Banner principal (agosto 2012)

Las cuentas municipales de 2017 arrojan un superávit de 969.773 euros

 

  • El Gabinete Urtaran destaca la recuperación de músculo económico del Ayuntamiento gracias a la buena gestión del Presupuesto

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha aprobado mediante decreto la liquidación del Presupuesto municipal de 2017 y ha autorizado la incorporación a las cuentas de 2018 de los remanentes económicos derivados de proyectos iniciados o comprometidos durante el año pasado. Tras estas dos operaciones de cierre de ejercicio económico, se ha generado un saldo positivo para el Ayuntamiento de 969.773 euros, que quedan como recurso financiero disponible para futuras necesidades.

“Hemos venido insistiendo en la necesidad de que el Ayuntamiento recupere capacidad financiera y este balance precisamente confirma que Vitoria-Gasteiz está ganando músculo económico. Veníamos de una situación altamente preocupante, con un agujero en las cuentas municipales al que hubo que hacer frente con medidas extraordinarias y, en menos de tres años, las perspectivas son completamente diferentes”, ha añadido el alcalde.

Especialmente positiva es la evolución de otro de los grandes indicadores de la salud económica del Ayuntamiento: el del ahorro neto, es decir, la diferencia entre ingresos corrientes y gastos corrientes. Los datos de la liquidación presupuestaria de 2017 indican un saldo positivo para esta variable de 14,98 millones de euros, según el cálculo basado en la Norma Foral de la Hacienda Foral de Álava. Esta cifra supera prácticamente en 10 millones de euros el ahorro neto del año pasado y representa un 4,04% del presupuesto total del año 2017. Este porcentaje, superior en 2,7 puntos al del año pasado, se convierte en un importante indicador de recuperación de capacidad económica del Ayuntamiento. “La solvencia que nos aportan estos datos es lo que nos va a permitir afrontar en el futuro los proyectos estratégicos de ciudad”, remarca Urtaran.

La liquidación de las cuentas locales indica también que el gasto total el año pasado ascendió a 343,1 millones de euros sobre un presupuesto definitivo de 370,1 millones. Estas cifras se traducen en un 92,7% de ejecución presupuestaria. “Un buen dato que, por un lado, certifica un alto cumplimiento de nuestros compromisos y, por otro, demuestra que estamos llevando a cabo una gestión económica responsable. Siempre hemos dicho que no gastaríamos el dinero que no tuviéramos y, al cierre del ejercicio, se puede comprobar que, un año más, hemos aplicado el rigor económico para evitar un balance deficitario. Del mismo modo, hemos sido capaces de llevar a cabo un esfuerzo inversor que nos ha permitido poner en marcha más de 20 obras estratégicas por toda la ciudad, avanzando en la transformación y modernización de Vitoria-Gasteiz, así como en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía”, ha concluido el alcade.

 

 

Share