Banner principal (agosto 2012)

Políticas Sociales activa un “escudo social” con una serie de medidas para que las personas y familias más vulnerables puedan hacer frente a las consecuencias de la covid-19

  • El plan de contingencia social destina 11 M € a las AES y Ayudas Municipales.

  • Junto con Ensanche 21, pondrá en marcha un programa de vivienda en alquiler para familias en vulnerabilidad.

 

Declaraciones Jon Armentia. Escudo social

Declaraciones Jon Armentia. Viviendas de alquiler

Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, ha presentado esta mañana el Plan de Medidas Sociales covid-19 elaborado por su departamento que incluye una treintena de actuaciones para que las personas y familias más vulnerables puedan hacer frente a las consecuencias derivadas de la covid-19 “y no queden abandonadas a su suerte”.

En la actual situación de dificultad sanitaria, social y económica, los servicios sociales municipales se han planteado como objetivo “garantizar el bienestar de quienes vivimos en Vitoria; activando un gran escudo social que proteja y ayude a las personas y familias en peor situación”, ha explicado Jon Armentia en una rueda de prensa que hoy ha podido ser seguida en streaming.

Este nuevo nuevo plan de contingencia, que forma parte del plan “Ahora Vitoria. Orain Gasteiz” presentando recientemente, plantea 7 líneas de acción:

  1. Atención a familias afectadas por las crisis económica.

  2. Adaptación de los recursos para personas mayores.

  3. Seguimiento de personas que viven solas o aisladas.

  4. Refuerzo del Servicio de Ayuda a Domicilio.

  5. Atención a personas en situación de exclusión residencial.

  6. Atención a la infancia y a la adolescencia.

  7. Atención a mujeres víctimas de violencia machista y al colectivo LGTBI.

 

Once millones en ayudas y viviendas de alquiler

Para cumplir con la primera de las líneas de actuación, el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia dedicará este año un total de 11 M € a las Ayudas de Emergencia Social (AES) y a las Ayudas Municipales; lo que representa un incremento del presupuesto de 2 M €.

Otra de las acciones destacadas será la puesta en marcha de un programa de viviendas de alquiler para familias en situación de vulnerabilidad que, a juicio de Armentia, “nos permitirá dar una respuesta a ágil a las situaciones de exclusión residencial”.

Los alquileres serán de larga estancia -de 5 a 7 años, salvo excepciones- y estarán sujetos a la disponibilidad de viviendas de Ensanche 21, que colabora en este programa.

Las viviendas se asignarán tras una valoración técnica de los casos de exclusión residencial que haya en ese momento. Por lo tanto, no habrá lista de espera.

Podrán acogerse a este programa unidades convivenciales con hijos/as menores de edad, o excepcionalmente con hijos/as mayores de edad que dependan de sus padres. Estas familias deberán estar inmersas en un procedimiento de desahucio, cuya causa no sea un impago de alquiler. Además, deberán ser solicitantes de vivienda pública, con ingresos económicos suficientes para pagar el alquiler de la vivienda y con habilidades de organización doméstica, de tal manera que no precisen de un tutelaje o de una supervisión.

Nuevas viviendas comunitarias

La adaptación a la nueva realidad de los recursos para personas mayores traerá consigo la construcción de nuevas viviendas comunitarias en la calle Correría, en los actuales apartamentos tutelados Aurora. El nuevo proyecto se redactará a lo largo de este año y se ejecutará en 2021 con un presupuesto de 650.000 euros.

Estas nuevas viviendas se sumarán a las ya existentes en las que antaño fueron las residencias de Los Molinos y Aurora.

Por otra parte, los servicios sociales trabajan ya en la reorganización de los Servicios de Atención Diurna “para abrirlos cuanto antes, cumpliendo criterios de aforo, de distancia social, adecuación de espacios y turnos de atención que garanticen la seguridad sanitaria”, ha explicado el concejal de Políticas Sociales.

Continúa el seguimiento a personas mayores

El dispositivo de seguimiento y acompañamiento de personas mayores se mantendrá activo mientras no se recupere la actividad y la programación de los Centros Socioculturales de Mayores.

También se desarrollará un Proyecto de Acompañamiento Individualizado a personas mayores; habrá un Plan de Cuidados y Vínculos, que entre otras acciones incluye un mayor uso de las nuevas tecnologías, y se ejecutará el Proyecto Ciudad Compasiva, en colaboración con el colectivo Vivir con Voz Propia.

Servicio de Ayuda a domicilio

En la cuarta línea de actuación del plan de contingencia de los servicios sociales figura el refuerzo del Servicio de Comida a Domicilio para dar continuidad a los apoyos puestos en marcha durante la pandemia para atender las situaciones de vulnerabilidad. El departamento de Políticas Sociales ha hecho una estimación de 50 menús más al día.

Asimismo, contempla relanzar el programa Aprendiendo a Cuidar en Casa.

Atención a las personas en exclusión residencial

El concejal Jon Armentia ha anunciado que los dispositivos especiales de acogida se mantendrán el tiempo que sea necesario. “Actualmente hay 57 personas acogidas en Lakua y Pio Baroja a las que estamos valorando y a las que vamos a definir itinerarios para que sigan atendidas y propiciar su inserción”.

De igual manera, se procederá a reforzar los recursos de acogida para adecuarlos a las recomendaciones sanitarias: distancia social, aforos, etc.

Atención a la Infancia y Adolescencia

En materia de Infancia y Adolescencia, mientras no vuelva la normalidad, continuará activo el dispositivo especial socioeducativo puesto en marcha con la pandemia. Irá acompañado de programas de refuerzo y apoyo emocional.

Por otra parte, se hará frente a la pobreza infantil desde el II Plan de Infancia y Adolescencia desarrollando una de sus líneas estratégicas, la que hace referencia a la equidad para minimizar los efectos de la desigualdad infantil.

Formación contra la violencia de género

La séptima y última línea de acción del “escudo social” planteado por los servicios sociales municipales para hacer frente a las consecuencias de la covid-19 apuesta por la formación para abordar la violencia machista y contra el colectivo LGTBI. “Estamos en un momento de especial vulnerabilidad y queremos mejorar esa atención”, ha explicado el concejal.

Es por ello por lo que 80 profesionales de los servicios sociales municipales, que prestan atención directa, recibirán formación online sobre violencia de género.

Además, una profesional del Servicio de Igualdad incorporará la perspectiva de género en la atención que ofrecen los servicios sociales.

Momentos duros

El concejal y teniente de alcalde Jon Armentia ha concluido la presentación de este Plan de Medidas Sociales covid-19 recordando que “en estos tiempos duros nuestra prioridad es salvaguardar la salud y garantizar la asistencia a las personas y familias más vulnerables. Por eso, frente a la espada de Damocles que esta crisis sanitaria representa para muchas familias, plantamos con fuerza este escudo social con medidas para frenar y paliar sus consecuencias y evitar que la pandemia se lleve por delante el bienestar que merecen todos nuestros vecinos y vecinas”.

Share