edad media de 50 años y a las cuales se acompañó y supervisó en gestiones de documentación personal, aprendizaje de habilidades domésticas, hábitos de higiene, fomento de hábitos de alimentación o búsqueda de alojamiento, entre otros.

“Las personas que acuden a este recursos normalmente se ven incapacitadas socialmente y no ven la manera de cambiar solas esa situación. Por eso nosotros les facilitamos un hogar estable y digno en el que son ayudados a superar esa situación de marginación y conseguimos mejorar sus niveles de autonomía personal y social”, ha señalado el concejal de Intervención Social, Peio López de Munain.

El  Aterpe recibirá un importe de 382.000 euros para continuar con la acogida de aquellas personas que carecen de un alojamiento. Este servicio además, supone un puente entre la calle y el acceso a los servicios sociales. El año pasado acudieron a este lugar 853 personas, la mayoría de ellos hombres cuya edad rondaba los cincuenta años. La gran parte de aquellos que acuden al centro carecen de vivienda pero están asentados en la ciudad y presentan una situación grave de exclusión social.

La cantidad de 248.850 euros se destinará al programa de atención a excluidos sociales en Casa Abierta. En 2009 este centro atendió a 391 personas y se prestaron 16.705 servicios entre desayunos, comidas, cenas y alojamiento. La edad media de los usuarios de este recurso se encuentra en el intervalo de 35 a cincuenta años y el 92% son hombres. El objetivo de este proyecto es proporcionar un espacio físico de acogida al mismo tiempo que se facilitan las herramientas necesarias para reducir aquellos factores que les han conducido a esa situación.

Share