Banner principal (agosto 2012)

Finaliza la campaña del Impuesto de Bienes Inmuebles con un total de 256.592 recibos girados

  • La bonificación a viviendas en base a su cerfiticación energética, principal novedad este año, se ha aplicado en 815 casos

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz dio ayer por finalizado el periodo de pago voluntario del Impuesto de Bienes Inmuebles, que permanecía abierto desde el 6 de abril. Igualmente, se procedió a cargar en cuenta el importe de los recibos domiciliados. Son un total de 256.592 los recibos girados en esta campaña, 756 más que el año pasado, de los que 28.119 cuentan con algún tipo de bonificación.

Entre las bonificaciones aplicadas, este año destaca como novedad la relativa a la certificación energética del edificio, con un 50% de descuento en el IBI en las viviendas de edificios con certificación de clase “A” y un 25% en el caso de edificios con certificación energética de clase “B”. En el primer caso han sido 491 las bonificaciones aplicadas mientras que en el segundo ascienden a 324, lo que suma un total de 815 bonificaciones aplicadas cuyo importe global ha ascendido a 110.073 euros.

Además de los 252 casos en los que la bonificación del IBI en base a la certificación energética se ha realizado por solicitud de la vivienda afectada, cabe señalar que el Ayuntamiento ha aplicado la bonificación de oficio, sin necesidad de solicitud, en la mayoría de casos. Para ello, se ha basado en la información recibida sobre el registro de certificaciones con que cuenta el Ente Vasco de Energía actualizada a 1 de enero de 2018 (certificaciones posteriores a esta fecha serán bonificadas a partir del año que viene). Ha bastado que una vivienda solicitara esta bonificación para que se haya aplicado sobre el resto de viviendas del edificio.

Destaca también el progresivo incremento del número de fraccionamientos en el pago del IBI. Este año son 35.928 los recibos pagados en varias cuotas, 1.122 más que el año pasado.

Share

El Gabinete Urtaran aprueba una modificación del IBI 2017 para apoyar al pequeño comercio

La Junta de Gobierno ha aprobado esta mañana la toma en consideración de una de las seis alegaciones particulares presentadas a la ordenanza reguladora del Impuesto de Bienes Inmuebles de 2017 con la que se pretende proteger al pequeño comercio de subidas desproporcionadas en este tributo. Para ello, se modifican las condiciones de aplicación del tipo diferenciado de este impuesto (del 0,410 por ciento) previsto para aquellos usos diferentes del residencial (que cuenta con un tipo del 0,320 por ciento). De este modo, se pasará de gravar con el tipo diferenciado al 10% de los inmuebles comerciales de mayor valor catastral a hacerlo solo sobre el 5% de estos inmuebles.

Con esta medida, que tiene que ser aprobada por la Comisión de Hacienda y el Pleno Municipal, se pasará a aplicar a cerca de medio millar de comercios el mismo tipo general que al resto de bienes de uso residencial evitando posibles incrementos y reservándose el tipo diferenciado para la mitad de comercios de los inicialmente previstos en el IBI 2017.

“Queremos garantizar que el comercio local y tradicional no se va a ver afectado por incrementos desproporcionados del IBI, una preocupación que compartimos con nuestras compañeras y compañeros del Grupo Socialista en el equipo de gobierno. Por ello, hemos tenido en cuenta una alegación razonable, que no pone en peligro el conjunto de la recaudación prevista para este impuesto y que lo hace todavía más justo y progresivo”, ha señalado la concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo.

El calendario de tramitación de la ordenanza fiscal del Impuesto de Bienes Inmuebles continuará mañana miércoles con una Comisión de Hacienda extraordinaria y urgente donde debatir la resolución del equipo de gobierno sobre las alegaciones presentadas. Finalmente, el resultado de la Comisión de Hacienda se trasladará a un Pleno previsto para el próximo viernes en el que la ordenanza del IBI 2017 quedará aprobada de forma definitiva.

Share

El Gabinete Urtaran plantea como solución más justa al incremento del recibo del IBI a la VPO una modificación de la Norma Foral que permita marcar a la subida un tope del 10%

El Gobierno Municipal planteará el próximo miércoles en el Pleno Extraordinario y Urgente sobre el incremento de los recibos del IBI a las Viviendas de Protección Oficial una solución basada en la modificación de la Norma Foral que regula este impuesto para que su subida no supere el 10%. De este modo, se evitaría el incremento medio de un 28% derivado de una actualización de los valores máximos de venta para cerca de 20.000 viviendas a la que no se puede dar marcha atrás.

