Banner principal (agosto 2012)

 

El tramo bajo tierra sumará 3.610 metros entre la calle Pedro Asua y el Boulevard de Salburua y liberará 90.000 metros cuadrados de superficie para usos urbanos

 La nueva estación será una adaptación del actual edificio al que se añadirá un nuevo volumen complementario y contará con dos plantas subterráneas

 

El consejo de administración de la sociedad pública de “Alta Velocidad Vitoria-Gasteiz” integrado por el Ministerio de Fomento, el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Álava, y el Ayuntamiento de Gasteiz, ha confirmado que la llegada de la alta velocidad a Vitoria-Gasteiz aprovechará definitivamente el pasillo ferroviario de la actual línea convencional Madrid-Hendaia a su paso por la ciudad, para discurrir bajo tierra a lo largo del núcleo urbano entre la calle Pedro Asua y el Boulevard de Salburua. El soterramiento de 3.610 metros de longitud liberará 90.000 metros cuadrados de superficie para usos urbanos.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la consejera del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, el diputado general de Álava, Ramiro González, y el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, han participado esta mañana en la presentación de la solución elaborada conjuntamente por el Ministerio de Fomento (ADIF) y Gobierno Vasco (ETS) del proyecto de integración del ferrocarril en la capital alavesa, solución refrendada el pasado 13 de septiembre de 2018 por la comisión interistitucional integrada por las mismas administraciones.

El inicio de la actuación se sitúa junto al centro logístico de Jundiz y el final en el inicio de la Y vasca, concretamente en el tramo Arrazua/Ubarrundia-Legutiano, lo que suma un total de 14,3 kilómetros de longitud. Además, el ámbito del estudio incluye el enlace de conexión con la futura línea de alta velocidad a Pamplona en Arkaute.

La inserción de la alta velocidad en Vitoria-Gasteiz se ha proyectado con dos vías en ancho estándar (UIC) para personas viajeras y una vía mixta (de tres hilos) para tráficos de mercancías y media distancia. En los primeros 3 kilómetros las tres vías discurren paralelas y a cielo abierto. En el entorno de la calle Pedro Asua, la línea se adentra en un falso túnel de 1.126 metros de longitud, que desemboca en la estación.

La previsión de plazos es que este año se apruebe y exponga públicamente el estudio informativo, al tiempo que se licita la redacción de los proyectos constructivos, que deberían finalizarse en 2020. El plazo estimado para la ejecución de las obras ronda los 36 meses. El presupuesto total de la actuación asciende a los 724 millones de euros IVA incluido, de los cuales 434 corresponderían al tramo del soterramiento de la estación, 206 al nudo de Arkaute, 41 a la conexión con Burgos-Vitoria y 42 a la redacción de proyectos y dirección de obras.

Las características constructivas

La futura estación, al igual que el resto del tramo soterrado, se ejecutará mediante excavación al abrigo de pantallas (por el sistema constructivo conocido como cut&cover) y estará unos 17 metros por debajo de la cota de calle. Los tráficos de mercancías estarán separados físicamente de la zona de andenes.

Rebasada la estación, el trazado vuelve a discurrir en falso túnel de 1.460 metros de longitud, el cual se prolonga hasta cruzar bajo el Boulevard de Salburua. A continuación, el ferrocarril sale a superficie en rampa ascendente hasta cruzar sobre el arroyo Errekaleor en viaducto.

Los tráficos ferroviarios se mantendrán durante la ejecución de las obras, aspecto que ha elevado el coste de la operación. La solución adoptada incluye una conexión con el puerto seco de Jundiz y la futura autopista ferroviaria, así como un apartadero de 750 metros para trenes de mercancías de ancho estándar.

Los detalles de la nueva estación

La nueva estación será una adaptación del actual edificio de Dato, al que se añadirá un nuevo volumen complementario acristalado, que sumará una superficie de 3.140 metros cuadrados, y contará con dos plantas subterráneas.

Las instalaciones incluirán dos accesos, el actual y otro desde el paseo de la Universidad. El inmueble acogerá varios servicios como zona de espera, control de accesos, área de ventas y atención ciudadana, así como aseos públicos y locales comerciales.

A la planta menos uno se accederá a través de escaleras mecánicas, fijas y ascensor, donde se ubicará la sala de embarque de alta velocidad y el acceso a cercanías. Esta planta contempla un aparcamiento de 400 plazas.

