Banner principal (agosto 2012)

El Servicio de Infancia y Familia anima a niñas, niños y adolescentes a participar en el proceso de reactivación de Vitoria-Gasteiz

El lunes 22 de junio se reunirá el Elkargune de Infancia y Adolescencia

 

El servicio municipal de Infancia y Adolescencia quiere implicar a los niños, niñas y adolescentes de Vitoria-Gasteiz en la reactivación de la ciudad. Para ello, quiere conocer su opinión sobre lo que está significando en sus vidas la crisis sanitaria del coronavirus y lo que proponen para afrontar la nueva realidad.

“Este curso ha sido muy diferente. Hemos estado confinados, se han suspendido las clases presenciales, las actividades…. y esto nos ha llevado a adaptarnos y buscar alternativas para continuar promoviendo la participación de la infancia y adolescencia”, recuerda Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

En este sentido, el Ayuntamiento propone a niñas, niños y adolescentes que envíen sus experiencias y propuestas en formato de carta, vídeo o dibujo a través del correo electrónico aktibatu@vitoria-gasteiz.org o rellenando un formulario de la Web municipal.

“Nos pueden contar qué ha cambiado para ellos, cómo ven el futuro, qué medidas creen que son necesarias ahora para la ciudad, etc. Desde el Servicio de Infancia y Adolescencia nos haremos eco de sus aportaciones y las haremos llegar a los departamentos correspondientes y órganos donde se toman las decisiones”, explica Armentia.

Asimismo, el Ayuntamiento también les invita a acudir al Elkargune de Infancia y Adolescencia que se celebrará el lunes 22 de junio en la sala Green del Palacio Europa, a partir de las 16:00 horas.

Teniendo en cuenta la situación actual, para participar en este encuentro será obligatorio inscribirse previamente, antes del jueves 19 de junio, enviando un correo electrónico a aktibatu@vitoria-gasteiz.org, a través de la Web municipal o llamando al teléfono 945 161 687, de 9:00 a 13:00 horas.

La reunión se celebrará aplicando las medidas de seguridad sanitarias vigentes.

 

 

 

 

 

Share

El departamento de Políticas Sociales y Cruz Roja preparan la salida de las personas usuarias de los centros de acogida de Lakua y Pío Baroja

 

La entidad humanitaria facilitará alojamiento a una treinta de personas de las que 8 saldrán a lo largo de los próximos días.

 

Pío Baroja cerrará en junio y a continuación lo hará el frontón de Lakua.


Audio Jon Armentia

 

El departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia y Cruz Roja han presentado hoy el plan de salida que están preparando para las personas acogidas en los centros municipales de Lakua y Pío Baroja, abiertos excepcionalmente para hacer frente a las consecuencias de la pandemia.

El concejal responsable del área, Jon Armentia, y el coodinador de la entidad humanitaria en Euskadi, Aitor Allende, han comparecido en rueda de prensa para explicar los pasos que, de manera coordinada, están dando ambas instituciones con el objetivo de encontrar un alojamiento a todas las personas para que así “nadie se quede en la calle”.

El colegio Pío Baroja y el frontón de Lakua acogen en la actualidad a 56 personas, de las que 7 son mujeres. El primero de los recursos abrió el 17 de marzo con 30 plazas, aunque poco después cerró, siendo sustituido el 22 de marzo por la instalación deportiva, con 50 camas. En abril, Pío Baroja reabrió para acoger a una decena de personas musulmanas que querían cumplir con los preceptos del Ramadán y que estaban alojadas en Lakua. Tanto en uno como en otro recurso, los usuarios y usuarias disponen de alojamiento, manutención, aseo personal (duchas) y servicio de lavandería.

Con el inicio de la “desescalada”, comienza también el lento regreso a una nueva normalidad para estas personas que incluya un alojamiento. Algunas de ellas ya disponían de uno antes de establecerse el estado de alarma. “Sólo 16 pernoctaban en la calle, 5 dormían en el DAI (Dispositivo de Acogida Invernal) y 5 estaban en servicios hospitalarios. El resto, más de la mitad, disponía de algún tipo de alojamiento que tuvieron que dejar o del que fueron expulsados por muy diversos motivos: impagos, disputas familiares, alojamiento inadecuado, etc.”  ha explicado el concejal de Políticas Sociales, Jon Armentia.

