Banner principal (agosto 2012)

La Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ponen el foco en el trabajo de las mujeres para mejorar el día a día en época de pandemia

Bajo el lema “¿ESENCIALES para la vida? Reconocimiento, Dignificación, Corresponsabilidad” las dos instituciones interpelan en el 8 de marzo a ciudadanía, instituciones y entidades privadas

 

Audio Miren Fernándel de Landa

La Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz han unido fuerzas para este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres y a través de una campaña conjunta han querido poner el foco en el trabajo de las mujeres para mejorar el día  a día de la sociedad, en época de pandemia.

La directora foral de Igualdad, Ainhoa Campo y la concejala de Igualdad, Miren Fernández de Landa, han presentado esta mañana en el palacio foral la campaña para este año que lleva como lema “¿ESENCIALES para la vida? Reconocimiento, Dignificacón, Corresponsabilidad”.

“A lo largo de esta crisis sanitaria ha quedado patente el papel de las mujeres en el sostenimiento de la vida, en este caso, agravado por una situación sanitaria excepcional que ha incrementado de forma notable la necesidad de cuidado. Son las mujeres las que han estado cuidando de la sociedad durante la pandemia. No sólo por su importante peso entre las profesionales sociosanitarias y otros empleos esenciales, sino también por la labor de cuidados que estas mismas mujeres y otras muchas han llevado a cabo en los hogares y otros espacios más informales. Cajeras, agricultoras, limpiadoras, cuidadoras, enfermeras… han estado en primera línea. También investigadoras, científicas, políticas. Pero también lo han estado desde sus hogares beneficiando, desde un lugar menos visible, a toda la sociedad en su conjunto”, ha destacado Ainhoa Campo.

Por su parte, Miren Fernández de Landa ha explicado que “el objetivo de la campaña es interpelar tanto a la ciudadanía como a las instituciones públicas y entidades privadas para que reconozcan la importancia de la aportación del trabajo de las mujeres para la sostenibilidad de la vida, algo ya sabido pero que ha quedado más que patente desde que la Covid está presente en nuestras vidas. Gran parte del trabajo de las mujeres está invisibilizado y no se contabiliza. Esto implica no solo que se subestime el valor de los bienes y la riqueza producidas en los hogares. Además, niega e invisibiliza la horas y la contribución económica que suponen estas labores realizadas mayoritariamente por mujeres e invisibiliza asimismo el enorme ahorro social que suponen en servicios de cuidado, sanitarios, sociales y de protección. Ahorro social que se sustenta en un tiempo que las mujeres dejamos de invertir en nuestro desarrollo profesional y personal y que se traduce en un gran freno para el avance en el objetivo de la igualdad”.

Ambas responsables de Igualdad han remarcado que durante la pandemia se ha puesto de manifiesto la feminización de muchos trabajos indispensables para el funcionamiento de nuestra sociedad, muchos de ellos enmarcados en el ámbito del cuidado o del trabajo reproductivo.

“No hay que olvidar que, sin estos trabajos, no serían posibles otras actividades profesionales y económicas que sí están valoradas en esta sociedad. De ahí, el lema de la campaña, una palabra muy en boga estos días: ‘Esenciales’. Vivimos en una sociedad machista donde los trabajos esenciales no se tratan como tales”, ha subrayado Ainhoa Campo, que ha añadido que “ese es precisamente el objetivo de esta campaña de sensibilización: Buscar el reconocimiento, la dignificación y la redistribución de estas tareas esenciales.  Buscamos reconocimiento para visibilizar y reconocer la importancia que el trabajo de estas mujeres tiene a la hora de sostener la vida. Sin estos trabajos, la vida se pararía. Buscamos dignificación de unos trabajos que no son reconocidos o son menos reconocidos que los que desempeñan los hombres, tanto socialmente como desde el punto de vista salarial. Y buscamos una redistribución más equitativa de estos trabajos. Que la ciudadanía en general y los hombres en particular se corresponsabilicen en la provisión de estas tareas que realizamos las mujeres. Esto permitiría una conciliación entre vida laboral y personal más igualitaria”.

En este contexto, ambas instituciones dirigen una mirada especial hacia los colectivos con múltiples barreras en el acceso a los recursos, en este caso al empleo en condiciones de igualdad. Las mujeres migradas añaden a la discriminación por género, la carencia de red sociofamiliar, la situación de irregularidad o los dilatados procesos de regularización, la desigual situación de partida en el cumplimiento de los requisitos de acceso al empleo, entre otras. A estos obstáculos, la situación de pandemia le ha añadido otros que han conllevado el aislamiento de muchas mujeres respecto de sus familias en aras de contribuir a mejorar la situación sanitaria de la sociedad.

La campaña se difundirá a través de los soportes de comunicación  habituales de ambas instituciones, redes sociales y medios de comunicación. Además de los mensajes de sensibilización, Diputación y Ayuntamiento tienen previsto una serie de actividades en la ciudad y el territorio, programaciones que están disponibles en www.araba.eus  y www.vitoria-gasteiz.org

8 Marzo Vitoria-Gasteiz

Share