Banner principal (agosto 2012)

Finaliza un proyecto de conservación de especies amenazadas en el humedal de Salburua

 

El visón europeo y el galápago leproso han consolidado su población.

 

La Unidad de Anillo Verde y Biodiversidad del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha ejecutado con el apoyo del Gobierno Vasco diversas acciones para preservar la diversidad biológica del Humedal de Salburua y mejorar el estado de conservación de de su flora y fauna amenazada. Entre las acciones llevadas a cabo y los resultados obtenidos cabe destacar los referentes al galápago leproso y el visón europeo.

El galápago leproso cuenta con la principal población y el único punto reproductor conocido del País Vasco en Salburua. Entre sus amenazas destaca la competencia ejercida por los galápagos exóticos, mascotas liberadas en el medio natural de forma irresponsable. Desde el año 2013 se llevan a cabo campañas de captura de las especies invasoras y de seguimiento de la especie nativa. Entre los años 2019 y 2020 se han retirado 6 ejemplares de especies exóticas y se han identificado 50 galápagos leprosos, 15 de ellos nuevos ejemplares.

El visón europeo es el pequeño carnívoro más amenazado del Mundo. En Salburua y su entorno mantiene una valiosa población. Su principal amenaza era el visón americano, especie exótica invasora que se ha conseguido eliminar de la zona. Sin embargo, la escasa población remanente de visón europeo era incapaz de recuperarse por si sola, por lo que era necesario reforzarla con ejemplares provenientes de cautividad. En el año 2020 se han liberado 10 ejemplares, de los cuales 7 han sobrevivido a su momento más crítico,  las primeras semanas tras su puesta en libertad. Estas acciones se mantendrán en años venideros hasta restaurar una población estable y autosuficiente de visón europeo en la zona.

 

Otras actuaciones

En el año 2014 se produjo un fuerte brote de botulismo aviar en Salburua, una grave enfermedad que supuso la muerte de casi 800 aves. Desde entonces se pusieron en marcha una serie de medidas para intentar evitar nuevos episodios. Entre ellas se incluyó una revisión semanal del interior de las lagunas en verano para detectar posibles mortandades, evitando así la expansión de la enfermedad. Gracias a estas medidas en los últimos años no ha vuelto a producirse ningún episodio relevante de botulismo aviar.

El Banco de Germoplasma Vegetal del Jardín Botánico de Olarizu ha recolectado semillas de poblaciones de flora amenazada y otras especies de interés para su conservación a largo plazo y ha definido los protocolos de germinación y cultivo que han permitido contar con los ejemplares necesarios para las acciones dedicadas a la flora.

Se han creado en los prado-juncales de Salburua 3 parcelas de exclusión de herbívoros donde se han introducido Galium boreale y Senecio carpetanus, dos plantas protegidas a nivel autonómico en las categorías de ‘Vulnerable’ y ‘En peligro de extinción’. La principal amenaza a la que se enfrentan es la desaparición de los prado-juncales, herbazales húmedos que en el pasado cubrían mayores extensiones en la Llanada alavesa y otras localidades. Salburua ofrece extensos prado-juncales bien conservados para intentar mantener poblaciones viables de ambas especies y evitar su desaparición.

Hace tan solo 40 años el nenúfar blanco (Nymphaea alba) poblaba buena parte de los ríos y zonas húmedas de Álava, como el río Zadorra a su paso por Vitoria-Gasteiz. A partir de semillas obtenidas en la única localidad que se conserva en Álava y todo el País Vasco, se han cultivado e introducido 18 ejemplares repartidos en 3 núcleos para recuperar la presencia de esta especie en Salburua.

Se han creado en los cursos de agua y humedales de Salburua 3 núcleos de 50 individuos de berra de agua (Berula erecta), una planta que presenta sus tres últimas poblaciones de todo el País Vasco en Álava, una de ellas en el municipio de Vitoria-Gasteiz.

Estas dos últimas especies están ligadas a los medios acuáticos y declaradas “En peligro de extinción”. Su principal amenaza es la alteración y contaminación de los cursos fluviales y los humedales. Estos hábitats presentan en Salburua las condiciones necesarias para ensayar la introducción de estas especies con el fin de lograr su recuperación a nivel autonómico.

 

Un poco de historia

El Humedal de Salburua, profundamente transformado durante el siglo XIX para su aprovechamiento agrícola, fue recuperado por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz a partir de 1994. Desde la recuperación del sistema lagunar y la restauración de sus hábitats más característicos se ha producido un notable incremento de los valores naturales del espacio, traduciéndose en un aumento de la riqueza y diversidad de flora y fauna. Actualmente, alberga comunidades biológicas de gran interés y algunas especies amenazadas.