Cerrar en junio

Para que estas personas dispongan de un nuevo techo, Ayuntamiento y Cruz Roja trabajan conjuntamente y, aunque Lakua y Pío Baroja “permanecerán abiertos el tiempo necesario para diseñar un itinerario a cada uno de sus usuarios y usuarias”, la hoja de ruta del departamento de Políticas Sociales pasa por cerrar Pío Baroja en junio y el frontón de Lakua entre junio y julio. “Ponemos fecha de caducidad a dos recursos de acogida que están sirviendo de apoyo a muchas personas en situación de exclusión residencial con las que estamos trabajando para buscarles un futuro inmediato lejos de la calle y con unos apoyos que permitan su inclusión”, ha asegurado Armentia.

En este sentido, Cruz Roja desarrollará un proyecto, financiado por el programa Lehen Urratsa del Gobierno Vasco, que permitirá dar alojamiento al menos a 30 de estas personas. Las 8 primeras saldrán a lo largo de los próximos días. Atrás dejarán unos intensos meses en los que voluntariado y profesionales han trabajado con ellas aspectos como la convivencia, la higiene, la alimentación o la medicación. “Ahora son personas distintas a cómo eran antes. Son personas nuevas, con otro talante porque su situación no es la misma; ha cambiado su conducta, su higiene, su salud. Son grandes personas que ahora creen en la inclusión y que posiblemente sean admitidas en sitios donde antes eran rechazadas”  ha asegurado Aitor Allende.

En cuanto al resto de usuarios y usuarias, desde el Ayuntamiento ya se ha empezar a dar respuesta a su situación. En días pasados, dos personas fueron realojadas en viviendas tuteladas.

Otras podrán regresar al CMAS, de donde salieron para facilitar la distancia social. En este sentido, cuando finalice el estado de alarma, el albergue municipal (CMAS) volverá a disponer de una capacidad de 60 plazas con 7 plazas más de reserva “como medida preventiva en previsión de un posible rebrote del coronavirus”.

 Respecto a otros recursos municipales, que también asisten a personas en exclusión residencial, con el Aterpe se está haciendo una planificación para que en breve vuelva a ser un centro de noche. Ahora está funcionando como recurso de alojamiento durante las 24 horas del día.

Por otra parte, el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia también esta trabajando en un nuevo proyecto para el DAI para el que busca un nuevo espacio donde pueda funcionar como centro de noche y centro de día.

Para terminar, el concejal Jon Armentia ha destacado la colaboración interinstitucional a lo largo de estos meses de pandemia. “La colaboración con Cruz Roja es un claro ejemplo. De una situación crítica hemos hecho una oportunidad para llegar más y mejor a las personas sin hogar y así ofrecerles una alternativa de alojamiento que les dignifique como personas y les sirva para salir adelante y reinsertarse en la sociedad”.

Share

(Actualización) Los Centros Socioculturales de Mayores diseñan una programación de verano con 83 cursos y talleres al aire libre

 

Audio: Jon Armentia (Concejal de Politicas Sociales, Personas Mayores e Infancia)

Catálogo de actividades

Mañana se abrirá el plazo de inscripción para cubrir las 800 plazas disponibles

Los Centros Socioculturales de Mayores van retomando poco a poco sus actividades y programas. A la reciente reapertura de los servicios de información, podología y peluquería se sumará en breve la puesta en marcha de la programación de verano que este año, por seguridad sanitaria, se desarrollará íntegramente al aire libre.

Mañana viernes, 5 de junio, se abrirá el plazo de inscripción para participar en los 83 cursos y talleres que se impartirán entre el 15 de junio y el 30 de septiembre. En total habrá 800 plazas destinadas a personas de 60 o más años. Las disciplinas serán muy variadas: chikung, biodanza, gimnasia, manejo de smartphone, internet, paseos, etc.

Las actividades tendrán de 2 a 6 sesiones, de 60 a 90 minutos de duración cada una de ellas, y se impartirán en espacios abiertos: parques y jardines como el del Zadorra y Arana, plazas como Santa Bárbara y Llodio o patios interiores como el de Landázuri, entre otros lugares.

