Banner principal (agosto 2012)

Vitoria-Gasteiz invertirá 700.000 euros en el desarrollo de un software que mejore la prevención y lucha contra el fraude hasta 2023

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy el expediente de contratación del desarrollo del software que de soporte a las acciones del Plan de Prevención y Lucha contra el Fraude para los años 2020-2023. El presupuesto del contrato, que tendrá un plazo de ejecución de 4 años, asciende a 700.000 euros (IVA incluido).

El Plan de Prevención y Lucha contra el Fraude vela por la aplicación justa y efectiva del sistema tributario mediante actuaciones de información, control y regularización en los impuestos y tasas que constituyen una premisa fundamental de la gestión de los ingresos municipales.

Éste contempla cuatro grandes líneas de actuación: control de los incumplimientos tributarios, impulso en la mejora y eficiencia de los  procedimientos tributarios y recaudatorios, colaboración con otras administraciones y coordinación interdepartamental, y mejora en la prestación de los servicios al contribuyente.

En concreto, el software informático buscará mejorar la eficacia y eficiencia de diferentes aplicaciones online dentro del sistema de ingresos, como pueden ser la gestión censal, la liquidación, la tarifa plana fiscal o las plusvalías. Además, agilizará la plataforma de gestión de multas de tráfico, así como el servicio web de identificación de conductores.

Borja Rodríguez Ramajo, concejal de Administración Pública y Transformación Digital, manifiesta que “trabajamos en incrementar la eficiencia y eficacia de las aplicaciones informáticas a las que accede la ciudadanía a través de nuestra página web municipal. Porque la actualización tecnológica constante es imprescindible, pero también porque la confianza de los usuarios en la aplicación justa y efectiva del sistema tributario es fundamental.”

El órgano de contratación anunciará la licitación del contrato en los correspondientes boletines oficiales, así como en su perfil de contratante.

Share

El Gabinete Urtaran presenta un plan con 89 acciones de prevención y lucha contra el fraude fiscal hasta 2019


 

 

 

 

 

  • Las medidas de control llevadas a cabo en 2016 permitieron recuperar más de 2 millones de euros

PLAN DE PREVENCION FRAUDE FISCAL

La concejala de Hacienda y Presupuestos, Itziar Gonzalo, ha presentado el Plan de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal 2017-2019, un documento que contempla un total de 89 acciones basadas en el control de incumplimientos tributarios, la mejora de los sistemas recaudatorios, la colaboración entre administraciones, la coordinación entre departamentos municipales y la mejora de los servicios de atención al contribuyente. La previsión del equipo de gobierno es recuperar cerca de 10 millones de euros en los tres años de vigencia del plan.

“Los dos pilares de este plan son el control y la eficiencia. Control porque la vigilancia de los incumplimientos en el pago de las obligaciones fiscales representa el 40% del total de medidas que se van a adoptar. Eficiencia porque un porcentaje similar de actuaciones irán destinadas a mejorar los sistemas de gestión recaudatoria, haciéndolos más ágiles, dotándolos de más innovación tecnológico y potenciando la calidad”, ha destacado Itziar Gonzalo.

Además de un mayor control y eficiencia, la concejala de Hacienda señala el rigor como otro de los pilares del Plan de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal 2017-2019. “Un plan de estas características va a contar con indicadores objetivos tanto para calcular la previsión recaudatoria como para medir sus resultados. No tiene sentido lanzar expectativas millonarias sin ninguna base de cálculo realista ni presuponer”, ha añadido Gonzalo.

La primera línea de actuación, relativa al control de incumplimientos tributarios, contempla 36 medidas articuladas en tres bloques: por una parte se han previsto medidas de comprobación y liquidación de hechos imponibles que afectarán al IBI, el IAE y los impuestos de la Plusvalía y Construcciones y obras; por otra, se aumentarán los mecanismos de garantía en el cobro de deudas; por último, se desarrollará un Plan de Inspección de Tributos que contempla tanto la revisión iniciada el año pasado en el caso concreto del IAE como nuevas actuaciones para el periodo 2017-2019.

La segunda línea de trabajo se centra en el impulso en la mejora y eficiencia de los procedimientos tributarios y recaudatorios e incorpora otras 36 medidas. Tendrá cuatro ámbitos de actuación: el cobro de recibos (para lo que se mejorará la cooperación con las entidades financieras), las mejoras en la sede electrónica (especialmente en el caso de los expedientes sancionadores), la recaudación por vía ejecutiva y la mayor coordinación y seguimiento de los ingresos de los diferentes departamentos municipales.

Una tercera línea es la relativa a la colaboración con otras Administraciones y entidades, que se plasmará en dos convenios: con la Diputación Foral de Álava para el intercambio de información tributaria y con entidades financieras colaboradoras para mejorar los sistemas de recaudación.

Por último, una cuarta línea de intervención es la relativa a la mejora en los servicios de atención al contribuyente. Para ello se contemplan 11 medidas que van desde la mejora de la información y el número de trámites realizables vía internet hasta la agilidad en las comunicaciones electrónicas. “Nuestro objetivo en último término es facilitar el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales. No se trata de poner a nadie bajo sospecha, sino de mejorar la relación de la ciudadanía con la Hacienda en todo lo relativo al cumplimiento de las obligaciones tributarias”, ha remarcado Itziar Gonzalo.

En este sentido, entre las nuevas medidas de mejora de servicio al contribuyente destaca la implantación de la tarifa plana en el pago de tributos, un sistema que permitirá realizar un pago simplificado y periódico del conjunto de los impuestos y tasas más comunes, mejorando las opciones de fraccionamiento de recibos que ya existen.

 

Resultados durante 2016

El Gabinete Urtaran también ha hecho balance de los resultados de las diferentes medidas tomadas el año pasado en el campo de la prevención y lucha contra el fraude fiscal. En grandes cifras, cabe destacar que se recuperaron 2.022.710 euros a través de diferentes medidas de inspección, contraste de censos y seguimiento de recibos devueltos, entre otras.

De esta cantidad la mayor parte -865.047 euros- se corresponde con revisiones llevadas a cabo sobre el impuesto de la Plusvalía. También se rescataron 290.111 euros gracias al plan especial de revisión del Impuesto sobre Actividades Económicas que se puso en marcha hace un año.

Otras cifras significativas en el campo de la mejora de servicios al contribuyente son las 187.608 cartas remitidas con información práctica sobre la tributación del IBI 2016, los 2.553 domicilios fiscales actualizados en el impuesto de vehículos o los 1.148 expedientes derivados del Plan de Inspección de Tributos.

 

 

 

 

Share