Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento devolverá en octubre el 25% del abono de las instalaciones deportivas de forma generalizada

Todas las personas abonadas a las instalaciones deportivas municipales obtendrán en la segunda quincena del próximo mes de octubre la devolución de oficio de la cuarta parte del importe de su abono como consecuencia del cierre que se llevó a cabo durante la reciente crisis sanitaria. En un principio se habían planteado dos alternativas para hacer efectiva esta devolución: mediante solicitud este mismo año o como descuento automático en la cuota del próximo año. Finalmente, para ganar en eficiencia en la gestión y evitar trámites a la ciudadanía, se ha optado por aplicar en octubre y de oficio esta devolución al conjunto de personas abonadas, sin necesidad de formular una petición al respecto.

 

El Ayuntamiento contaba a principios de año con un total de 97.509 personas abonadas a las instalaciones deportivas municipales, lo que supone el 38,2% de la población empadronada. De estos abonos, 63.291 son de clase A (de 25 años cumplidos en adelante), con un importe anual de 95,4 euros. El resto son de clase B (7.354 abonos en el tramo de 18 a 24 años) con un importe de 79,1 euros, clase C (22.382 abonos en el tramo de 5 a 17 años) con un importe de 19,9 euros y clase D (4.482 abonos en el tramo de 0 a 4 años) de carácter gratuito. Cabe recordar también que estas cuotas cuentan con bonificaciones a las familias y a estudiantes de hasta 24 años.

 

El teniente de alcalde Iñaki Gurtubai ha recordado que la recaudación que el Ayuntamiento obtiene a través de los abonos a las instalaciones deportivas cubre aproximadamente un tercio del coste anual que genera esta red de equipamientos. También ha señalado que durante el cierre de instalaciones motivado por el estado de alarma hubo que costear trabajos de mantenimiento de las instalaciones y programas para poder recuperar el uso de las mismas tras la pandemia. Además, la necesidad de adoptar medidas adicionales de seguridad cuando se ha podido abrir las instalaciones está suponiendo mayor gasto del ordinario.

Share

El Ayuntamiento publica un barómetro social para medir la valoración de la ciudadanía sobre la ciudad y la gestión de los servicios municipales en Vitoria-Gasteiz

 

Es el primero de los estudios que el Gobierno municipal quiere efectuar cada año con una muestra importante (más de 1000 personas) con la que obtener resultados fiables

 

El Ayuntamiento acaba de publicar un barómetro social, el primer estudio de este tipo que se hace en la institución en los últimos años, para poder conocer la valoración de la ciudadanía sobre la ciudad y la gestión de los servicios municipales.

Se trata de un estudio completo, con una muestra lo bastante grande como para ofrecer resultados muy fiables a nivel de ciudad, en total han sido 1004 personas las que han participado en este estudio demoscópico.

“El objetivo de este barómetro social es el poder monitorizar la percepción social en torno a los servicios públicos que presta el Ayuntamiento. También se mide el clima social respecto de la calidad de vida y las expectativas económicas y por último, incluye un apartado de valoración política tal y cómo hacen otros barómetros similares como el Sociómetro Vasco o el propio CIS, por citar algunos estudios demoscópicos impulsados por otras administraciones públicas”, explica el teniente de alcalde, Iñaki Gurtubai.

Del estudio que se acaba de publicar destaca la alta valoración de la calidad de vida en la ciudad, con un 8,02 sobre 10. Una puntuación por encima de la de otras ciudades del entorno.

También el estudio recoge una percepción positiva de la evolución de la ciudad en los últimos años y también una expectativa positiva de la evolución a futuro, ya que un 46% de las personas consultadas cree que la situación de la ciudad en los próximos años será mejor que la de ahora.

La percepción de la situación económica actual es también positiva, con una media de 6,3 sobre 10 y con cerca del 50% que considera que la situación económica es bastante buena o muy buena frente al 6% que considera que es muy mala.

La expectativa sobre la situación económica el próximo año en este caso es más discreta. Cerca de un 20% de la población considera que la evolución de la situación económica de la ciudad será peor que la de ahora.

Para la población gasteiztarra los tres principales problemas de la ciudad, por orden de prioridades, son el empleo y la economía, el transporte público y en tercer lugar la seguridad ciudadana.

Según recoge el barómetro de Vitoria-Gasteiz, la ciudadanía considera que las prioridades municipales deben ser el empleo y la promoción económica de manera muy destacada y en un segundo nivel otras cuestiones como la rehabilitación urbana, la seguridad, las políticas sociales, el transporte y la movilidad, los grandes proyectos de ciudad y la limpieza.

Las políticas  verdes, las mejor valoradas

La valoración pormenorizada de los diferentes servicios públicos recibe en todos los casos una nota por encima del 5. Siendo las políticas verdes las mejor valoradas con un 6,5 y la transparencia y la participación la más discreta con un 5,1 sobre 10. A nivel general, la gestión municipal recibe una nota media de 5,84 sobre 10.

Sobre los grandes proyectos de ciudad, destaca el alto grado de conocimiento del proyecto del soterramiento y del Bus Eléctrico inteligente, seguido de otros como el soterramiento de América Latina, la reforma de Mendizorroza, el nuevo auditorio y la reforma del Teatro Principal. El resto de proyectos tiene un grado de conocimiento menor. En todos los casos, la valoración es por encima del 5.

En el bloque político, el grado de conocimiento de los diferentes líderes políticos destaca el alto grado de conocimiento del alcalde, Gorka Urtaran con un 98% mientras que Leticia Comerón, Maider Etxebarria tienen un grado de conocimiento del 67%, Miren Larrion del 65% y Oscar Fernandez de un 40%. En cuanto a la nota que reciben los diferentes líderes, el alcade  Gorka Urtaran y Miren Larrion cuentan con las valoraciones más altas, mientras que Leticia Comerón recibe la nota más baja.

La valoración de la gestión de los partidos del gobierno tiene una nota de 5,4 sobre 10, mientras que la oposición recibe una nota de 4,78 sobre 10.

Por último, la estimación electoral, en caso de volver a celebrarse ahora unas elecciones municipales, arroja un escenario de reparto de concejales igual que en las elecciones del mes de mayo.

Barómetro social de V-G. Indicadores de percepción social.

 

Share