En el nivel menos dos se situarán tres andenes (dos centrales y uno lateral) y cinco vías de ancho estándar para alta velocidad, así como otro andén más con una vía para cercanías, separado de la vía de cercanías de ancho mixto (tres hilos).

Nuevo espacio de oportunidad

El soterramiento de los más de tres kilómetros y medio de vías por donde discurre el ferrocarril liberará 90.000 metros cuadrados de superficie para usos urbanos, 44.000 de ellos en el entorno de la estación. En este sentido, se plantea la construcción de un nuevo vial longitudinal este-oeste para tráfico rodado de gran capacidad, con dos carriles por sentido, que parte de la calle Portal de Castilla, discurre en superficie al sur del Paseo Carmelo Bernaola, por el pasillo ferroviario actual a lo largo de 200 metros. El vial se soterra en la glorieta del Paseo de la Música y vuelve a salir a superficie tras cruzar bajo la calle San Cristóbal.

Las calles transversales que actualmente discurren soterradas o elevadas sobre el ferrocarril pasarán a discurrir en superficie (Paseo de la Senda, San Antonio, Los Fueros, Rioja y San Cristóbal), al eliminarse la trinchera ferroviaria. Asimismo, la remodelación del paseo de la Universidad permitirá habilitar una parada del tranvía junto al nuevo edificio de la estación, lo que facilitará la intermodalidad.

ALTA VELOCIDAD Y NUEVA ESTACION DE VITORIA

Share
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: , , ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  14 diciembre 2017 12:08

 

 

 

 

 

 

Presentación BEI

  • Se incorporan autobuses de 12 y 18 m de longitud, 100% eléctricos, que transcurrirán por un carril de circulación reservado con prioridad semafórica en los cruces.
  • Tapia, Gonzalez y Urtaran destacan que el BEI – Bus Eléctrico Inteligente – prepara a Vitoria-Gasteiz para el transporte del futuro.
  • Finalizada la definición del proyecto por parte de ETS, el ayuntamiento de Vitoria procederá a su licitación por un importe de 42,8 M de €
  • Supone un hito de referencia al que le seguirán otras actuaciones de movilidad eléctrica en otras ciudades de Euskadi.

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha asegurado esta mañana en comparecencia pública junto al alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, y el diputado general de Álava, Ramiro González, que el Bus Inteligente Eléctrico (BEI) de la capital alavesa podrá ser licitado a primeros de 2018.

En un acto celebrado esta mañana en Artium, los responsables de las tres instituciones Tapia, Urtaran y González, han explicado los detalles del proyecto con el apoyo de la directora del proyecto Cristina Lopez (ETS). Se ha completado el proyecto para la implantación del BEI en la ciudad de Vitoria-Gasteiz con el objetivo de convertir al transporte público en más sostenible y competitivo.

El proyecto del BEI cuenta con un presupuesto base de 42.850.000 euros y el convenio para su financiación será aprobado de forma inminente. El reparto de la financiación sigue el modelo llevado a cabo para la construcción del tranvía: Gobierno Vasco 65%, y Diputación Foral y Ayuntamiento 17,5% cada uno.

El ente público ETS, en virtud de encomienda de gestión realizada, ha desarrollado el proyecto técnico. Una vez finalizado y tras la redacción del Pliego de Condiciones Técnicas y Administrativas, se procederá a la licitación, por parte del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, de la implantación del sistema de bus eléctrico en la actual línea 2, que será explotado por la empresa municipal TUVISA.

Apuesta institucional por la movilidad eléctrica

Arantxa Tapia ha querido felicitarse “por el paso firme realizado en Gasteiz para la transición a la movilidad eléctrica, experiencia de éxito que se prevé extender progresivamente en todo Euskadi. La consejera ha resaltado que el objetivo del Gobierno Vasco es “impulsar la introducción del vehículo eléctrico en Euskadi como medio de mejora de la eficiencia energética en el transporte y elemento impulsor de nuevas oportunidades de negocio en el tejido industrial vasco”.

Ha explicado que “en un día laborable en Euskadi se realizan un total de 6,7 millones de desplazamientos, y gran parte de estos se realizan en vehículo privado; de los cuales más del 68% son desplazamientos intramunicipales cortos”. Según Tapia, esto pone de manifiesto que “es prioritario disponer de una red de transporte pública integrada y moderna, que sea capaz de ofrecer un servicio competitivo y atractivo, posibilitando dejar de lado el vehículo privado, apostando por un modelo energéticamente sostenible”. Ha resaltado que “el Euskadi es sede de algunas de las empresas más representativas del sector de la Movilidad, Logística y Sistemas Inteligentes de Transporte, que alcanza un 30% del PIB, una industria particularmente innovadora”.

