Banner principal (agosto 2012)
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  19 noviembre 2019 12:16

El presidente de AMVISA, Felipe García, en la presentación de la campaña

 

Audio Felipe García

Ha instalado en la plaza del General Loma la simulación de una tubería atascada para recordar que “el inodoro no es el cubo de la basura”

 

AMVISA ha instalado en la plaza del General Loma la reproducción de un tramo de tubería atascada con toallitas y otros residuos que diariamente se retiran en la depuradora de Crispijana. Esta simulación, que podrá verse a lo largo de esta semana, da una idea del alcance de este problema, al tiempo que intenta sensibilizar e informar a la ciudadanía sobre la necesidad de adoptar buenas prácticas en la gestión de estos residuos domésticos.

Felipe García, presidente de AMVISA, ha explicado que con esta acción a pie de calle “queremos fomentar las buenas prácticas ciudadanas en materia de saneamiento. El inodoro no es el cubo de la basura; las toallitas, los restos de comida y otros productos de aseo personal se deben depositar en el contenedor correspondiente porque tenemos alternativas para ello. Si gestionamos correctamente los residuos, utilizando los puntos de depósito que ofrece el Ayuntamiento y evitando su eliminación por el desagüe, mejoraremos el estado de nuestra red de saneamiento y colaboraremos en la conservación de nuestros  ríos y mares”.

 Existe una preocupación creciente por la contaminación que generan productos habituales de uso doméstico que son vertidos por el desagüe o el inodoro, y que no se pueden eliminar en las plantas de tratamiento de las aguas residuales urbanas.

Reproducción de un tramo de tubería atascada con toallitas

 Relacionado con esta problemática, un centenar de entidades, entre las que se encuentra AMVISA, se han adherido a la campaña de sensibilización “No alimentes al monstruo de las cloacas” sobre los productos no aptos para desechar por el inodoro.

Estos “contaminantes emergentes” son los medicamentos, maquillajes, productos tóxicos como pinturas, barnices o disolventes y los aceites de cocina. Sus componentes llegan a ríos, mares y demás sistemas acuáticos a través de las redes de saneamiento, bien de forma involuntaria (a través de la orina, las heces, los jabones…) o voluntariamente. Su impacto sobre la fauna y flora del medio hídrico empieza a ser preocupante.

Para luchar contra este “monstruo de las cloacas”, los sectores españoles del agua y del papel han impulsado recientemente un nuevo estándar UNE 149002. Se trata de una norma que indica que las toallitas húmedas y cualquier otro producto susceptible de ser desechado por el inodoro deben cumplir varios requisitos respecto a su composición y su capacidad de sedimentación, dispersión, desintegración y biodegradación.

Asimismo, determina cómo se deben etiquetar y qué mensajes se pueden trasladar en la comercialización de este tipo de productos de uso habitual en el cuarto de baño, con el fin de evitar que terminen en el inodoro productos que se presentan implícita o explícitamente como desechables, pero que no cumplen los requisitos exigidos y, por tanto, no son respetuosos con el Medio Ambiente.

Cartel de la campaña

 La campaña de concienciación de AMVISA coincide con la celebración hoy del Día Mundial del Retrete con el que Naciones Unidas recuerda que el saneamiento es un derecho humano, pero que todavía hay 4.200 millones de personas que viven sin servicios sanitarios gestionados de forma segura.

Cada año se estima que 430.000 personas mueren en el mundo por afecciones derivadas de la falta de saneamiento, un factor importante en la proliferación de enfermedades intestinales.

 

 

 

 

 

 

Share
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  30 julio 2019 09:42

Lo revela un estudio que también recoge el alto nivel de satisfacción con la calidad del agua que llega a los hogares.

Audio Felipe García

AMVISA ha dado a conocer hoy los resultados del “Estudio sobre hábitos de consumo y la gestión del agua en Vitoria-Gasteiz” que realiza cada cuatro años y en los que la ciudadanía le ha otorgado una alta nota, tanto en la gestión como en la calidad del servicio.