 

“Planteamos esta solución pensando en las familias a las que afecta la subida del recibo porque es la opción mejor y más justa. Tenemos que dejar muy claro que el Ayuntamiento se ha limitado a aplicar la cuota del IBI derivada de la actualización del precio máximo de venta de la VPO. Sería ilegal utilizar ahora unos valores diferentes para poner freno al incremento de este impuesto a las viviendas afectadas”, ha señalado la concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo.

 

Gonzalo considera que responsabilizar al actual gobierno municipal de una medida adoptada por el anterior ejecutivo supone una absoluta falta de ética. “Fue el PP quien incluyó la actualización del valor de las viviendas afectadas como una de las medidas incluidas en el Plan de Lucha contra el Fraude. Querer ahora achacar a otros lo que ellos han provocado es una pose totalmente irresponsable. En cualquier caso, la ciudadanía no quiere saber quién ha originado el problema. Quiere una solución real, factible y razonable”, ha subrayado la concejala de Hacienda.

 

“Somos conscientes de que una subida repentina del 28% es absolutamente desproporcionada. Por ello, planteamos limitar las subidas con incrementos moderados que no superen el 10%, algo asumible por las familias a tenor del impuesto que se gira”, ha concluido Itziar Gonzalo.

 

Share

El alcalde propone modificar la normativa para limitar el incremento del IBI a las viviendas de protección oficial

  • Urtaran señala que las rentas más bajas con VPO tendrán una bonificación media de este impuesto en un 42% y ofrece la posibilidad de fraccionar el recibo hasta en nueve cuotas
  • “Apliquemos el sentido común para limitar la subida del IBI a una cuantía razonable y asequible”, afirma el alcalde

 

El alcalde de Vitoria-Gasteiz ha planteado a los Grupos políticos una propuesta de modificación de la Norma Foral del Impuesto de Bienes Inmuebles estableciendo un límite a los incrementos de este impuesto que se apliquen a las viviendas de protección oficial. “No es razonable que muchas familias vean incrementado el IBI en un 30% de un día para otro. Tenemos que medir el impacto real de una medida como ésta fijando un tope máximo de subida. Vamos a explorar las vías para hacerlo posible. No es un camino fácil pero, aplicando el sentido común, es posible acordar medidas que permitan mitigar incrementos desproporcionados del IBI. De la misma manera que en su momento no se podía aplicar una subida desproporcionada al Impuesto de Actividades Económicas, tenemos que hacer lo mismo en este caso”, ha señalado Gorka Urtaran.

 

Paralelamente, el alcalde ha anunciado que, de las viviendas de protección oficial que este año han visto actualizado su valor máximo de venta, aproximadamente 20.000, el 37,8% va a contar por término medio con una bonificación del 42% de la cuota. Esta medida permitirá que las personas titulares de VPO con rentas más bajas no se vean afectadas por una subida desproporcionada. “Hay que tener en cuenta la situación de estas familias y, por ello, van a contar con una bonificación de casi la mitad del importe del recibo”, subraya Urtaran.

 

Una tercera medida presentada por el alcalde es el fraccionamiento de la cuota del Impuesto de Bienes Inmuebles. “Muchas familias titulares de VPO tienen recursos económicos suficientes para abonar la actualización de valores de sus viviendas. El 63% de los titulares de la VPO no puede acceder a la bonificación que se concede a las rentas más bajas pero, a través del fraccionamiento de la cuota, se hace más asequible el pago del recibo” ha matizado Gorka Urtaran. El incremento del Impuesto de Bienes Inmuebles a las VPO, cuyo valor máximo de venta se ha visto actualizado este año, será por término medio de entre 44 y 57 euros este año.

 

Urtaran ha apelado a la responsabilidad, el sentido común y la calma de los Grupos políticos ante el debate generado sobre el IBI a la VPO. “Sigo tendiendo la mano al acuerdo y para hacer de Vitoria-Gasteiz una ciudad en la que la calidad de vida de todas las personas esté garantizada”, ha concluido.

 

Share