Banner principal (agosto 2012)

Sidálava gestionará el Programa Municipal de Educación de Calle que trabaja con personas en situación de exclusión social grave

La Comisión Ciudadana Antisida (Sidálava) gestionará durante un año el Programa Municipal de Educación de Calle, ideado para atender a personas en situación grave de exclusión social y vinculado al equipo de atención de alta intensidad Hurbil del departamento de Políticas Sociales y Salud Pública.

El Ayuntamiento destinará 94.550 € a Sidálava para llevar a cabo este programa que trabaja con personas mayores de edad reacias a recibir cualquier apoyo institucional que implique una tutela, supervisión o exija hábitos de vida normalizados. En torno a 350 personas son atendidas al año por este servicio que cuenta con dos educadoras sociales integradas en el equipo Hurbil, donde también figuran una psicóloga y tres profesionales del ámbito del trabajo social.

Este programa de intervención y medicación educativa se desarrolla en la calle y entre otros objetivos busca:

  • Facilitar que las personas en situación grave de exclusión social accedan a la red de recursos de atención.
  • Realizar un seguimiento y acompañamiento socioeducativo a las personas usuarias del servicio.
  • Paliar los efectos de la exclusión social a través de actuaciones encaminadas a modificar el estilo de vida.
  • Inculcar hábitos de conducta saludables para mejorar la calidad de vida de las personas usuarias.
  • Potenciar en las personas usuarias los recursos y habilidades necesarias para que puedan mantener un comportamiento competente en el medio.

Las personas atendidas por el programa de Educación de Calle suelen sufrir situaciones cronificadas y de larga evolución. Por lo general son personas sin techo, sin recursos y sin red de apoyos necesitados de una intervención constante y de alta intensidad por parte de los servicios sociales.

Share

El videoclip “Ojalá mañana no haya clase”, del Programa Municipal de Educacion de Calle, gana el certamen PLURAL+ Cine y Salud Award

El videoclip “Ojalá mañana no haya clase”, trabajo del Programa Municipal de Educación de Calle que desarrolla el departamento de Políticas Sociales y Salud Pública, ha ganado el certamen PLURAL+ Cine y Salud Award, festival del audiovisual joven centrado en la alfabetización, la inclusión, la migración, la diversidad social y la prevención de la xenofobia.

Este concurso lo organiza la Alianza de Civilizaciones (UNAOC) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con la colaboración de diversos socios internacionales entre los que se encuentra Cine y Salud, iniciativa de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón que a través del cine aborda la promoción de la salud y la prevención de los problemas de salud más relevantes en la adolescencia.

Ha sido precisamente Cine y Salud quien ha seleccionado a “Ojalá mañana no haya clase” como mejor trabajo de entre los 31 que se presentaron a concurso. Así lo decidió con la ayuda de un jurado compuesto por expertos en cine, medios de comunicación, profesionales sanitarios y de la salud; de tal manera que con este premio el corto vitoriano se ha convertido en representante español en el PLURAL+ 2018 Awards, cuya ceremonia final tendrá lugar en Naciones Unidas el próximo 19 de noviembre.

“Ojalá mañana no haya clase” es fruto del proyecto 12Nubes y surge en colaboración con la Escuela de Artes y Oficios.

12Nubes es una propuesta de innovación socioeducativa e inclusiva impulsada desde el Programa Municipal de Educación de Calle que se desarrolla en el barrio de El Pilar. Promueve la reflexión en red y la participación de la ciudadanía. Para ello utiliza como estrategias fundamentales la activación, la participación y la creación juvenil; siendo las personas jóvenes las grandes protagonistas.

Videoclip “Ojalá mañana no haya clase”

Share

Políticas Sociales destina más de 1 millón de euros al Programa de Educación de Calle que el año pasado atendió a 700 niños y niñas en riesgo de exclusión

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy la prórroga anual del contrato del Programa Municipal de Educación de Calle que atiende a niños, niñas y jóvenes de entre 10 y 18 años con problemas que hagan pensar que se encuentran en una situación de riesgo de exclusión social.

Este programa del departamento de Políticas Sociales y Salud Pública, gestionado por la empresa IRSE, se realiza a través de educadores de calle que actúan en pareja en los distintos barrios de la ciudad, estableciendo contacto con los jóvenes. El año pasado, atendieron a más de 700, con una edad media de 14 años.

