Banner principal (agosto 2012)

Presentado el nuevo proyecto de ampliación y mejora del Centro de Protección Animal

  • Crecen los espacios de alojamiento canino con 32 nuevos cheniles
  • Se añadirán 3.500 metros cuadrados en zonas de esparcimiento
  • El edificio administrativo verá redistribuidos y aumentadas sus instalaciones

 

Declaraciones de la concejala Livia Lopez sobre PROYECTO DE REFORMA DEL CPA

 

La concejala de Deporte y Salud, Livia López, ha presentado a los colectivos participantes en elkargune de Convivencia, Defensa y Protección de los Animales el proyecto de reforma del Centro de Protección Animal (CPA) del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. La obra, que cuenta con un presupuesto de licitación de 1.100.000 euros, permitirá dotar al centro de nuevas instalaciones tanto en la zona específicamente dedicada a animales como en el edificio donde se lleva a cabo la labor administrativa y veterinaria. También se adecuarán zonas anejas al CPA como espacios de esparcimiento canino.

 

“El compromiso del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz con el bienestar animal nos permite dar este nuevo paso. La reforma del Centro de Protección Animal es un proyecto clave para mejorar la atención de los animales que alberga, mejorar las condiciones de trabajo y mejorar la atención a quienes acuden a estas instalaciones. Vamos a llevar a cabo una reforma fundamental para adaptar el CPA a las nuevas necesidades, que nos permitirá ampliar superficie y mejorar la distribución de las diferentes zonas”, ha detallado Livia López.

 

 

Un amplio bloque de intervenciones en la zona de animales

 

La principal obra de ampliación consistirá en la construcción de 32 nuevos cheniles dedicados al alojamiento de animales de la especie canina. Se trata de una construcción en forma de nave, con utilización de materiales adecuados y sistema de canalización y drenado de aguas que permita una correcta limpieza y desinfección. Estos cheniles contarán con un sistema de suelo radiante para atemperar los espacios ocupados por los perros cuando sea necesario. En esta zona podrá  adecuarse, mediante cerramientos, un espacio  de cuarentena para perros recién ingresados en las instalaciones.

 

Cada chenil contará con sistemas modernos de acceso y suministro de alimento. Tendrá una parte cubierta donde se ubicarán los elementos de alimentación y agua, y otra parte exterior que se comunicarán por una puerta con sistema de guillotina, lo que favorecerá la seguridad de las personas cuidadoras y mejorará el confort de los animales durante el proceso de limpieza. “Con estos 32 nuevos cheniles fundamentalmente ganamos en condiciones de estancia para los animales que aloja el CPA, de forma que cada uno pueda disponer de su propio espacio”, señala la concejala de Deporte y Salud.

 

Igualmente, se habilitará un nuevo espacio para cuarentena de animales de la especia felina recién ingresados en el CPA, con el objeto de monitorizar su estado de salud. En caso de detectarse problemas de salud estos gatos se trasladarán a otros dos nuevos espacios, uno dedicado a casos específicos de enfermedad respiratoria y otro al resto de patologías. También se ha previsto un tercer espacio para gatos que finalizan exitosamente la cuarentena, así como para los que padecen enfermedades o procesos no infecciosos.

 

Finalmente, se dispone de un espacio exterior donde los gatos realizan una forma de vida en semilibertad. Los animales alojados en este espacio ya estarán en condiciones de ser adoptados. Salvo éste, el resto de espacios dispondrán de sistemas para atemperar.

 

El proyecto de reforma del Centro de Protección Animal contempla otra serie de espacios complementarios dentro de la zona para animales:

 

  • Espacio específico para perros convalecientes, recuperaciones postoperatorias, camadas de cachorros o cuidados especiales.
  • Espacio destinado a albergar animales de otras especies distintas de la canina y la felina, como por ejemplo aves exóticas.
  • Tres almacenes para gestionar adecuadamente productos alimenticios, utensilios y maquinaria de trabajo, productos de limpieza, antiparasitarios, etc…
  • Espacio con lavavajillas industrial para limpieza y desinfección de comederos y bebederos así como las bandejas de arena de los gatos. En este espacio también podrán realizarse las labores de peluquería.

 

Los distintos corredores, pasillos y trayectos que conectan las diferentes zonas se han diseñado pensando en términos de bioseguridad, de forma que se limiten al máximo las contaminaciones cruzadas entre zonas sucias y limpias, teniéndose también en cuenta la seguridad para las personas trabajadoras y usuarias de las instalaciones.

 

 

Nuevas zonas de esparcimiento para perros

 

Paralelamente, se van a adecuar tres nuevas zonas para esparcimiento y paseo de perros al norte del edificio con una superficie aproximada de 3.500 metros cuadrados. Estas áreas estarán valladas y comunicadas entre sí.

 

En estas zonas se podrán realizar paseos individuales o en pequeñas manadas controladas, y permitirían la instalación de una zona de “agility”.

 

 

Ampliación y redistribución del edificio administrativo

 

El edificio existente actualmente se amplía en superficie y se mejora su distribución. Existirá una zona administrativa, con despachos y áreas de atención que coincide con la actual entrada y recepción de la ciudadanía a las instalaciones.

