Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento saca a contratación las obras para soterrar el muelle de carga y descarga de mercancías de la plaza Santa Bárbara

Con un presupuesto municipal de 1,1 millones -a los que sumará medio millón más de El Corte Inglés- y 12 meses de ejecución, se evitará el tránsito de más de 1.000 camiones al año en la superficie de la plaza

 

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha aprobado hoy el expediente de contratación de las obras para soterrar el muelle de carga y descarga de mercancías de la plaza Santa Bárbara. El concurso público cuenta con un presupuesto municipal máximo de 1,1 millones de euros, a los que se sumará medio millón más de El Corte Inglés, y un plazo de ejecución de doce meses. El alcalde, Gorka Urtaran, ha mostrado su satisfacción porque “por fin desaparecerán las molestias al vecindario y toda la ciudadanía ganará en seguridad y vial y confort porque se evitará el tránsito de más de 1.000 camiones al año en la superficie de la plaza”.

En concreto, se trata de conectar el muelle logístico de la Plaza de Abastos con el parking de la plaza Santa Bárbara, y la dotación económica por parte del Ayuntamiento, que luego podrá sufrir rebajas, es de 1.123.564,28 euros. El alcalde ha recordado que “en la Administración pública hay proyectos que tardan en ejecutarse más tiempo del que nos gustaría. La superficie de la plaza fue reformada hace unos años, lo que permitió que hoy sea un espacio más moderno y atractivo, y lleno de vida. Teníamos una cuenta pendiente con el vecindario, el comercio y las personas que transitan por la plaza. Una vez finalizado el periodo de contratación, de unos seis meses, y la ejecución de las obras, en torno a un año, evitaremos las molestias que provoca el paso de grandes camiones por la superficie”.

El Ayuntamiento El Corte Inglés sellaron en diciembre de 2019 el acuerdo que va a permitir soterrar el muelle de carga y descarga . “Ese acuerdo fue muy positivo para Vitoria-Gasteiz, un acuerdo que permite poner fin a una reclamación histórica de la ciudadanía de la zona”, ha explicado Gorka Urtaran, que ha recordado que El Corte Inglés también realizará una aportación económica. Se trata de un claro ejemplo de colaboración público-privada.

El nuevo muelle de carga y descarga se construirá en la planta -1 y permitirá compartir espacio para la carga y descarga entre el Corte Inglés y el resto de operadores del edificio del mercado de Abastos. Los grandes almacenes dispondrán de una concesión demanial durante 40 años.

El Ayuntamiento liberará una superficie de 640 metros cuadrados en el primer sótano del Mercado de Minoristas, 116 metros cuadrados en el segundo sótano; y 125 en la planta -2 del aparcamiento de Santa Bárbara para que las operaciones logísticas de El Corte Inglés se realicen en el subsuelo. El Corte Inglés, por su parte, habilitará un paso de vehículos y mercancías y también desarrollará las nuevas instalaciones, con cerramientos, medios de elevación y demás elementos necesarios para el uso del nuevo muelle.

De forma muy esquemática, la solución técnica adoptada contempla que cuando el nuevo muelle esté listo, la carga y descarga de El Corte Inglés se realizará en unas dársenas del muelle de Santa Bárbara. Un túnel subterráneo y nuevos montacargas permitirán unir ese punto con los  muelles del centro comercial. La parte del muelle habilitada para la carga y descarga será la situada en el lado oeste del recinto. De este muelle, a través de un pasillo lateral en dirección norte, se trasladará la carga hasta unos montacargas que se construirán en la zona ocupada ahora por un almacén. Estos montacargas descenderán la mercancía hasta el espacio del parking del sótano -2, que quedará enlazado con el subsuelo de El Corte Inglés.

Además de contar con el muelle subterráneo, los grandes almacenes continuarán con un vado horario de acceso al edificio a cota cero para labores logísticas. Este vado solo podrá ser utilizado por los vehículos ligeros de transporte de mercancías y las furgonetas que no superen los 3.500 kilos.

 

Share