Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento inicia una prueba piloto para el control de plagas de roedores mediante trampas inteligentes

  • La solución utilizada permite eliminar ratas en el alcantarillado mediante un sistema que ahorra costes de mantenimiento y desplazamiento

 

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha iniciado recientemente las pruebas de un nuevo método de control de la población de ratas mediante un sistema de trampas inteligentes. Son dispositivos que funcionan de forma automática y sin recurrir a los rodenticidas que se vienen utilizando de forma convencional. Este nuevo modelo de trampa -diseñado por la firma EZSA, titular de la contrata de de servicios de desinfección, desinsectación y desratización- no necesita conexión eléctrica y dispone de operatividad para reportar incidencias de funcionamiento en tiempo real.

La solución que se está probando se compone de un sistema de bloqueo y una trampa mecánica. De momento, estos aparatos se han instalado en tres ubicaciones en los barrios de Adurtza, San Cristóbal y Arantzabela, con la idea de ir trasladándolos por otros 23 puntos repartidos por toda la ciudad.

A la hora de colocar las trampas inteligentes se actuará preferentemente en zonas de control categorizadas como de incidencia alta/media (más de una captura diaria) y se mantendrán en la ubicación hasta que el punto de control tenga una incidencia nula o baja durante al menos dos semanas seguidas. Finalizado el primer año de la prueba, se realizará un estudio de la actividad de las trampas por ubicación para categorizar las zonas con mayor incidencia.

Se actúa sobre alcantarillas, uno de los hábitats preferidos por las ratas, buscando la mayor eficacia posible a la hora de prevenir la proliferación de estos animales. El nuevo modelo de trampa tiene además un alto nivel de autonomía: la batería de sus emisores tiene una vida útil de cinco años y el dispositivo se reactiva automáticamente tras una eliminación pudiendo monitorizarse cualquier avería, lo que facilita su mantenimiento y evita desplazamientos innecesarios.

“Seguimos avanzando en materia de control de la población de roedores. Por un lado, trabajando en superficie, buscando minimizar los puntos donde se depositan residuos que puedan atraer su presencia. Y a esta labor ahora se suma el nuevo sistema de trampas inteligentes que estamos probando en la red de alcantarillado, un sistema pensado para ganar operatividad y reducir los productos químicos que tradicionalmente se vienen utilizado”, ha señalado la concejala responsable de Deporte y Salud, Livia López.

Vitoria-Gasteiz se convierte en una de las primeras ciudades en contar con este nuevo sistema.

Share