Banner principal (agosto 2012)

Adjudicado el contrato de suministro de mobiliario urbano, que incluye la colocación de 20 pantallas inteligentes de grandes dimensiones y cuyo canon a favor del Ayuntamiento aumenta de 70.000 a 113.000 euros al año

-La empresa adjudicataria, JCDecaux, limpiará todos los soportes cada quince días

-Todos los vehículos adscritos al contrato serán 100×100 eléctricos

 

El Gabinete Urtaran ha adjudicado el contrato de mobiliario urbano de Vitoria-Gasteiz. Un contrato que incorpora importantes novedades sobre las condiciones en las que se licitó, al haber mejorado la empresa adjudicataria importantes mejoras en su oferta. La firma finalmente seleccionada, JCDecaux, abonará un canon de explotación anual de 113.000 euros al año frente a los 70.000 que se habían fijado en el pliego de licitación. Además, el plazo se ha reducido de 15 a 13 años y la empresa cederá más espacios y tiempo para información municipal en los soportes fijados. Existen más mejoras: la firma adjudicataria se ha comprometido a limpiar todo el mobiliario adscrito al contrato cada quince días, realizará un ‘lavado de cara’ profundo a todo el mobiliario tres veces (incluyendo limpieza, lijado y pintado) en los 13 años; y contará con una flota 100×100 eléctrica para realizar sus labores. De la misma forma, once de las nuevas marquesinas que se instalarán en la capital alavesa se nutrirán de energía solar.

El Ayuntamiento impulsa este proyecto con el objetivo de renovar y modernizar las marquesinas de Vitoria-Gasteiz y para continuar con el desarrollo del Plan Vitoria-Gasteiz Smart Green City. Como ya se había anunciado, también se colocarán 20 nuevas marquesinas con pantallas digitales de grandes dimensiones y 47 nuevos puntos de información en parada (PIPs).

Como es habitual en este tipo de contratos, la empresa adjudicataria deberá hacer una importante inversión en mobiliario urbano (casi cinco millones de euros) y abonará al Ayuntamiento un canon por utilización del espacio público. Será de 113.000 euros, una cantidad que se actualizará cada año. La empresa adjudicataria, a cambio, gestionará la explotación de la publicidad de las marquesinas y los elementos de mobiliario urbano que el contrato contempla, aunque deberá reservar espacio para la publicidad municipal. El Consistorio calcula que el valor del contrato –de un plazo de 13 años- es de más de 28 millones de euros, incluyendo la inversión y el mantenimiento del mobiliario. Esas inversiones deberán realizarse en un plazo de cuatro meses.

En el ámbito de las marquesinas, hay que destacar que se ha apostado por continuar con el diseño original del arquitecto navarro Patxi Mangado, al considerarse un diseño moderno, funcional y ya identificado con Vitoria-Gasteiz. Aunque las nuevas 20 contarán con 20 pantallas digitales LCD de grandes dimensiones (hasta 82 pulgadas) que funcionarán las 24 horas de los 7 días de la semana. Dispondrán de elementos antivandálicos y de protección ante las condiciones climáticas adversas. En cuanto a conectividad, estarán preparadas para contar con tecnología Ethernet, 3G/4G, Bluetooth, Wifi y NFC. Actualmente, el Departamento de Movilidad y Espacio Público analiza la mejor ubicación para estos novedosos elementos.

El contrato también incluye la instalación de 47 nuevos Puntos de Información en Parada (PIPs) con pantallas TFT, así como la puesta a punto de la estructura metálica de todo el mobiliario incluido en el contrato. Actualmente, Vitoria-Gasteiz cuenta con 222 marquesinas en la ciudad y los polígonos industriales, otras 28 en los concejos, 4 paneles electrónicos de información, 178 MUPIs, 10 aseos, 20 relojes-termómetro, 96 postes de parada para autobuses, 17 postes de parada de taxis, 53 paneles de señalización informativa y 98 puntos de información en parada.

 

Puesta apunto y adaptación en materia de accesibilidad

Esa puesta a punto incluirá la limpieza del conjunto (incluyendo retirada de pegatinas), el lijado de zonas oxidadas, una mano de pintura de imprimación anticorrosiva y dos manos de acabado de pintura con propiedades antioxidantes. De la misma forma, se sustituirán los vinilos decorativos y corporativos e informativos de TUVISA.

Las paradas también se adaptarán a la normativa de accesibilidad, contando así con bancos con apoyo isquiático. También se modificará la altura mínima del mobiliario para garantizar la accesibilidad para las personas con ceguera o con discapacidades visuales.

La empresa adjudicataria, de la misma forma, además de suministrar las 20 nuevas marquesinas con pantalla, desplazará 40 de las actuales –las que serán sustituidas por las nuevas del BEI-. Asimismo, moverá 30 postes de parada de autobús. El mantenimiento y explotación publicitaria de las futuras marquesinas del BEI corresponderá igualmente al adjudicatario del presente contrato, que también tendrá que instalar nueve aseos autolimpiables para el personal conductor de TUVISA. Igualmente, estará obligado a facilitar al Ayuntamiento espacios para la comunicación institucional en la red de pantallas.

En cuanto a los criterios de adjudicación, es destacable el hecho de que se hayan valorado, además de la propuesta técnica y la económica, aspectos como la reducción de la duración del contrato, la cesión de espacios publicitarios al Ayuntamiento, el incremento del número de pantallas, así como los criterios medioambientales o de accesibilidad. El porcentaje de personas con discapacidad en la plantilla también ha sido un elemento diferencial entre las tres empresas que se presentaron al concurso.

En 2018, el Ayuntamiento ya licitó este contrato, al que se presentó una única empresa. Aquella firma no cumplía los requisitos mínimos exigibles, de acuerdo con los Servicios Técnicos Municipales. Por eso, la Junta de Gobierno Local declaró desierta la adjudicación. La empresa referida presentó un recurso especial contra su exclusión del procedimiento. Después, el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Euskadi resolvió desestimar el recurso de la empresa y consideró correcta la decisión de la Junta de Gobierno Local de declarar desierta la adjudicación.

 

Share