Banner principal (agosto 2012)
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: , ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  5 septiembre 2018 14:24

VIDEO 

Es una de las acciones recogidas en el plan de Memoria Histórica de Vitoria-Gasteiz y acordada con el voto a favor de EH-Bildu, EAJ-PNV, PSE_EE, Podemos e Irabazi y la abstención del PP

 

AUDIO ALCALDE  1

AUDIO ALCALDE  2

El Ayuntamiento ha señalizado el monumento de la Cruz de Olarizu “para que se conozca históricamente su verdadero significado y su posterior utilización política por parte de la dictadura”. Según recoge el plan de acciones relativas a Memoria Histórica, acordadas en moción con los votos a favor de EH-Bildu, EAJ-PNV, PSE_EE, Podemos e Irabazi y la abstención del PP, el Ayuntamiento ha colocado una placa historiografiada en terrenos próximos a la Casa de la Dehesa, cercana al monte Olárizu.

El alcalde, Gorka Urtaran, la concejala de Convivencia, Nerea Melgosa, representantes de los grupos políticos municipales -excepto Bildu e Irabazi- y familiares de vitorianos y vitorianas que impulsaron la instalación de la cruz (familias Apraiz, Sáenz de Olazagoitia y López de Guereñu) han participado esta mañana en el acto de  descubrimiento de la placa que informa sobre la historia de ese monumento.

Según figura en el texto de la placa, la cruz fue erigida para “conmemorar la Santa Misión que tuvo lugar en Vitoria-Gasteiz entre el 4 y el 18 de noviembre de 1951. Fue sufragada por suscripción popular y concebida como un monumento exclusivamente religioso. Sin embargo, las autoridades de la dictadura franquista obligaron a transformarla en un símbolo político, al incluir en su base los nombres de los sacerdotes alaveses asesinados por el bando republicano”.

El alcalde, Gorka Urtaran, ha afirmado que “esta cruz no es un símbolo franquista. Es un símbolo de nuestra ciudad, de Vitoria-Gasteiz. Es un símbolo de nuestra costumbre, de nuestra historia y  fruto de una iniciativa ciudadana, familiar”. En ese sentido, el alcalde ha reiterado que el Ayuntamiento “no va a permitir que se derribe o traslade este símbolo de la ciudad”.

 

 

Share