“Teniendo en cuenta la situación que estamos viviendo por el coronavirus, hemos adaptado la programación al aire libre para que las personas mayores puedan disfrutar de ella con seguridad. Además de hacer las actividades en la calle, también se adoptarán otras medidas como establecimiento de distancias y delimitación de espacios para proteger su salud”, explica Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

Para inscribirse en las actividades habrá que pagar un precio módico que variará en función del número de sesiones. Por ejemplo, los talleres de 2 sesiones -de una hora cada uno- costarán 1 € y los de 6 sesiones -de hora y media cada uno-, 3,50 €.

Inscripciones por teléfono

Las inscripciones sólo se podrán hacer por vía telefónica llamando a cualquiera de estos centros: Abetxuko, Arana, Ariznabarra, Coronación, El Pilar, Lakua-Arriaga, Los Herrán, San Cristóbal, San Prudencio, Txagorritxu y Zaramaga.

Toda esta información está disponible en la web municipal y a la entrada de los Centros Socioculturales de Mayores.

Además de esta programación de verano, también se han organizado actividades para  personas mayores que viven solas y puedan encontrarse en una situación de fragilidad. Para ellas, el programa “Activa tu barrio” ofrece las posibilidad de reunirse con otras personas para tratar temas de interés, de actualidad y dar y recibir apoyo. El objetivo es relacionarse y compartir vivencias y experiencias.

Las personas interesadas en esta actividad pueden llamar y solicitar información a los centros socioculturales de Coronación, El Pilar, Landázuri y San Prudencio.

Share

El Servicio de Infancia y Familia compartirá en un seminario online de UNICEF sus iniciativas para proteger a niños, niñas y adolescentes durante la pandemia

La experiencia de Vitoria-Gasteiz será una referencia para los ayuntamientos de las Ciudades Amigas de la Infancia

El Servicio de Infancia y Familia participará como ponente en el seminario online “Protección a la Infancia y Adolescencia en tiempos de COVID-19” que UNICEF organizará mañana martes 26 de mayo, dentro del programa de actividades de las Ciudades Amigas de la Infancia (CAI).

Vitoria-Gasteiz ha sido una de las tres ciudades españolas –junto con Sevilla e Irún- elegidas por este foro como modelo para trasladar su experiencia a otros gobiernos locales. “Con nuestra participación, queremos contribuir a la mejora de la respuesta que los ayuntamientos estamos dando a la infancia durante esta pandemia. Queremos poner en valor las acciones que hemos ido poniendo en marcha y que nos han llevado a modificar y adaptar programas”, explica Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

Dos psicólogas municipales, Jessica Bittman y Yanira San Vicente, y la jefa de la Unidad de Apoyo y Preservación Familiar, Belén Ceberio, explicarán las acciones llevadas a cabo en la capital alavesa y la metodología y los aspectos claves de su puesta en marcha, de tal manera que sirvan como referencia de buenas prácticas para otros ayuntamientos.

En este sentido, Vitoria-Gasteiz presentará en este seminario el dispositivo de apoyo socioeducativo dirigido a la ciudadanía en general y la adaptación de los recursos de apoyo y preservación familiar para la infancia en situación de desprotección moderada y leve.

Asimismo, dará cuenta de la experiencia del “Grupo de apoyo a profesionales municipales intervinientes”, presentando tanto el apoyo grupal presencial y online, como el apoyo telefónico, los talleres de compasión y los materiales dirigidos a las familias y a la infancia para que sepan cómo actuar y hacer frente a situaciones muy difíciles como puede ser el duelo por la muerte de un ser querido.

 

Share

El alcalde y el concejal de Políticas Sociales visitan el albergue provisional de Lakua que acoge a 43 personas sin hogar

Voluntarios y profesionales de Cruz Roja atienden este centro de acogida

El alcalde Gorka Urtaran, el concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, Jon Armentia; la concejala de Salud, Livia López, y el presidente de Cruz Roja de Alava, Jesús Cantero, han visitado esta mañana el centro municipal de acogida de Lakua que el Ayuntamiento y la entidad humanitaria habilitaron hace un mes y medio en los frontones de este barrio para que las personas sin hogar pudieran ser atendidas y cumplir con la orden de confinamiento establecida por la pandemia de coronavirus.

