Banner principal (agosto 2012)

Vitoria-Gasteiz activa este mes el pago de 1.882.983 euros en ayudas para la rehabilitación de viviendas que llegarán a 1.850 familias

Ana Oregi destaca el efecto multiplicador de estas ayudas: se han realizado obras por valor de 15,9 millones de euros y 1,6 millones de ingresos de IVA

 

Ensanche 21 empezará a notificar y a pagar a partir de la semana que viene a las cerca de 2.000 familias que habían solicitado ayudas para la rehabilitación de sus viviendas. En total, la sociedad municipal activará durante este mes de diciembre el pago de  1.882.983,84  euros, según ha anunciado la presidenta de Ensanche 21, Ana Oregi.

El pasado 26 de noviembre, el consejo de Ensanche 21 aprobó el pago de todas las ayudas que ya han presentado el final de obra y quedaban pendientes hasta la convocatoria de 2018 (incluida).  En concreto, se atenderán 1.566 solicitudes de 2018, por un importe total de 1.421.272,00 euros,  242 solicitudes de 2017, por un importe total de 302.405,29 euros, 57 solicitudes de 2016, por un importe total de 127.325,91 euros y 19 solicitudes del periodo 2012-2015, por un importe total de 31.980,64 euros.

Con estos pagos, la sociedad municipal cubre todas las ayudas pendientes de las personas y comunidades que han presentado el certificado de fin de obra, trámite indispensable para poder abonar la subvención concedida.

Por cada euro de ayuda, 9 euros más de generación de obras

Además del apoyo a las familias en la rehabilitación y mantenimiento de sus viviendas, Ana Oregi ha destacado el importante efecto que sobre la economía local tiene este tipo de actuaciones. Las ayudas de 1,8 millones que se van a pagar este mes de diciembre, han “movido” obras por valor de 15,9 millones de euros, incluidas las licencias. A esa cantidad hay que sumar los casi 2 millones de euros (1,6M) que han generado de IVA.

El efecto multiplicador de estas inversiones que hacen las familias con la ayuda del Ayuntamiento supone un importante impulso a la actividad económica local, con una efecto multiplicador de casi 10 veces la ayuda aportada”, ha destacado Ana Oregi, que además ha focalizado el área de la rehabilitación de edificios y viviendas en clave de eficiencia energética como uno de los principales objetivos de su Gobierno. “La movilidad sostenible ha sido en los últimos años y está siendo en el presente una de las claves de la transformación de la ciudad. La nueva oportunidad y reto de Vitoria-Gasteiz es la rehabilitación de nuestros barrios de oro”.

 Reforma de ascensor, ITE y rehabilitación de cubiertas y fachadas

La mayoría de las ayudas que han certificado el fin de obra están destinadas a la reforma de ascensor (+40%), las ITEs (19,8%), la rehabilitación de envolventes y cubiertas (10,5%) y la accesibilidad del portal (8,4%), entre las más destacadas.

En 2018 hubo más solicitudes, pero quedaron fuera de convocatoria por agotamiento de la partida, como así lo establece la propia norma. En 2019 no hubo norma, pero sí se presentaron solicitudes. Además, aún quedarían solicitudes por pagar de 2018 (dentro de la norma) y años anteriores, que no se podrán abonar hasta que presenten el final de obra (es posible que algunas no lo presenten y decaigan).

Share

Vitoria-Gasteiz renovará las ayudas para la rehabilitación para llegar a las personas que más las necesitan y centrarse en actuaciones con mayor urgencia

Vitoria-Gasteiz renovará las ayudas a la rehabilitación para llegar a las personas que más lo necesitan y centrarse en actuaciones de rehabilitación de edificios que requieren de mayor urgencia. Así lo ha planteado la presidenta de Ensanche 21, Ana Oregi, al consejo reunido esta mañana. El acuerdo de bases de la nueva convocatoria de ayudas ha contado con el respaldo inicial de Elkarrekin.  Consistiría en la concesión de préstamos por parte de Ensanche 21 Zabalgunea hasta el 100% del coste total de la rehabilitación, incluyendo proyecto, tasas, impuestos y otros posibles gastos.

Las nuevas bases han tenido en cuenta varios factores. Con la aplicación de las diferentes normas de ayudas que se han ido sucediendo a lo largo de los últimos años no se ha conseguido incidir todo lo que se pretendía en la rehabilitación de los inmuebles de Vitoria-Gasteiz que se encuentran en peores condiciones. “Uno de los factores que más ha pesado ha sido la dificultad, especialmente para los vecinos de rentas más bajas, de disponer de financiación o de los recursos económicos necesarios para asumir el coste total de las obras de rehabilitación”, ha explicado Ana Oregi. Además, en algunos casos, las actuaciones subvencionadas no han sido las más prioritarias, quedándose al margen algunas intervenciones que presentaban mayor urgencia, como las referentes a accesibilidad o consolidación y refuerzo estructural.