Peio López de Munain, concejal de Políticas Sociales, destaca “la labor preventiva y pedagógica que desarrolla este programa. Con su intervención y acompañamiento a pie de calle, los educadores y las educadoras ayudan a estos chicos y chicas a desarrollar sus capacidades personales, independientemente de cual sea su grado de exclusión. Damos respuesta a las desigualdades y conflictos que sufren y ayudamos a que se respeten sus derechos; independientemente de su situación económica, social o cultural”.

 Integrado en el servicio de Acción Comunitaria, el Programa Municipal de Educación de Calle hunde sus raíces en los años 80, en experiencias llevadas a cabo por asociaciones con grupos de jóvenes desocupados. Fue entonces cuando el Ayuntamiento decidió prestar apoyo a estos colectivos dando lugar, en 1988, a un programa de prevención. Cinco años más tarde arrancó el programa tal y como se conoce hoy en día.

La prórroga del contrato aprobado hoy por la Junta de Gobierno tiene un importe de 1.033.068 euros y una duración de un año, desde el 1 de septiembre de 2018 al 31 de agosto de 2019.

Nueva prórroga

El Gobierno municipal también ha dado el visto bueno a la prórroga del contrato del Programa de Apoyo hacia la Autonomía que se desarrolla en el CMAS (Centro Municipal de Acogida Social), destinado a personas en situación de exclusión residencial. El departamento de Políticas Sociales abonará 42.474 € a la empresa Babesten Guipuzkoa SL, encargada de gestionar este programa.

 

 

 

 

 

 

Share

Zabalgana acogerá mañana una jornada que analizará el pasado, presente y futuro del programa de Educación de Calle que en 2017 atendió a 700 jóvenes

Programa Jornada Educación de Calle pdf

El centro cívico de Zabalgana acogerá mañana la jornada “Historia de una trayectoria y proyección al futuro” donde se dará un repaso a los 25 años del Programa Municipal de Educación de Calle que atiende a niños, niñas y jóvenes de entre 10 y 18 años con algún problema que pueda ponerles en situación de riesgo.

Este programa lo desarrollan educadores y educadoras de calle, del departamento de Políticas Sociales y Salud Pública, que actúan en pareja en los distintos barrios de la ciudad, estableciendo contacto con estos jóvenes. El año pasado, atendieron a más de 700, con una edad media de 14 años.

Integrado en el servicio de Acción Comunitaria, el Programa Municipal de Educación de Calle tiene sus raíces en los años 80, en experiencias llevadas a cabo por asociaciones con grupos de jóvenes desocupados. Fue entonces cuando el Ayuntamiento decidió prestar apoyo a estos colectivos dando lugar, en 1988, a un programa de prevención. Cinco años más tarde arrancó el programa tal y como se conoce hoy en día, con la  colaboración de la asociación IRSE-EBI Araba.

Peio López de Munain, concejal de Políticas Sociales, destaca “la labor preventiva y pedagógica que hemos venido desplegando desde hace 30 años. Si vemos lo hecho hasta ahora y reflexionamos sobre lo que todavía podemos hacer, entonces seremos capaces de seguir dando una respuesta adecuada a las desigualdades y conflictos que viven niños y jóvenes de nuestra ciudad y ayudaremos a que se respeten sus derechos; independientemente de su situación económica, social o cultural”.

 Con su intervención y acompañamiento a pie de calle, los educadores y las educadoras favorecen la autoestima de estos chicos y chicas, les ayudan a desarrollar sus capacidades personales, independientemente de cual sea su grado de exclusión, e impulsan su participación en la vida social mediante su implicación en diversos proyectos como son Pompa945, con desarrollo en los barrios de El Pilar y Lakua, Auzotik Mendira (Ibaiondo), Creando Barrio (Hegoalde) o AikidoAldabe (Aldabe).

La jornada “Historia de una trayectoria y proyección al futuro” será inaugurada por Peio López de Munain y contará con el alcalde Gorka Urtaran en el acto de clausura. De por medio, acogerá la proyección del vídeo “¡Qué pasa por la calle!”, la presentación de un estudio de la UPV sobre la historia y futuro del programa así como de los distintos proyectos de intervención que viene desarrollando.

 

Share