Todo ello derivó en su declaración como Zona de Especial Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), además de ingresar en el Listado RAMSAR de Humedales de Importancia Internacional.

Folleto divulgativo: https://bit.ly/2TFtTeA

Memoria del proyecto: https://bit.ly/3iaPEgB

 

Share

Vitoria-Gasteiz celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica 2016 con una conferencia y txalaparta en el Anillo Verde

Bajo el lema “Incorporación de la diversidad biológica. Apoyar a la gente y a sus medios de subsistencia”, el Ayuntamiento organiza una jornada destinada a recapitular las acciones acometidas dentro de la Estrategia para la Conservación de la Biodiversidad en el municipio

Vitoria-Gasteiz se sumará al Día Internacional de la Diversidad Biológica mediante una jornada que se celebrará mañana en Ataria, en la que se analizarán las acciones acometidas para detener la pérdida de biodiversidad y alcanzar un estado de conservación favorable de los hábitats a lo largo de 2015, así como a describir con más profundidad una de las iniciativas desarrollada en los últimos meses: la conservación de los galápagos autóctonos en el municipio.

Esta conferencia tendrá lugar este jueves, 19 de mayo, a las 19:00 horas, y correrá a cargo de los técnicos Luis Lobo (Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz) y Xabi Buenetxea (Bolue Estudios Ambientales). Ambos expertos expondrán los esfuerzos invertidos para frenar la pérdida de diversidad biológica.

Además, el domingo 22 de mayo, el Centro de Estudios Ambientales ha organizado en colaboración con el grupo Txalamako la actividad sonora “El despertar de la biodiversidad”. Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Diversidad Biológica, el Ayuntamiento quiere hacer llegar a todos los gasteiztarras sonidos naturales y para ello ha organizado un evento simultáneo al son de la txalaparta en las entradas principales de los parques que componen el Anillo Verde. “Se podrá oír este instrumento alrededor de nuestra ciudad y con él queremos despertar en cada uno de nosotros esa biodiversidad de sonidos que nos brinda la primavera”, destacan desde el Centro de Estudios Ambientales. La txalaparta sonará a las 12.00 horas en la entrada del Parque de Salburua y en el de Zabalgana (por Mariturri). Hora y cuarto después, lo hará en Zadorra (Atxa) y Olárizu (Campo de Los Palacios).

La Asamblea General de las Naciones Unidas celebrará el próximo 22 de mayo el Día Internacional de la Diversidad Biológica. Una fecha elegida para coincidir con el aniversario de la aprobación del Convenio sobre la Diversidad Biológica rubricado en 1992.

Este año, bajo el lema “Incorporación de la diversidad biológica. Apoyar a la gente y a sus medios de subsistencia”, la Asamblea General mantiene el propósito de informar y concienciar a la población y a los Estados sobre cuestiones relativas a la pérdida de biodiversidad como consecuencia de la deforestación y los procesos de desertificación.

Según la propia ONU “la deforestación y la desertificación –provocadas por las actividades humanas y el cambio climático– suponen grandes retos para el desarrollo sostenible y afectan a las vidas y a los medios de vida de millones de personas en la lucha contra la pobreza”.

Sin ir más lejos, el 30% de la superficie terrestre está cubierta por bosques y estos, además de proporcionar seguridad alimentaria y refugio, son fundamentales para combatir el cambio climático, pues protegen la diversidad biológica y las viviendas de la población. Cada año desaparecen 13 millones de hectáreas de bosque y la degradación persistente de las zonas áridas ha provocado la desertificación de 3.600 millones de hectáreas, por lo que es hora de poner freno a la desertificación  mediante medidas destinadas a la gestión forestal sostenible.

Para ello, se celebrará en Cancún, México, entre el 4 y el 17 de diciembre de 2016, la decimotercera reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (COP 13), que se centrará en la incorporación de la diversidad biológica dentro y a través de los sectores, algo directamente vinculado al tema de este año del Día de la Diversidad Biológica.

En febrero de 2015 el Ayuntamiento aprobó la Estrategia para la Conservación de la Biodiversidad del Municipio de Vitoria-Gasteiz, cuyo principal objetivo es «detener la pérdida de biodiversidad y alcanzar un estado de conservación favorable de los hábitats y especies del municipio en el plazo de diez años, fomentando el reconocimiento de sus valores y funciones para la sociedad».

 

Share