Y es que en el actual modelo de ayudas, Ensanche 21 Zabalgunea actúa básicamente como receptor de solicitudes, evaluador del cumplimiento de la norma en vigor y pagador de los importes que, en su caso, correspondan. – a su vez, los ingresos generados por Ensanche 21 Zabalgunea tienen la consideración de Patrimonio Municipal de Suelo (PMS), lo que impide destinarlos a ayudas a fondo perdido para rehabilitación del patrimonio inmobiliario de particulares.

Por otro lado, el Ayuntamiento no dispone de fondos suficientes para abordar, únicamente a través de la concesión de ayudas a fondo perdido, la creciente problemática de degradación de las edificaciones en algunas de zonas de la ciudad (especialmente en el Casco Histórico). El Gobierno Vasco ya dispone un sistema de ayudas a fondo perdido, combinado con un instrumento de colaboración financiera con entidades privadas de crédito, para tramos de renta hasta los 25.000 € anuales.

A juicio de la presidenta de Ensanche 21, la nueva Norma de Rehabilitación “debería atender especialmente a los tramos de renta más bajos, posibilitando los fondos necesarios para la actuación rehabilitadora en los casos más acuciantes y cubriendo, si fuese necesario, la totalidad del coste de la rehabilitación. Es decir, priorizaría las situaciones de vulnerabilidad que dificultan la actualización y mantenimiento de los edificios, que de forma indirecta llevan a una degradación del patrimonio municipal y repercuten de forma negativa en las condiciones de vida del barrio y la ciudad”.

El nuevo modelo de impulso a la rehabilitación debería poder utilizar PMS y no resultar significativamente deudor para Ensanche 21 Zabalgunea. Además, Ensache 21 considera muy conveniente que la vigencia de la nueva Norma tuviese carácter plurianual, permitiendo así programar no solo a corto plazo las actuaciones de rehabilitación y dando seguridad a los solicitantes en cuanto a su régimen de aplicación.

La nueva Norma contemplaría prioritariamente los tramos de rentas más bajas que deberían ser revisados y actualizados por el departamento municipal de Políticas Sociales. Consistiría en la concesión de préstamos por parte de Ensanche 21 Zabalgunea hasta el 100% del coste total de la rehabilitación, incluyendo proyecto, tasas, impuestos y otros posibles gastos. Estos préstamos quedarían reflejados como una carga hipotecaria en el inmueble rehabilitado y los plazos se establecerían en función de las circunstancias de cada caso.

Ensanche 21 Zabalgunea desarrollaría una labor proactiva: -informando a los vecinos y promoviendo la rehabilitación integral de los barrios más degradados de la ciudad; identificando y redactando los proyectos de regeneración urbana, incluso contratando y supervisando las obras; habilitando un fondo propio para la concesión de hipotecas; asumiendo posibles fallidos, en el caso de intervenir a través de segundas hipotecas; previendo consecuencias que puedan alterar la vida cotidiana de las personas durante la intervención, como por ejemplo la necesidad de realojo.

Con independencia de su puesta en marcha a la mayor brevedad, este nuevo modelo de ayudas se articularía en el marco de un Plan Director Plurianual de Rehabilitación y Regeneración Urbana de Vitoria-Gasteiz, que se redactaría a lo largo de 2020. La dotación económica de este Plan se gestionaría a través de un crédito de compromiso plurianual, al menos para toda la legislatura, a fin de garantizar la puesta en marcha del mismo. Una vez iniciado el Plan, se irá progresivamente alcanzando el equilibrio económico entre las entradas y salidas monetarias haciendo innecesarias nuevas incorporaciones de fondos. En todo caso, se podría disponer, si fuera preciso, del PMS generado por la Sociedad a lo largo de este periodo.

Share

El Ayuntamiento ayuda con 2,6 millones de euros la rehabilitación de más de 4.000 viviendas

El 30 por ciento de las ayudas se ubica en hogares del Barrios de Oro

La reforma de ascensor, mejoras de accesibilidad y de eficiencia energética son los tipos de obra más solicitados

En los diez primeros meses de legislatura, el Ayuntamiento, a través de la sociedad Ensanche 21, ha concedido ayudas para la rehabilitación de más de 4.000 viviendas e inmuebles. Desde julio de 2015 hasta el pasado mes de abril, el Ayuntamiento ha atendido 4.271 solicitudes para realizar obras en 4.090 viviendas y 487 inmuebles. En total, se han destinado 2,6 millones de euros para la realización de obras de reforma del ascensor, sustitución de calderas, reforma del tejado, ventanas, fachada o adaptación del baño y la cocina, entre otras.

“Se han atendido distintas solicitudes y nuestro empeño es seguir en esa línea, de tal manera que para finales de año hayamos podido destinar 1,8 millones más a la rehabilitación de vivienda de nuestros barrios”, ha destacado el alcalde Gorka Urtaran.

Los barrios de oro (Zaramaga, Adurza, Abetxuko, Ariznabarra y Coronación)  han visto atendidas 1.312 solicitudes, el 30% del total, y El Casco Histórico 276.

 

Share