Banner principal (agosto 2012)

Un monolito recuerda desde hoy en el exterior del cementerio de Santa Isabel a las decenas de gasteiztarras fusilados durante el franquismo

 

 

 

 

 

 

El Ayuntamiento inaugura, con el descubrimiento del monolito, el primero de los memoriagune que se dedicarán en Vitoria-Gasteiz a la memoria de todas las víctimas de la dictadura

Declaraciones alcalde Gorka Urtaran

Un monolito ubicado en el exterior del cementerio de Santa Isabel, recuerda desde hoy a las decenas de gasteiztarras fusilados durante el franquismo. Entre 1936 y 1945 fueron fusiladas en el muro de este cementerio al menos 33 personas, por sus ideas políticas opuestas al golpe de Estado contra la Segunda República. Hoy ese muro se ha convertido en un lugar en el que se perpetúa su memoria, tal y como recoge el Plan de Memoria Histórica que además prevé dedicar otras ubicaciones de la ciudad a lugares de la memoria de las víctimas de la dictadura.

En el acto celebrado han participado todos los grupos políticos. El alcalde Gorka Urtaran ha destacado que  “con este acto queremos saldar una cuenta pendiente que tiene Vitoria-Gasteiz con las víctimas del franquismo y en este caso con esas 33 personas que fueron fusiladas por oponerse un régimen dictatorial y por defender la democracia”.

 

El monolito, obra del artista Iñigo Arregi Elorza, incluye una placa superior con un texto explicativo en euskara, castellano, inglés y francés. En él se recuerda expresamente a las 33 víctimas. Además, la placa dispone de un código QR para poder acceder a un espacio web en el que se irá subiendo información sobre las acciones que el Ayuntamiento va poniendo en marcha en torno a la Memoria histórica.

Share

El Ayuntamiento iniciará en Santa Isabel la colocación de los memoriaguneak la próxima semana

 

 

 

 

 

 

Los lugares de la memoria o memoriaguneak tienen como objetivo mostrar el reconocimiento, solidaridad y cariño a todas las víctimas del franquismo en Vitoria-Gasteiz.

Vitoria-Gasteiz comenzará la semana que viene la colocación de los lugares de la memoria para mostrar el reconocimiento, solidaridad y cariño a todas las víctimas del franquismo en el municipio,  “garantizar su memoria, restañar su dignidad y hacer justicia”, ha destacado el alcalde Gorka Urtaran. 

El primero de los memoriaguneak será inaugurado en el cementerio de Santa Isabel, el próximo miércoles 21 de febrero.  El colegio Sagrado Corazón, el espacio que ocupó la cárcel regular de la calle La Paz y el exterior del convento de El Carmen serán los próximos lugares de la memoria que se irán inaugurando uno cada semana,  en las semanas consecutivas.

Además de los cuatro nuevos espacios para la memoria, el 31 de marzo se ha instaurado como Día de reconocimiento a todas las personas miembros de la Corporación municipal represaliadas y asesinadas en aquella época y, por extensión, a todas las y los gasteiztarras que fueron víctimas de la represión franquista. Se ha elegido el 31 marzo por ser la fecha en que fue fusilado el alcalde Teodoro González de Zárate junto con otras quince personas. Igualmente, se levantará una escultura en homenaje a todas las personas de la ciudad represalias y asesinadas. El alcalde ha propuesto su ubicación en una plaza junto al Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo.

En los textos explicativos que se incluirán en los lugares de la memoria se incorporarán códigos QR para facilitar el acceso de esa información a personas con diversidad funcional. Además, dentro de la web municipal ser reservará un espacio para albergar todos los contenidos relacionados con la Memoria histórica.

La señalización de los lugares de la memoria es una de las acciones que va a acometer el Ayuntamiento en 2018 para la recuperación de la Memoria histórica, recogidas en decreto de Alcaldía que tiene su origen en acuerdo plenario adoptado en enero de 2017 con los votos a favor de los grupos políticos EH Bildu, EAJ-PNV, PSE-EE, Podemos e Irabazi y la abstención del PP, tras las conclusiones elaboradas por un grupo de trabajo creado al efecto.

 

 

Share