El objetivo de esta investigación ha sido el conocer la percepción de usuarios y usuarias sobre la gestión del agua en la ciudad, así como sus hábitos de ahorro de agua y otras cuestiones relacionadas con el consumo en los hogares.

Este estudio se viene realizando desde 2004, cada cuatro años. Este de 2019 es el quinto “y la tendencia sigue siendo positiva. Los resultados obtenidos son buenos y pese a la exigencia que siempre existe sobre la calidad y gestión del servicio, vemos que la ciudadanía sigue valorando positivamente el papel de AMVISA y  está muy satisfecha con la calidad del agua que llega a sus casas”, explica Felipe García, presidente de la empresa municipal.

Los resultados de este completo análisis, presentado hoy a los consejeros de AMVISA, han sido elaborados gracias a las entrevistas realizadas a 602 personas con las que se han podido conocer:

  • La percepción ciudadana acerca de la gestión y distribución del agua en Vitoria-Gasteiz.
  • El conocimiento de la población acerca de su propio consumo de agua, tanto a nivel de cantidad como a nivel de gasto económico.
  • Los hábitos de consumo y ahorro de la población en relación al agua.

Principales conclusiones 

Notoriedad de AMVISA. El nivel de conocimiento espontáneo de los vitorianos respecto a cuál es la entidad encargada de gestionar el servicio integral del agua continúa siendo elevado, situándose en un 74,1%. Un 92,9% de los vitorianos y vitorianas reconoce a AMVISA como la entidad gestora en materia del agua en esta ciudad.

Calidad del servicio de AMVISA. El 82,3% de los vitorianos valora la calidad del servicio integral del agua como muy buena o buena. Este nivel de satisfacción es similar al registrado en el año 2015 (75,9%) y el 2011 (81,2%), manteniéndose por tanto la satisfacción del usuario en índices muy positivos. El porcentaje de personas que muestran quejas respecto a este servicio, es muy residual.

Calidad del agua. Las personas consultadas muestran un alto nivel de satisfacción respecto a la calidad del agua en Vitoria-Gasteiz, tanto en lo que respecta al color, como el olor y el sabor. En torno a nueve de cada diez usuarios valoran estos atributos como muy o bastante buenos. El color es lo mejor valorado, con lo que más satisfechos se muestran los vitorianos, seguido del olor y por último el sabor.

Precio del agua. La ciudadanía considera que el precio que se paga por el agua en Vitoria-Gasteiz es más justo que el de otros servicios. Un 48,9% lo califica como “precio justo”.

Respecto a la percepción y la preocupación ciudadana sobre el agua y sus hábitos:

Consumo. Aumenta en 6 puntos la percepción que tiene la ciudadanía de que su consumo es “normal”, mientras que disminuye el de aquellas personas que lo califican como “bajo”. Un 78,3% lo valora como normal, frente al 13,3% que lo califica bajo y un 5,3% alto.

Hábitos de ahorro. Se mantienen prácticamente similares respecto al año 2015. Destaca, sobre todo, la mejoría respecto al uso del lavavajillas en detrimento de lavar los platos en el fregadero. Asimismo, un 17,5% de las personas consultadas manifiesta tener algún sistema de ahorro de agua en sus hogares, siendo este porcentaje algo más elevado entre las personas con edades comprendidas entre los 30 y los 44 años.

Concienciación. Disminuye en 9 puntos el porcentaje de personas que considera prioritario hacer un uso eficiente del agua (57,5%), y aumenta en 12 el de las que opinan que es una cuestión de futuro (37,7%).

ESTUDIO AMVISA GESTION AGUA Y HABITOS CONSUMO 2019

Share
Categorías: Nota informativa  —  Etiquetas: ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  3 julio 2019 14:24

Esta mañana se han constituido los nuevos consejos de administración de las sociedades municipales Ensanche 21 y AMVISA.

Ana Oregi (EAJ-PNV) presidirá la sociedad urbanística mientras que Felipe García (PSE-EE) ha asumido la presidencia de la empresa municipal de aguas.

Share