Banner principal (agosto 2012)

La pérdida de ingresos municipales procedentes del FOFEL se cifra definitivamente en 28,8 millones de euros

El concejal de Hacienda, Iñaki Gurtubai, ha actualizado las previsiones de ingresos económicos en las arcas municipales derivados del Fondo Foral de Financiación de Entidades Locales (FOFEL). La primera estimación fue de un descenso de 45 millones de euros sobre los 177 previstos en el Presupuesto 2020. Después del verano, esta pérdida de ingresos se actualizó a 38 millones. Finalmente, ya se conoce la cifra definitiva que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz dejará de recaudar respecto a la previsión del FOFEL y que asciende a 28.871.614 euros.

“La recaudación por FOFEL va a bajar bastante menos de lo que esperábamos en marzo y en septiembre. Sigue siendo, en cualquier caso, una importante caída de ingresos, pero es una buena noticia porque va a permitirnos que no tengamos que hacer más que pequeños ajustes para lo que resta de ejercicio económico”, ha señalado Iñaki Gurtubai.

El concejal de Hacienda ha recordado que en su momento el Ayuntamiento tuvo que habilitar un significativo volumen de retenciones de crédito en el Presupuesto 2020. “Eran ajustes importantes y necesarios. El tiempo ha demostrado que aquella decisión fue un acierto, porque a final de año no va a ser necesario tomar medidas de ajuste añadidas más allá de pequeñas actuaciones de gestión”, añade Gurtubai.

Igualmente, el Ayuntamiento ya cuenta con la previsión de ingresos derivados del FOFEL para el próximo año, cifrada en 163,15 millones de euros. Esto supone un descenso del 8,42% respecto a la previsión de 177 millones de euros fijada inicialmente para 2020. “Es una buena noticia, no en si misma, sino en previsión de que esta cifra a partir de la cual elaborar el próximo Presupuesto municipal iba a ser bastante peor”, apunta el concejal de Hacienda.

Gurtubai aboga por recurrir el año que viene al mínimo endeudamiento posible respecto a la capacidad que ha concedido a los ayuntamientos la Diputación Foral de Álava. “Este Gobierno no tiene la menor intención de dejar un problema económico inasumible para las corporaciones que gestionen la ciudad en el futuro”, ha concluido.

 

 

Share

El alcalde urge la modificación del FOFEL para compensar la desventaja que genera para Vitoria-Gasteiz la actual financiación foral

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El alcalde, Gorka Urtaran, ha comparecido esta mañana en la Ponencia sobre la Financiación de las Entidades Locales que se está llevando a cabo en las Juntas Generales de Álava con el objeto declarado de revisar el sistema de financiación foral de las entidades locales. En este marco, el alcalde ha puesto de manifiesto la necesidad de una revisión del FOFEL que permita compensar la desventaja que supone para Vitoria-Gasteiz el reparto de la financiación foral.

El FOFEL (Fondo Foral de Financiación de las Entidades Locales de Álava) está conformado por el 52,3% de los recursos económicos disponibles, en los que participan todos los ayuntamientos y entidades locales del Territorio. Ese porcentaje es sensible inferior al 56% que reciben los municipios vizcaínos y  al 58% de los guipuzcoanos. En el caso de Álava, este 52,3% se complementa, excepto para la ciudad de Vitoria, con el 3,7% proveniente del Plan Foral de Obras y Servicios. El hecho de que la ciudad de Vitoria-Gasteiz no participe, la convierte en la capital de territorio de Euskadi que participa en menor medida de la financiación foral.

Si la dotación económica del FOFEL fuera del 56%, este año el Ayuntamiento percibiría 11.498.582 euros más respecto a la cantidad que ahora tiene asignada. En los últimos cinco años, este desfase económico contrario al Ayuntamiento asciende a un global de 47.432.564 euros.

En la comparecencia, el alcalde ha transmitido la necesidad de que la revisión de la financiación de las Entidades Locales tenga muy presente la Ley 2/2016 de Instituciones Locales de Euskadi, más conocida como Ley Municipal, aprobada el año pasado y que aboga por dar estabilidad a las instituciones, financiándolas según los servicios que cada una preste. “A tenor de lo establecido en la Ley Municipal, urge aumentar progresivamente la dotación del FOFEL hasta el 56% para corregir la desventaja que actualmente se produce en Vitoria con respecto a otras ciudades y municipios”, ha señalado Gorka Urtaran.

A la desigualdad de Vitoria-Gasteiz respecto a la financiación que reciben Bilbao y Donostia, se suma el hecho de que el Ayuntamiento asume en exclusiva gastos vinculados a una serie de instalaciones que, sin embargo, dan servicio a otras entidades del Territorio Histórico de Álava. Como ejemplo de esta situación, Urtaran ha señalado los casos de la planta de Residuos Sólidos Urbanos de Jundiz, el vertedero de Gardelegi y el centro de protección animal de Armentia. Solo en el caso de la planta de Jundiz, el Ayuntamiento asume un gasto anual  de 650.000 € que tendría que corresponder a otras Cuadrillas alavesas. En este sentido, el alcalde ha recalcado la necesidad de compensar económicamente estos servicios que Vitoria-Gasteiz asume en beneficio de otras cuadrillas, concejos o municipios.

Otro factor que incide en esta desventaja es el hecho de que el Presupuesto municipal de Vitoria-Gasteiz esté financiando servicios públicos deficitarios desde un punto de vista económico de carácter cultural, deportivo o de ocio, cuyos usuarios habituales son, además de la ciudadanía gasteiztarra, alaveses no residentes en la capital. Así mismo, el hecho de que en Vitoria-Gasteiz se ubiquen infraestructuras educativas, sanitarias o de transporte que dan servicio a todo el Territorio obliga al Ayuntamiento a asumir en exclusiva gastos vinculados a estas infraestructuras, como los de aparcamiento, transporte urbano o mantenimiento de las instalaciones.

Por este mismo motivo, la Hacienda foral de Bizkaia contempla una asignación singular para Bilbao y la Norma Foral de Gipuzkoa reserva un porcentaje económico a Donostia por razón de capitalidad. “Vitoria-Gasteiz es la única de las tres capitales vascas que no tiene reconocida una participación específica, por capitalidad, en los fondos forales”, ha remarcado Gorka Urtaran.

Un último aspecto que debe ser revisado en lo tocante a la financiación foral es la asignación correspondiente a las cuadrillas. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz presta los servicios que corresponderían a la Cuadrilla y, sin embargo, no percibe ni tan siquiera la participación fija que se reserva a cada una de las cuadrillas, cifrada en 67.613 euros. “No es tanto una cuestión cuantitativa como cualitativa, pues reinvidico el papel de la Cuadrilla de Vitoria-Gasteiz y el trabajo que realizan los concejos de los pueblos de nuestra cuadrilla”, ha añadido Urtaran.

El alcalde ha resaltado la importancia de mantener el equilibrio territorial y considera que el Plan Foral de Obras y Servicios es un instrumento muy valioso para dar respuesta a las inversiones necesarias en los pueblos y entidades locales de nuestro Territorio Histórico. “Su mantenimiento para fomentar el equilibrio territorial y la solidaridad entre los municipios alaveses es un objetivo compartido, pero ello no debe ser a costa de limitar la participación del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz en el reparto de los recursos disponibles vía FOFEL”, ha concluido el alcalde.

 

 

 

Share