Este recurso, de carácter provisional, da cobijo actualmente a 43 personas que reciben asistencia del personal y voluntarios de Cruz Roja, a los que el alcalde ha trasladado el agradecimiento de toda la ciudadanía, justo en la jornada en la que se celebra el Día Mundial de la Cruz Roja. “No dejar a nadie atrás en la actual crisis es posible gracias al compromiso y la implicación de instituciones, personas y entidades como la Cruz Roja, que está dando la mejor muestra de cómo entendemos la solidaridad en Vitoria-Gasteiz, una ciudad que siempre da lo mejor de sí a la hora de apoyar a quienes lo necesitan”, ha señalado el primer edil.

A las personas alojadas en Lakua se suman otras 11 de religión musulmana salidas del mismo albergue y acogidas temporalmente en el gimnasio del antiguo colegio Pio Baroja para que puedan cumplir con los preceptos del Ramadán. Tanto en uno como en otro centro los servicios sociales municipales facilitan a usuarios y usuarias la estancia, la manutención y los servicios de ducha y lavandería.

“Desde los servicios sociales estamos haciendo un esfuerzo sin precedentes para hacer frente a las consecuencias de pandemia. Ahora mismo la principal prioridad es atender y proteger a los colectivos más débiles y vulnerables, como son las personas sin hogar, para que no queden abandonadas a su suerte. Por eso hemos activado recursos como el de Lakua y por eso ahora estamos diseñando un gran y fuerte escudo social que les ayude a salir de esta situación”, ha asegurado el concejal Jon Armentia quien además ha adelantado que el departamento de Políticas Sociales “mantendrá abiertos los dispositivos especiales de acogida el tiempo necesario para valorar cada una de las situaciones y definir los itinerarios de las personas acogidas en ellos”.

En la visita al albergue de Lakua, el presidente de Cruz Roja Alava, Jesús Cantero, ha destacado “la mayor movilización de recursos, capacidades y voluntariado a nivel nacional de la historia de la organización, con el objetivo de ayudar a las personas, frenar la propagación del COVID-19 y recuperarse de sus efectos. Aunque la enfermedad afecta a todas por igual, las personas migrantes y desplazadas, las que no tienen hogar y las personas vulnerables son las más expuestas al contagio. Por eso quiero agradecer la labor del voluntariado, la solidaridad de las empresas y el apoyo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Gracias a ello, hemos podido dar la respuesta adecuada en esta situación tan complicada”.

Exclusión residencial

El centro de acogida de Lakua es uno de los varios recursos de los que disponen los servicios sociales municipales para acoger a personas en situación de exclusión residencial. Junto a este albergue provisional también figuran los de Pío Baroja y Los Arquillos -que alberga temporalmente a una decena de usuarios del Aterpe-; así como los recursos estables del CMAS, el propio Aterpe y Casa Abierta, pisos de emergencia y acogida y el programa de viviendas tuteladas.

Audio Gorka Urtaran ; Audio Jon Armentia

Share

El Ayuntamiento elabora una guía con recomendaciones para ayudar a niños, niñas y adolescentes a afrontar el duelo por la muerte de un ser querido por coronavirus

Psicólogas municipales del Servicio de Infancia y Familia han elaborado la guía “El duelo en las niñas, niños y adolescentes” que recoge recomendaciones para que las familias ayuden a sus hijos e hijas menores y adolescentes a afrontar la muerte de un ser querido por coronavirus; situación extraordinaria que está impidiendo llevar a cabo el acompañamiento y los ritos de despedida, muy importantes para hacer frente al duelo.

“A las personas adultas nos cuesta soportar el sufrimiento por la muerte de un familiar, pero todavía nos cuesta más soportar el sufrimiento de nuestras hijas e hijos y compartir con ellos el dolor. Por otra parte, tendemos a pensar que son frágiles y que si hablamos con ellos de estos temas tan dolorosos les vamos a hacer daño, cuando no es así”, explica Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

Es por eso que psicólogas y psicólogos recomiendan informar en todo momento a los niños y niñas de la situación de sus seres queridos enfermos; contarles cómo están y la evolución de la enfermedad para que entiendan por qué no se les puede visitar o prepararles ante un posible fallecimiento.

¿Quién debe comunicarles la muerte de un ser querido? ¿Cuándo hay que hacerlo? ¿Dónde debemos hacerlo? Las respuestas a estas y otras preguntas figuran en la guía donde además se analiza el duelo en las distintas etapas de desarrollo de los menores y se ofrecen recomendaciones para aliviar el dolor.

