Banner principal (agosto 2012)

Aprobados los convenios de colaboración con AMAPASE y Cruz Roja

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy la firma de dos convenios de colaboración entre el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia y Cruz Roja y AMAPASE. Estos convenios facilitarán el desarrollo de programas sociales que trabajan con personas mayores y familias inmersas en un proceso de separación, respectivamente.

El convenio con AMAPASE (Asociación de Madres y Padres Separados) permitirá el desarrollo de un programa de parentalidad positiva que, en un proceso de separación, trabaja para generar un clima adecuado de convivencia y relaciones en la familia y dar respuesta a las necesidades de todos sus miembros, en especial las de los hijos e hijas.

Este programa se estructura en torno a tres acciones:

  • Atención primaria a las familias en situaciones de crisis y/o que se encuentren en proceso de duelo.
  • Creación de un grupo de apoyo de parentalidad positiva y duelo.
  • Organización de la VII Jornada de parentalidad positiva.

El departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia financiará este programa con 12.561,65 euros.  

Cruz Roja

Por su parte, el convenio con Cruz Roja está dotado con 4.700 euros y tiene como objetivo potenciar las relaciones interpersonales e intergeneracionales entre aquellas personas mayores usuarias de residencias municipales que, por cualquier circunstancia, tienen mermadas sus posibilidades de relación.

Este programa busca prevenir la marginación y favorecer la inserción y la participación de estas personas dentro de su medio, con el acompañamiento y participación de personal voluntario.

 

Share

Aprobado un convenio de colaboración con AMAPASE para el desarrollo de un programa de atención a familias en fase de separación o divorcio

El Departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia destinará 15.000 € a AMAPASE (Asociación de Madres y Padres Separados) para el desarrollo de un programa de atención a familias en fase de separación o divorcio.

Los objetivos de este programa, que lleva por nombre “Parentalidad positiva y duelo”, es orientar, prevenir e intervenir para que las repercusiones de los procesos de ruptura sean mínimas y tanto la relación como el cuidado y la educación de las hijas e hijos se adecue a la nueva situación.

“La separación de los padres supone un cambio brusco en la vida de los hijos e hijas. Es necesario crear un contexto adecuado de convivencia y relaciones que dé respuesta a las necesidades de todos los miembros de la familia. Esto implica fomentar la corresponsabilidad, la igualdad y el diálogo”, asegura Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

Con la financiación municipal, AMAPASE podrá atender a las familias, crear un grupo de apoyo de parentalidad positiva y duelo y organizar su VI Jornada de parentalidad positiva.

Share