Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento pondrá en marcha en diciembre un Plan estratégico de eficiencia que permitirá ahorrar a Vitoria 5,5 millones en la factura de la luz durante los próximos seis años

Este ahorro, de casi un millón anual, crecerá hasta los 1,7 millones a partir del sexto año

Se instalarán 352 reguladores de flujo en el alumbrado público, para reducir la intensidad lumínica en horario nocturno

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz pondrá en marcha antes de fin de año un Plan estratégico para lograr mayor eficiencia energética, un objetivo que el equipo de Gobierno municipal se marcó como “prioritario” al inicio de legislatura. El Plan consiste en la instalación de reguladores de flujo en los cuadros de alumbrado público, que a su vez soportan varias farolas. En concreto, serán colocados un total de 352 equipos reguladores en 352 cuadros de luz. Con estos trabajos, que arrancarán en diciembre  a cargo de la UTE alavesa Ekoalumbrado y se prolongarán previsiblemente durante cuatro meses, permitirán al Ayuntamiento de Vitoria ahorrar en la factura de la luz 5.543.564,4 euros en los próximos seis años, es decir, 923.927,4 euros al año, a partir del 2014 (una cantidad por encima de lo previsto en el proyecto inicial, debido a la rebaja del 25% sobre el precio de licitación).

“Por fin, Vitoria tendrá un sistema de iluminación pública de carácter estratégico y pionero, de referencia para otros municipios. El Ayuntamiento va a ahorrar más de 5,5 millones de euros hasta 2020 ofreciendo un servicio más responsable, eficiente y de calidad para los ciudadanos. Este Plan es un claro ejemplo de cómo se puede hacer más con menos”, ha valorado la concejala de Espacio Público en Vitoria, Leticia Comerón, durante la presentación de este Plan cuyos trabajos serán adjudicados próximamente en Junta de Gobierno.

El beneficio en el coste de mantenimiento se debe a que la implantación de este Plan permite reducir el consumo de energía y por consiguiente también reducir la contaminación lumínica.

Esta regulación supone, siguiendo los criterios Starlight (respaldados por diversos organismos internacionales como UNESCO-MAB), reducir en un 30% la intensidad lumínica en horario nocturno, de 23 a 5 horas (de modo que también garantiza las condiciones de seguridad para los ciudadanos). “A partir de ahora podremos regular la intensidad del alumbrado, a día de hoy solo tenemos la opción de on y off,”, ha dicho Comerón. Y al disminuir las horas de funcionamiento de los equipos, estos pueden doblar su vida útil.

Con este proyecto, el Consitorio llegará a controlar más del 86% del alumbrado del municipio, ya que los 352 nuevos reguladores de flujo se sumarán a los 80 equipos reguladores ya instalados en 80 cuadros de la ciudad (en los polígonos industriales de Júndiz, Betoño, Gamarra, y Ali y Barratxi, así como en los sectores recibidos de Salburúa y Zabalgana).

De modo que, una vez que finalicen los trabajos, Vitoria contará con un total de 432 estabilizadores de flujo, que estarán repartidos por toda la ciudad a excepción del Casco Medieval, donde el Ayuntamiento tiene en marcha un plan específico de renovación de alumbrado público cuyas obras arrancarán también antes de fin de año.

Ahorro in crescendo

Este Plan estratégico de alumbrado público es una inversión contra gasto corriente, ya que se abonará parte del ahorro conseguido mensualmente, en forma de renta, a la UTE adjudicataria durante los seis años que dura el contrato. La UTE Ekoalumbrado logró la mayor puntuación en el concurso público que abrió el Ayuntamiento para instalar este proyecto, por un precio de adjudicación de 4.902.411,6 euros IVA incluido, que serán abonados en 72 cuotas.

El ahorro económico que logrará el Consistorio gracias a la puesta en marcha de este Plan incluye el pago de la cuota mensual que se producirá durante los seis primeros años, es por eso que dicho ahorro aumentará a partir del sexto año, pasando de un ahorro anual de 923.927,4 euros a un ahorro anual de 1.740.996 euros a partir del 2020.

Según estas cifras, y teniendo en cuenta que los equipos reguladores tienen una vida útil de 15 años, Vitoria logrará ahorrar 21.212.528 euros hasta 2029, es decir en los próximos quince años (resultado de la suma de los 5.543.564,4 ahorrados en los seis primeros años y los 15.668.964 euros de ahorro de los nueve años restantes).

Además, con este Plan se dotará al servicio municipal de control de telegestión.  Así, se monitorizarán los consumos y valores instantáneos de los parámetros eléctricos relevantes en el alumbrado público, se podrán detectar en tiempo real anomalías relacionadas con la calidad del servicio (apagones, fallos en lámparas…) o del consumo, se podrá mejorar la calidad de actuación a través de una programación de encendido/apagado/activación de dispositivo de ahorro, y también saltarán alarmas y notificaciones en caso de incidencias en la instalación.

Esta actuación es un paso más dentro de las medidas que está tomando el gabinete Maroto “para gestionar de forma más eficaz el alumbrado público”, en palabras de la concejal.

Share