“Por muy pequeños que sean, jamás permanecerán ajenos a lo que sucede a su alrededor. Y aunque no seamos conscientes, ante la muerte de una persona querida percibirán el cambio que esa ausencia conlleva. Es decir, también atravesarán un duelo como lo adultos, y en esa situación debemos ayudarles”, asegura Armentia.

“El duelo en las niñas, niños y adolescentes” forma parte de una serie recursos que el Ayuntamiento ha publicado en la web municipal para ayudar a afrontar las situaciones inciertas que está generando la Covid-19. La ciudadanía puede echar mano de ella para afrontar el coronavirus de la manera más exitosa y saludable posible. Los materiales publicados incluyen:

Todos estos materiales han sido recopilados por el Grupo de Apoyo en Emergencias, integrado por profesionales de la psicología que trabajan en diferentes servicios municipales y cuentan con la colaboración del Colegio Oficial de Psicólogos de Álava.

AUDIO: Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

Share

Aprobado el nuevo convenio con el comedor social de Desamparados

Audio Jon Armentia

 

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy el nuevo convenio con el comedor social de Desamparados por el que el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia aportará 368.020 € para dar de comer y cenar a personas atendidas por los servicios sociales municipales que carezcan de recursos y accedan a esta prestación.

El nuevo convenio, con vigencia a lo largo de 2020, establece un total de 180 menús diarios – 90 comidas y 90 cenas – para las personas derivadas por los servicios sociales municipales, lo que supone 59.220 menús, teniendo en cuenta que el comedor no abre en agosto ni los últimos días de julio. De igual manera, incluye el pago de los menús de más servidos el año pasado a personas derivadas por el Ayuntamiento, lo que representó un gasto añadido de 42.308 €.

La aprobación de este convenio llega tras la dudas surgidas meses atrás sobre la continuidad del comedor por el anuncio de cierre realizado por sus responsables. Sin embargo, el acuerdo alcanzado entre la fundación encargada de su gestión y el Ayuntamiento aseguró su funcionamiento “lo que es una buena noticia porque complementa al comedor social municipal de Los Arquillos y nos asegura algo más de 59.000 menús para ayudar este año a cientos de personas en vulnerabilidad que necesitan cubrir una necesidad tan básica como es la alimentación”, asegura Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

El comedor social de Desamparados recibirá del departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia a unidades convivenciales unipersonales y, excepcionalmente, a dos miembros de la misma familia, sin menores de edad a cargo que además de la problemática de carencia o insuficiencia de recursos económicos tienen otras problemáticas añadidas como la falta de habilidades para organizar su presupuesto o problemas en sus domicilios para elaborar la comida. Estas personas podrán comer y cenar en el comedor. En situaciones excepcionales, valoradas por las trabajadoras sociales, podrán recoger diariamente la comida elaborada en el comedor y llevársela a su domicilio.

 

Share

El Programa de Intervención en Violencia Filioparental sigue activo y atiende a 8 familias por vía telemática

El departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia mantiene activo el programa de Intervención Precoz en Violencia Filioparental, pese al estado de confinamiento decretado por la Covid-19. Para ello ha recurrido a la asistencia online con la que 8 familias están siendo asistidas en la actualidad.

Padres, madres y adolescentes de estas familias reciben atención por vía telemática y participan en las sesiones programadas por el equipo de terapeutas y el Servicio Municipal de Infancia y Familia que sigue atendiendo nuevos casos a través del teléfono 647 30 47 52, al que, también en esta situación de pandemia, pueden llamar las familias inmersas en conflictos con sus hijos e hijas adolescentes.

El hecho de permanecer confinados, juntos en casa y además por obligación, puede ser una fuente de aparición de este tipo de conflictos con los que es necesario intervenir precozmente. Los padres y las madres necesitan herramientas y estrategias para manejar comportamientos violentos y emociones y sus hijos e hijas necesitan sentirse protegidos por ellos. Son su referente. Hay que aprovechar este confinamiento para mejorar y fortalecer las relaciones intrafamiliares” explica Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

El comportamiento violento de los y las adolescentes hacia sus progenitores es un problema familiar que tradicionalmente ha permanecido oculto, lo que dificultaba la búsqueda de ayuda para resolverlo.