Según la consejera: “teniendo en cuenta que, cada vez más, todos los medios de transporte, incluyendo las propias personas, estarán interconectados digitalmente y se genera una cantidad ingente de información (Big Data) que, bien procesada y utilizada, permitirá ofrecer nuevos servicios, mejorando el sistema de transporte, especialmente en cuanto a la información al usuario y la eficiencia en la gestión de los recursos disponibles”.

El diputado general de Araba, Ramiro Gonzalez, ha destacado que “como institución que vela por el equilibrio territorial” para la Diputación Foral de Álava es “fundamental apostar en este caso por la movilidad apoyando el proyecto de bus eléctrico inteligente y que en este sentido, los servicios se presten en las mejores condiciones”. Gonzalez ha recalcado que “no hay otra manera de avanzar” sirviendo además a “toda la ciudadanía del Territorio alavés y ayudando a que tengamos servicios de mayor calidad”.

Según ha explicado el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, «la implantación de un sistema de transporte público, eficiente y de alta capacidad como el Bus Eléctrico Inteligente es una apuesta firme de las instituciones. Así lo hemos demostrado durante los últimos meses desde el Ayuntamiento, el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Álava”. Ha destacado que “Vitoria-Gasteiz va a ser una referencia para Euskadi, para el Estado y para Europa en el ámbito de la movilidad sostenible y saludable”.

En palabras del alcalde “seguimos avanzando hacia la Vitoria-Gasteiz del futuro, una ciudad bien conectada hacia dentro y hacia fuera, en la línea de la Estrategia 2025. Me parece importante destacar, además, que el BEI va a conectar nada menos que catorce barrios de la ciudad. Va a representar una revolución porque va a cambiar la vida de muchos y muchas gasteiztarras, de alrededor del 40% de la ciudadanía, haciendo que sus desplazamientos intraurbanos sean más rápidos, cómodos, ágiles y eficientes”

 

 

 

 

Transformación de la Linea 2 ante los nuevos retos

Una vez analizada la red de transporte urbano de Vitoria-Gasteiz, y concretamente en las líneas de autobús que gestiona TUVISA, se identificó que el trayecto que más viajeros tiene es la línea 2. Esta línea circunvala Vitoria y su trazado discurre por sitios tan emblemáticos e importantes para la vida diaria de los vitorianos como la estación de autobuses, el Hospital de Txagorritxu, Gobierno Vasco o el estadio de Mendizorrotza.

Es por estas razones que la línea 2 fue la elegida para implementar el nuevo proyecto del BEI y convertirla en un transporte más eficiente y competitivo reduciendo el tiempo de recorrido.

Más que un autobús electrificado

El BEI tendrá un trazado de 10 km en la que se integrarán 24 paradas nuevas por sentido, ubicadas en emplazamientos que en la actualidad disponen de paradas “convencionales”. En lo que respecta a las paradas, la estética de las marquesinas será semejante a las del tranvía, pero se ha implementado en el OPI una pantalla más grande de 29”, LCD, para mejorar la información multimedia que se desarrollará en tiempo real, ofreciendo los datos de tiempos de espera o de conexión con otras líneas. Además, las paradas dispondrán de sistemas de atención al público con voz y vídeo.

Por otra parte, en los estudios previos se ha realizado un análisis detallado de las diferentes soluciones tecnológicas de carga eléctrica de autobuses existentes en el mercado. Finalmente, se ha optado por el sistema de carga de oportunidad con pantógrafo invertido, proyectando dos cargadores por línea, es decir, dos para cada sentido de circulación: en Boulevard y Mendizorrotza. Esta decisión se ha adoptado con el objeto de asegurar el servicio incluso ante el fallo de uno de los sistemas de carga.

Las características de los vehículos posibilitan durante la explotación una carga rápida de 5 minutos por vuelta, pero se han incorporado dos puntos para ofrecer mayores garantías. La carga de oportunidad o carga rápida va a ser por contacto superior con pantógrafo (ya sea en el propio vehículo o en la infraestructura de carga). Se prevé equipamiento en cocheras, donde se realice la carga de regulación nocturna, cuando las unidades estén aparcadas.

