Banner principal (agosto 2012)

Más de 400 profesionales aplicarán a partir de enero un protocolo pionero para detectar e intervenir situaciones de maltrato a mayores en Vitoria

Los trabajadores han recibido formación específica desde el pasado noviembre

Es la primera vez que el Ayuntamiento pone en marcha un proceso de actuación de este tipo

Vitoria tiene una tasa de envejecimiento del 18,6%, con más de 45.000 mayores de 65 años

Más de 400 profesionales aplicarán a partir del próximo mes de enero un protocolo de actuación para prevenir, detectar e intervenir en situaciones de maltrato a mayores, en Vitoria. Se trata de la primera vez que el Ayuntamiento de la capital alavesa pone en marcha un proceso de este tipo. Para eso, el Consistorio ha estado formando de manera específica desde el pasado mes de noviembre a estos más de 400 profesionales, que pertenecen tanto a los Servicios Sociales  como a los Programas, Recursos y Servicios de Atención a Personas Mayores del Ayuntamiento (Programa Integral de Apoyo a Cuidadores, Programa de Atención Domiciliaria, Centros Socioculturales de Mayores), proporcionándoles las herramientas necesarias en cuanto a formación y recursos con los que poder abordar posibles situaciones de maltrato a mayores.

Vitoria tiene una tasa de envejecimiento del 18,6%, con un total de 45.073  mayores de 65 años empadronados. “El peso poblacional de este colectivo es cada vez más importante”, ha explicado la concejala de Asuntos Sociales de y de las Personas Mayores en Vitoria, Ainhoa Domaica. Según el último estudio reciente sobre maltrato a mayores realizado por el Gobierno vasco en 2011, entre 613 y 1021 personas de más de 65 podrían ser objeto de algún tipo de maltrato en Álava, sobre una muestra de 1.207 entrevistados de los que un 12% eran alaveses.   

El protocolo va a atender los diferentes tipos de maltrato que se incluyen dentro de la categoría general de “maltrato hacia las personas mayores”: maltrato físico, psicológico, económico, sexual, abandono, negligencia y la auto negligencia.

“Con este programa cumplimos un compromiso de legislatura. El objetivo es incorporar el enfoque de  buen trato y trato ético en los programas municipales dirigidos a las personas mayores así como procedimentar una serie de herramientas e instrumentos que permitan una detección precoz y el abordaje integral y de calidad de las personas mayores en situación de maltrato a través de la movilización de 400 profesiones de los servicios sociales”, ha valorado la edil.

 

Derivación al Ministerio Fiscal o Juzgado

El protocolo contempla cuatro grandes fases.

1. Los profesionales dispondrán de un guion de observación que les dará diferentes Indicadores de riesgo por tipología para detectar supuestos casos. El conocimiento de una situación de maltrato o sospecha de maltrato podrá recibirse desde distintos frentes:

 -Atención individual/familiar de personas mayores y/o cuidadores

-Información por parte de la propia persona sujeto del maltrato.

-Información facilitada por familiares u otras personas cercanas al entorno familiar (vecinos, conocidos, amigos…).

-Información facilitada por parte de profesionales que prestan atención directa a la persona (trabajadores familiares, profesionales de los Centros de Salud, de los Centros Socioculturales de Mayores…)

-Otros agentes sociales (Policía Local, Centros hospitalarios…)

2. Aplicación de una escala de riesgo, cedida por lo la Univesidad de Baleares a los Servicios Sociales de Vitoria, para confirmar o descartar esa sospecha previa.

3. Si se confirma el riesgo de maltrato, iniciar un proceso de investigación en profundidad. En esta tercera fase, se valorará la comunicación al Ministerio Fiscal o Juzgado e intervenir.

4. Elaboración de un plan de intervención para salir del maltrato, hacer un seguimiento trimestral y cerrar el caso una vez transcurridos 18 meses sin incidencias.

 

Factores de riesgo y perfil del maltratador/a

Según los diferentes estudios que existen sobre el maltrato a mayores, un ámbito del que advierte la concejala “hay pocos datos puesto que es una violencia invisible”, los factores de riesgo más significativos asociados a la persona mayor son:

  • Sexo: En la mayoría de los estudios hay un mayor porcentaje de mujeres entre las víctimas y con abusos más graves tanto físicos como psicológicos
  • Edad avanzada (75 años o más)
  • Deficiente estado de salud
  • Deterioro cognitivo y alteraciones de conducta
  • Aislamiento social

El perfil responsable del maltrato es el siguiente:

  • Mediana edad
  • Persona en la que la persona mayor confía
  • Presencia de problemas psicológicos o mentales (por ejemplo, depresión)
  • Abuso de alcohol u otras sustancias
  • Estrés
  • Dependencia económica y/o para el alojamiento de la persona mayor
  • Convive con la persona mayor
  • Aislamiento social

El Ayuntamiento lleva trabajando desde hace dos años en la creación de este protocolo en el que “se han volcado todo el departamento, ha dicho Domaica en alusión al departamento de Asuntos sociales y de las Personas Mayores que dirige en el Ayuntamiento de Vitoria.

 

 

 

Share