En 2017, el Servicio de Infancia y Familia puso en marcha este programa innovador para abordar la violencia filioparental, un problema que ha emergido y viene creciendo en los últimos años. Se trata de intervenir tempranamente, cuando la situación es incipiente, antes de que se agrave.

Desde su inicio, han pasado por el programa 140 personas -adolescentes y progenitores- lo que supone un total de 47 familias que reciben intervención terapéutica y asesoramiento de profesionales de la psicología.

Los adultos y sus hijos e hijas participan en sesiones grupales por separado, antes de trabajar sus problemas de forma conjunta en sesiones familiares. El objetivo es construir un clima familiar de respeto y afecto, así como recuperar el control, la responsabilidad y la convivencia positiva.

 

Share

El departamento de Políticas Sociales desarrolla más de medio centenar de acciones para proteger a los colectivos y personas más vulnerables a la pandemia

 

Audio Jon Armentia-1

 

Audio Jon Armentia-2

 

Desde que se inició la crisis sanitaria del coronavirus, el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia ha puesto en marcha más de medio centenar de medidas para hacer frente a la Covid-19 y a sus consecuencias. Así lo ha explicaso el concejal responsable del área, Jon Armentia, en su comparecencia esta mañana en una comisión municipal celebrada por vía telemática y en la que ha destacado “el esfuerzo sin precedentes que estamos haciendo para hacer frente a la pandemia y proteger a toda costa a los colectivos más vulnerables, a las personas mayores, a los niños y niñas, a las familias y a quienes tienen menos recursos”.

Las medidas adoptadas por los servicios sociales municipales responden a cinco grandes objetivos: garantizar la continuidad de las intervenciones; reforzar el seguimiento de personas más vulnerables; asegurar la cobertura de necesidades, la provisión de ayudas y la puesta en marcha urgente de servicios de apoyo; atender las necesidades emergentes y sobrevenidas con motivo de la crisis y, por último, reorganizar los recursos sociales para garantizar la seguridad y la protección de las personas atendidas y del personal de los servicios sociales.

En el cumplimiento de estos objetivos, entre las muchas acciones puestas en marcha, los servicios sociales están haciendo seguimiento telefónico a más de 10.000 personas mayores confinadas en sus casas; han simplificado y flexibilizado procedimientos para acceder a servicios como el SAD o a las prestaciones; atienden en el domicilio a usuarios y usuarias de los servicios de atención diurna; están haciendo seguimiento a menores y a sus familias por vía telemática o ha reforzado sus funciones, como es el caso del equipo Onarpen, de atención a mujeres víctimas de violencia, para atender a las víctimas, 7 desde que comenzó la crisis.

Para los servicios sociales, cada día es un examen. Y en ese examen diario creo que estamos demostrando la capacidad de nuestras profesionales y de los recursos que ponemos a disposición de la ciudadanía. No puede existir la más mínima duda del trabajo de los distintos departamento municipales para hacer frente a las consecuencias de una pandemia cuyas consecuencias nadie podía imaginar”, ha asegurado Jon Armentia.

Objetivo 1: garantizar las intervenciones

Pese al cierre de recursos, se han ido articulando planes de contingencia para asegurar la continuidad de los servicios sociales esenciales.

Servicios de Atención Diurna. El personal sigue trabajando haciendo seguimiento de las personas usuarias en sus domicilios, preparando medicación que entrega a las familias, ofreciendo comida a domicilio en los casos de vulnerabilidad y realizando visitas domiciliarias para supervisión y control de la toma de medicación y apoyo en baño.

Comedores para personas mayores. Aunque se cerraron los comedores, se identificó a 110 personas usuarias en situación de vulnerabilidad que están recibiendo la comida a domicilio.

Centros socioeducativos. Se está atendiendo a las familias y menores de forma telemática; se ha puesto en marcha apoyos psicológicos telefónicos y se están elaborando materiales específicos para enviar a las familias.

Objetivo 2: reforzar el seguimiento de personas más vulnerables

Seguimiento especial y continuado del equipo Onarpen, para atender a mujeres víctimas de violencia. Se han atendido 7 nuevos casos de mujeres a la que se les ha adjudicado el recurso necesario: prestación de cobertura básica, centro de acogida inmediata, piso de acogida, orden de protección, etc.