 

Se ha incorporado además una sala multiusos donde se pueden recibir grupos de escolares con el fin de realizar actividades de difusión de la labor del CPA en términos de adopción responsable y bienestar animal. Además, se mejora la zona para el personal del Centro con vestuarios y aseos propios.

 

También se reorganiza y amplía la zona “veterinaria” con la creación de una sala de curas, un quirófano independiente y un despacho para el personal veterinario.

 

Los distintos accesos al edificio se han diseñado de modo que los diferentes trabajos que allí se desarrollan se realicen de forma segregada, ordenando los flujos tanto de personal interno, como de la ciudadanía. El acceso al propio edificio también es objeto de reforma, habilitando una zona cubierta. La zona de estacionamiento para vehículos será reurbanizada, ampliando su capacidad y posibilitando que accedan autobuses.

 

Finalmente se genera un acceso independiente para los vehículos de recogida de animales, con el fin de minimizar el estrés de los animales y respetar las medidas de bioseguridad.

 

Las instalaciones del Centro de Protección Animal fueron abiertas en 1983, siendo asumidas por parte del Ayuntamiento en 1989. Desde entonces hasta el momento actual, el Centro se ha transformado y desarrollado con el objetivo de responder a las necesidades surgidas durante más de 30 años, tanto por la evolución en la forma de cuidado y atención de los animales como por las actividades de difusión y formación.

 

PROYECTO DE REFORMA DEL CENTRO DE PROTECCION ANIMAL

Share

(actualización con audio) El Ayuntamiento decide cesar en su colaboración con la asociación APASOS  

Audio concejala Livia Lopez

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz cesará en los próximos días en su colaboración con la asociación APASOS. Se compensarán a este colectivo los gastos en los que haya incurrido desde el 1 de enero para el desarrollo de las actividades que se venían conveniando y, a partir de entonces, el Ayuntamiento cubrirá con recursos propios estas tareas. No hay por lo tanto voluntad municipal de suscribir por el momento el convenio de colaboración correspondiente al presente año.

El cese de la colaboración con APASOS, apoyado tanto por un informe técnico como por otro jurídico, se fundamenta en las desavenencias con la asociación en el proceso de mejora de la gestión del Centro de Protección Animal (CPA) iniciado en 2019 y la implantación de nuevos procedimientos que viene llevándose a cabo desde entonces.

Este proceso de mejora, del que forman parte la reforma de las propias instalaciones y diferentes cambios en los perfiles profesionales asignados al CPA, viene suponiendo el desarrollo de nuevas instrucciones, métodos y modos de funcionamiento interno del centro. Con todo ello se persigue aumentar la seguridad sanitaria, minimizar riesgos de salud y seguridad de las personas trabajadoras y usuarias, mejorar el bienestar de los animales albergados y establecer una organización más eficiente y abierta a la ciudadanía.

Desde la puesta en marcha de estos cambios han sido numerosos los desencuentros con APASOS. La asociación viene mostrando reticencias a la hora de aceptar las normas de organización interna. Manifiesta también discrepancias sobre cuestiones técnicas de competencia municipal, los tratamientos veterinarios que se facilitan y la alimentación de los animales que pauta el personal técnico municipal. Este colectivo también ha mostrado resistencia a acatar las normas de bioseguridad del centro, que marcan restricciones de acceso a la zona de cuarentena y animales enfermos. Las diferencias de criterio también afectan al modo de acogimiento temporal en hogares de animales que podrían ser fácilmente adoptables si permanecieran en el Centro.

Este enfrentamiento reiterado contra todo lo que conlleva el proceso de mejora del Centro de Protección Animal hace imposible una colaboración beneficiosa para los propios animales y para el interés general de la ciudadanía. El Ayuntamiento ha hecho propuestas y demostrado su voluntad de acercar posturas sin que esto se haya traducido en una mejora de la situación. Por ello, la vía que nos queda es el cese de colaboración por el momento. Esperamos poder recuperar la cooperación en un futuro, pero hoy por hoy es imposible”, ha señalado la concejala de Deporte y Salud, Livia López.

Finalizada la colaboración, el Ayuntamiento asumirá con recursos propios las tareas desarrolladas hasta ahora por APASOS. Será el caso de los tratamientos veterinarios y de esterilización, que a partir de ahora realizará en su integridad el servicio de Salud Pública. En cuanto a la búsqueda de casas de acogida y la promoción de adopciones, serán dos ámbitos gestionados directamente por el personal municipal. Un refuerzo y reorganización de la  plantilla del Centro de Protección Animal permitirá que los paseos y momentos de socialización de los animales puedan ser realizados también con personal municipal. Por último, se reforzarán las horas de servicio veterinario.

Este planteamiento es el que vamos a aplicar de forma inmediata y lo hacemos con voluntad de que sea temporal. Se abre un periodo con este modo de trabajo mientras el Servicio valora la evolución de la situación”, matiza la concejala de Deporte y Salud. “Pase lo que pase, el objetivo del Ayuntamiento sigue siendo colaborar con el mundo asociativo y con el voluntariado en la gestión del Centro de Protección Animal. Siempre bajo una premisa: la de garantizar la atención y el bienestar de todos los animales”, ha concluido Livia López.

 

 

 

Share