Banner principal (agosto 2012)
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  20 diciembre 2018 12:31

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Audio Gorka Urtaran

Todos los grupos políticos, salvo EH Bildu, expresan su rechazo al sabotaje cometido contra un elemento que forma parte de la tradición, cultura e historia de Vitoria-Gasteiz

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha expresado su condena enérgica y rotunda por el ataque sufrido esta noche por la cruz de Olarizu. Todos los grupos políticos, salvo EH Bildu, han mostrado su rechazo al sabotaje cometido contra un elemento que forma parte de la tradición, cultura e historia de la ciudad.

“La cruz de Olarizu no sólo es un símbolo religioso, sino que forma parte de nuestro patrimonio, nuestra tradición, nuestra cultura y nuestra historia. Es inconcebible e intolerable que una minoría se tome la justicia por su mano y decida lo que tiene que permanecer y lo que tiene que derribarse. No lo vamos a permitir. Y menos admisible todavía que esas personas tengan respaldo político en este Ayuntamiento porque eso nos retrotrae a tiempos pasados, que no queremos que vuelvan a esta ciudad ni a Euskadi”, ha manifestado Gorka Urtaran.

“Nada tiene que ver este símbolo con el franquismo”, ha recordado el alcalde. “Se erigió por suscripción popular y forma parte del patrimonio vitoriano. Si estamos hablando de una ciudad plural y diversa que respeta los derechos humanos y de expresión, no se puede dar cobijo a actitudes y actos violentos como el que ha sufrido la cruz”, ha incidido.

El alcalde ha trasladado a los grupos políticos municipales una propuesta de declaración institucional para expresar la condena del Ayuntamiento. “Era necesario realizar una condena unánime y diligente, pero desgraciadamente no ha podido ser así”, ha explicado el alcalde. Finalmente, el acuerdo ha sido rubricado por el Partido Popular, el Partido Nacionalista Vasco, el Partido Socialista de Euskadi, Podemos e Irabazi. En el texto aprobado se “condena enérgicamente el ataque llevado a cabo esta noche contra la Cruz de Olarizu, una acción que ha generado daños importantes contra un patrimonio de toda la ciudadanía”.

Efectivos de Policía Local, Bomberos, Zona Rural y Mantenimiento urbano han acudido al lugar en cuanto han tenido conocimiento de los hechos para evaluar los daños, que son importantes. Tras un primer análisis, se estima que la obra de reparación será larga, compleja y costosa, por lo que inicialmente se ha decidido aplicar medidas provisionales para reforzar la parte dañada en la base de la cruz y establecer un perímetro en torno a la misma para garantizar la seguridad de las personas.

Share