Dispositivo especial de seguimiento a personas mayores. Comenzó el 10 de marzo con llamadas a usuarios y usuarias de los centros socioculturales y se amplió el 6 de abril haciéndolo extensivo a las personas de 70 y más años que viven solas y no son atendidas por servicios sociales ni por el servicio de teleasistencia. En total, 10.000 personas mayores son beneficiarias de este dispositivo que funciona de lunes a domingo con 85 profesionales de los centros socioculturales de mayores.

Con él hemos detectado situaciones de necesidad para las que hemos activado apoyos. Por ejemplo, estamos dando comida a domicilio a 110 personas y apoyo psicológico a 23 personas mayores en las que hemos detectado una situación de angustia o malestar emocional”, ha comentado el concejal de Políticas Sociales.

Atención socioeducativa para familias y menores. Se realiza a través de atención telefónica y telemática. 37 educadores y educadoras ofrecen apoyo para hacer frente a conflictos familiares, dificultades relacionadas con el ámbito educativo o situaciones familiares y personales de desborde, angustia, etc.

Objetivo 3: asegurar la cobertura de necesidades y servicios de apoyo

El departamento de Políticas Sociales ha simplificado y flexibilizado todos los procedimientos para actuar con la máxima rapidez y diligencia.

Servicio de Ayuda a Domicilio. Se activa con carácter inmediato. La documentación necesaria se recoge por vía telemática y si no es posible se pospone el trámite burocrático para cuando sea viable. Desde el inicio de la crisis se han tramitado 18 nuevos casos de los 801 vigentes. Además, se están priorizando las tareas de atención personal, la realización de compra básica y el apoyo y realización de comidas. También se está aumentando el número de horas del servicio en casos que lo requieran.

Prestaciones y ayudas. Las últimas nóminas de Ayudas Municipales y AES se tramitaron de manera anticipada para 3.200 familias que recibieron un total de casi 900.000 euros. Este mes se procederá igual.

Las prestaciones se han renovado automáticamente y se resuelven y tramitan nuevas ayudas sujetas únicamente a la valoración profesional. Además, se está tramitando de forma excepcional la prestación de cobertura básica para personas o familias con dificultades para cubrir sus necesidades básicas de alimentación.

Objetivo 4: atender las necesidades sobrevenidas con la crisis

Grupo de Apoyo Psicológico al personal municipal. Compuesto por 28 psicólogas y psicólogos del Ayuntamiento que prestan apoyo individual y grupal a profesionales municipales intervinientes. Por otra parte, se ha cerrado una colaboración con el Colegio Oficial de Psicólogos de Alava para prestar un servicio de atención psicológica dirigido a la población general.

También se están elaborando pautas y recomendaciones específicas para profesionales de los servicios sociales municipales que puedan servirles en su intervención telefónica diaria con las personas y familias atendidas.

Programa de apoyo en domicilio. En colaboración con Cruz Roja, se está llevando la compra, comida, medicamentos, etc. a domicilios vulnerables.

Por otra parte, se está haciendo una gran labor de coordinación con el resto de departamentos municipales y con otras administraciones y sistemas: Gobierno Vasco, OSI Araba, Lanbide, Diputación Foral de Alava, Eudel, etc.

Objetivo 5: reorganizar los recursos sociales para garantizar la seguridad y la protección de las personas atendidas y del personal

Recursos de inclusión social. Desde el comienzo de la crisis se han ido facilitando a todos los recursos de inclusión y a las entidades gestoras de los mismos las medidas y recomendaciones pautadas por las autoridades sanitarias y, en el momento en el que fueron decretadas las medidas de confinamiento, se realizaron adecuaciones en los recursos dirigidos a personas en situación de exclusión residencial, con el objetivo de hacer posible el confinamiento.

En el CMAS se reservaron 4 habitaciones con baño propio para posibles aislamientos preventivos. El centro de noche Aterpe fue desdoblado en dos recursos: sus 30 plazas se redistribuyeron entre el propio Aterpe (18 plazas) y la antigua residencia de los Arquillos (12 plazas).

El 17 de marzo, en colaboración con Cruz Roja, se puso en marcha en el antiguo colegio Pío Baroja un centro de acogida con 30 plazas para personas sin hogar que luego se trasladó a los frontones de Lakua, con capacidad para 50 personas.