En lo que respecta a las comunicaciones, se va a construir un anillo de fibra óptica que unirá todas las paradas del BEI con el Centro de Control de TUVISA, con el Centro de Control de Tráfico (para controlar la prioridad semafórica), y con las oficinas municipales en San Martín. De esta manera se convierte en un sistema más seguro e interconectado que se monitorizará desde puesto de mando.

En cuanto a la validación y venta de títulos, una de las novedades con respecto al sistema de funcionamiento convencional de TUVISA, es la cancelación en parada, así como la posibilidad de comprar títulos ocasionales, recargar la BAT, o pagar con tarjeta de crédito, y con BARIK o MUGI. Otra de las novedades es la posibilidad de adquirir la tarjeta BAT en las paradas de la estación de autobuses, Mendizorrotza y Boulevard. Todo este nuevo sistema de ticketing, semejante al usado en el tranvía, redundará en una disminución de los tiempos de parada y por lo tanto de los tiempos de recorrido de la línea.

Por las calles de Vitoria-Gasteiz circularán 7 autobuses de 18 metros y 6 de 12 metros  de longitud, 100% eléctricos, que incorporarán desarrollos tecnológicos innovadores adaptándose a los requerimientos del transporte del futuro. Como novedades, incorporan sistemas de seguridad y ayuda a la conducción (ayuda a aproximación a parada mediante guiado óptico), mejoras en la accesibilidad (mayor capacidad y piso del autobús más bajo que los convencionales), apertura de puertas manual mejorando las condiciones de climatización y por último, al tratarse de un autobús eléctrico destaca la ausencia de ruido, mejorando la calidad acústica de la ciudad y de las condiciones de trabajo de los propios conductores.

 

Share
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: , ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  25 mayo 2017 13:20

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Sale a licitación la prolongación con un presupuesto de 10,5 millones de euros y un plazo de ejecución máximo de 21 meses
  • El trazado actual se incrementará con 1,4 kilómetros de longitud y cuatro nuevas paradas: Florida, Las Trianas, Hegoalde y Universidad
  • Se ratifica la apuesta conjunta por un Sistema de Movilidad eléctrica integrado para Vitoria-Gasteiz

Las obras de ampliación sur del tranvía de Vitoria-Gasteiz hacia la zona del campus universitario arrancarán el próximo otoño, según han anunciado esta mañana la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, el alcalde de Vitoria-Gasteiz y el diputado general. La prolongación de la traza tranviaria sumará 1,4 kilómetros a los cerca de 8 actuales e incluirá cuatro nuevas paradas, Florida, Las Trianas, Hegoalde y Universidad, que se añadirán a las 21 actualmente en servicio. En el diseño del trazado se ha tenido presente la posibilidad de futuras ampliaciones de línea hacia el barrio de Salburua a partir del apeadero de Florida. De hecho, la actuación incluirá una vía mango de maniobras en dirección Salburua.

En un acto celebrado esta mañana en las cocheras del tranvía, en el que también han tomado parte el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, el diputado general de Álava, Ramiro González, el viceconsejero de Infraestructuras y Transportes, Antonio Aiz, y los directores generales de ETS y Euskotren, la consejera ha indicado que el pasado lunes la mesa de contratación de Euskal Trenbide Sarea sacó a licitación la ampliación del tranvía de Vitoria-Gasteiz, por lo que en breve se publicará en los boletines oficiales. Los pliegos contemplan un presupuesto de 10,5 millones de euros (obra civil) y un plazo de ejecución de 21 meses como máximo. Esta cantidad será sufragada en dos terceras partes por el Gobierno Vasco y el tercio restante a partes iguales entre el Ayuntamiento y la Diputación Foral de Álava. Los tiempos previstos apuntan a que la adjudicación se efectuará en verano, con lo que las obras podrán comenzar en otoño.

El punto de partida de la ampliación está determinado por la conexión a la red existente en el fin de línea en explotación, actualmente en la estación término de Angulema. Desde aquí, a través de la calzada actual, se prolongará por la calle Florida mediante un leve giro a izquierdas. Posteriormente girará a la derecha y cruzará sobre la trinchera ferroviaria de Adif a través del puente de Las Trianas, que deberá ser ampliado, y continuará por la calle Castro Urdiales, para proseguir por Nieves Cano y finalizar en Martínez de Aragón.

Arantxa Tapia se ha congratulado de que “por fin” se vaya a materializar la ampliación del tranvía en Vitoria-Gasteiz, un deseo “perseguido por las instituciones” y “ampliamente demandado por la ciudadanía, como lo atestiguan las cifras de utilización de este servicio, que ascienden a los 7,7 millones de usuarios el año pasado, en un incremento constante desde su implantación”.

