Banner principal (agosto 2012)

Dos empresas especializadas se encargarán del nuevo modelo de gestión del mantenimiento de los 41.000 alcorques de Vitoria-Gasteiz, con el objetivo que la vegetación se mantenga a menos de 30 centímetros de altura

 

Las empresas Viveros Eskalmendi y Servicios Aragoneses Levert se encargarán de la nueva forma de gestionar el mantenimiento de los 41.000 alcorques de Vitoria-Gasteiz, con el objetivo de que la vegetación no supere los 30 centímetros de altura. Hasta ahora, estas labores se incluían en el contrato de limpieza, pero el Gabinete Urtaran decidió encargar estas labores a la Unidad de Paisaje del Departamento de Movilidad y Espacio Público con el objetivo de optimizar los trabajos y que el mantenimiento de los alcorques pueda mejorar. Esta mañana, la Junta de Gobierno Local ha aprobado adjudicar esta gestión a las dos empresas, por importe de 395.357 euros en el caso de Viveros Eskalmendi para la conservación de los alcorques con un plazo de 24 meses y de 26.000 euros en el caso de Servicios Aragoneses para la vegetación de los alcorques con el mismo plazo.

La capital alavesa cuenta con alrededor de 120.000 árboles en su trama urbana, con 41.000 alcorques de distinto tipo en las zonas pavimentadas. La calidad de estos elementos depende de diferentes factores: la aireación del volumen de tierra que necesita el árbol, la diversidad de especies herbáceas con las que cuenta, su calidad como cobijo de insectos que permiten controlar plagas, la mejora de las condiciones de las especies polinizadoras y el drenaje.

El nuevo contrato contará con dos lotes. Uno de recorte de hierbas y un segundo centrado en la vegetación de los alcorques.

El control de la vegetación de crecimiento espontáneo será fundamental en este contrato. Y en ese sentido, el pliego incluye que las plantas de los alcorques no deberán superar los 30 centímetros de altura. El Ayuntamiento también pide a la contrata que se coloque siempre un protector físico a la hora de realizar las cortas para proteger los troncos. Todos los años, además, se deberán eliminar nuevos brotes y ramas en los primeros 2 metros del tronco de los árboles, trabajos que se realizarán en agosto.

Depende del modelo de alcorque (que pueden ser de tierras, grava, arena o astillados) se realizarán distintos mantenimientos. En el caso más común, que son los alcorques de tierra (más de 35.000 en la ciudad), se harán tres desbroces al año como mínimo.  La empresa que se encargue de estas labores también deberá revisar anualmente los cubrealcorques y, en caso de que sea necesario, retirarlos. Las fechas en las que se realizarán los trabajos las fijará el Ayuntamiento en función de la climatología y las necesidades detectadas.

El segundo lote del contrato fija las condiciones para ‘vegetalizar’ alcorques. Y es que este modelo presenta un gran número de ventajas, favoreciendo los procesos naturales y los ecosistemas: aporta valor estético, mejora la permeabilización del suelo, mantiene la humedad, mejora la aireación del suelo gracias a las raíces, aumenta la biodiversidad… Por ello, la contrata seleccionada en el concurso deberá realizar cien plantaciones al año, aumentando esta cantidad en el caso de que hubiera prórrogas del contrato. Se plantarán 60 unidades de entre 23 y 3 metros cuadrados libres y 40 de entre 1,5 y 2 metros cuadrados libres. Se buscarán especies arbustivas adecuadas teniendo en cuenta el entorno en el que se planten.

Además de todo ello, el contrato incluye la realización de una campaña de divulgación y concienciación de los valores del aumento de la biodiversidad urbana y la vegetalización de los alcorques.

 

 

Share