También se llevó a cabo una reorganización del Centro Municipal de Acogida Social (CMAS) para evitar la concentración de personas y el riesgo ante eventuales contagios. Para ello se redujo el número de personas acogidas con la reubicación de familias con niños y niñas (17 personas) que ahora están en otros recursos del departamento. Además, 10 personas del DAI fueron trasladadas al Frontón de Lakua.

Servicios de alojamiento de personas mayores. Desde el principio se ha hecho seguimiento de los protocolos y recomendaciones específicas para centros sociosanitarios emitidas tanto por el ministerio, como por el departamento de Salud y Osakidetza, y se han ido elaborando y actualizando protocolos y procedimientos que se aplican rigurosamente en la residencia San Prudencio y en las viviendas comunitarias Aurora y Los Molinos.

Se ha reforzado el personal para disminuir la rotación y configurar equipos estables. Asimismo, se han reforzado la limpieza y desinfecciones especiales de los centros.

Ante la suspensión de las visitas, se ha dotado con 15 tablets y teléfonos a los centros para que las personas mayores puedan hacer videollamadas con sus familiares y se ha elaborado un protocolo de información y comunicación para que las familias puedan mantener una comunicación fluida y ordenada sobre la situación, estado de salud, etc. de sus familiares mayores.

En las ultimas fechas se ha puesto en funcionamiento un protocolo de acompañamiento al final de la vida que flexibiliza, sin restricción horaria, la estancia de familiares, debidamente protegidos, con la persona que está en esa situación.

Asimismo, desde la semana pasada se cuenta con el apoyo de Médicos Sin Fronteras para el asesoramiento en la organización y diseño de circuitos asistenciales, de apoyo y zonificación en el CIAM San Prudencio.

En relación a los apartamentos tutelados, se ha reforzado la atención y el apoyo a las personas residentes mediante la reorganización y recolocación del personal de los servicios de atención diurna de Beato Tomás de Zumárraga y Blas de Otero, cerrados el 14 de marzo.

De igual manera, se han acondicionado los apartamentos tutelados sin ocupar y equipados para poder dar acogida a posibles situaciones de urgencia social y vulnerabilidad en personas mayores de la ciudad.

El futuro

Por último, tras dar cuenta de las medidas puestas en marcha por su departamento, Jon Armentia ha incidido en el futuro y en la “reconstrucción”, para lo que ha pedido el apoyo del resto de grupos municipales. “Cuando nuestras residencias, nuestros servicios sociales, los hospitales y ambulatorios regresen su ritmo habitual, cuando superemos la primera urgencia sanitaria, tocará cerrar la herida que ahora se ha abierto. Tocará remendar y reactivar el tejido social, económico, cultural de nuestra ciudad porque la pandemia habrá dejado huella en todos los sectores. Hagámoslo unidos, nos irá mejor como ciudad y como sociedad”, ha concluido el concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

Share

Los recursos municipales para personas mayores registran 36 positivos por coronavirus sobre un total de 359 residentes

Los recursos municipales para personas mayores registran a día de hoy 36 positivos por coronavirus entre los 359 residentes de los centros San Prudencio, Los Molinos, Aurora y apartamentos tutelados.

El CIAM San Prudencio tiene contabilizados 34 positivos en sus 127 personas residentes. Además, hay otras 36, sin síntomas, en aislamiento preventivo por contacto con casos positivos y 6 en aislamiento con síntomas compatibles con la infección, si bien en estos casos han dado negativo en la prueba realizada.

Estos son los datos obtenidos tras la realización de pruebas a todas las personas residentes.

Desde el inicio de esta crisis, han sido 5 las personas del CIAM fallecidas por COVID-19.

Viviendas y apartamentos

En las viviendas comunitarias de Los Molinos y Aurora sólo hay 1 persona infectada de las 59 que conviven en estos recursos.

La misma situación se registra en los complejos de apartamentos tutelados para mayores de la red municipal, con 1 persona afectada sobre un total de 173.

El concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, Jon Armentia, traslada sus condolencias a las familias de las cinco personas fallecidas y agradece “el esfuerzo que está realizando el personal municipal para proteger a nuestros mayores, así como el de los propios residentes para cumplir, en todo momento, las indicaciones que les hacemos llegar”.

Share