La consejera ha recordado que “desde el Gobierno Vasco se trabaja en un nuevo Sistema de Movilidad eléctrica para Vitoria-Gasteiz, con el tranvía como eje integrador, potenciando la intermodalidad de los diferentes modos de transporte, mejorando la gestión de la información, dotado de más y mejor tecnología y reduciendo emisiones de CO2”. Además, ha destacado la importancia de que los diferentes modos de transporte “hablen e interactúen” entre sí, lo que dotaría de inteligencia, calidad y seguridad a los usuarios y a los profesionales del transporte.

Por su parte, el diputado general de Álava Ramiro González ha puesto el acento en el compromiso político y económico con este proyecto desde la Diputación Foral de Álava. “Esta institución aporta el 17,5% del coste, contribuyendo de esta manera a la ampliación del tranvía como contribuiremos a la mejora de la movilidad en Vitoria-Gasteiz”. Al respecto ha añadido que “éste es un ejemplo de colaboración interinstitucional, ese es el camino. La suma de esfuerzos nos hace más fuertes y nos permite dotar de mejores servicios a la ciudadanía”.

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha insistido en la necesidad de llevar a cabo durante los próximos años iniciativas que permitan avanzar hacia un sistema integral de movilidad propio de una ciudad moderna y del siglo XXI como la capital alavesa. Un modelo sostenible y saludable, fomentando el transporte público y especialmente el eléctrico, con vehículos eficientes, públicos, de bajas emisiones y coherentes con nuestro modelo de ciudad.

En ese sentido, el tranvía al Sur será uno de los ejes fundamentales de la red, sobre todo porque servirá para colmatar la conexión Norte-Sur. Gorka Urtaran considera que “estamos ante una magnífica oportunidad de seguir dando pasos hacia la Vitoria-Gasteiz del futuro. Tenemos un proyecto ambicioso que dará servicio a los barrios de Adurtza y San Cristóbal, a alrededor de 20.000 usuarios y usuarias potenciales”.

Dos tercios de los desplazamientos en la capital alavesa ya se realizan a pie o en bicicleta en la ciudad, pero de acuerdo con el alcalde “debemos profundizar en esta línea impulsando medidas a favor del transporte público. Tenemos que continuar renovando la flota de autobuses urbanos de TUVISA, abordar la extensión del tranvía hacia el Sur y al Este, diseñar la ampliación del tren ligero a Zabalgana y profundizar en la implantación del Bus eléctrico inteligente en la actual línea periférica”.

Nuevas paradas

Existen diferentes tipologías para las cuatro paradas previstas, según su inserción en el espacio urbano. Los apeaderos de Florida y Hegoalde tendrán andén central, mientras que Las Trianas y Universidad dispondrán de andén lateral. Su disposición responde a un doble objetivo, por un lado prestar un servicio adecuado a todo tipo de usuarios, sin barreras arquitectónicas de ningún tipo, y por otro que la implantación en cada caso esté totalmente integrada en el entorno urbano en que se localiza.

En las paradas, para proteger a los usuarios de las inclemencias meteorológicas se ha previsto la instalación de marquesinas sobre bancos y máquinas automáticas de venta de títulos de transporte. El acceso al andén se efectuará directamente desde la calle o en caso de necesidad por diferencia de cota entre ésta y el andén, mediante rampas que salvan el desnivel existente, que estarán situadas en los extremos. Estas rampas tendrán en todos los casos una pendiente máxima de 6%, garantizando así el acceso a personas con movilidad reducida.

Arantxa Tapia ha pedido “comprensión y paciencia” a las personas que se vean afectadas por las obras. “Al tratarse de un trazado inmerso en la trama urbana va a ser inevitable generar molestias, aunque trataremos de que estas sean las mínimas posibles”.

Apuesta por el tranvía

La inversión realizada hasta ahora en el tranvía de Vitoria-Gasteiz, incluidos los dos ramales de Ibaiondo y Abetxuko, asciende a los 116 millones de euros. De ellos, 83 se han dedicado a las obras y han sido financiados en un 66% por el Gobierno Vasco y el porcentaje restante a partes iguales entre la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. A esta cifra hay que sumarle los 33 millones que ha costado el material móvil, cuya adquisición ha correspondido íntegramente al Ejecutivo autónomo.

 

 

 

 

Share