Banner principal (agosto 2012)

(Actualizada con audio) Adurtza y San Cristóbal participarán en el proyecto AGREE de rehabilitación integral, eficiencia energética y accesibilidad

  • La propuesta inicial prevé movilizar en torno a 170 viviendas que puede oscilar entre 15 y 20 edificios

 

  • Ensanche 21 participa en el proyecto, liderado por el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, y que cuenta como socios con Tecnalia, Bidebi, Donostiako Etxegintza e Ihobe

Audio Ana Oregi

El barrio de Adurtza y San Cristóbal participarán en el proyecto AGREE liderado por el departamento de Vivienda del Gobierno Vasco y subvencionado por la Comisión Europea. El consejo de Ensanche 21 ha acordado proponer este barrio de oro de la ciudad, tras analizar las distintas necesidades de otros barrios que también acumulan problemáticas y que fueron analizados portal a portal la pasada legislatura.

La presidenta del consejo de Ensanche 21, Ana Oregi, ha valorado positivamente este acuerdo que permitirá “no sólo mejorar la calidad de vida de las personas residentes en los edificios, el proyecto AGREE persigue potenciar el mercado de la rehabilitación, incrementar la eficiencia energética y accesibilidad de los edificios y obtener importantes beneficios ambientales como la reducción significativa de emisiones de CO2. Este proyecto está alineado con la estrategia de acción por el clima que hemos diseñado para los próximos años y consolida a Ensanche 21 como agencia de la rehabilitación y regeneración urbana”.

Para decantarse por el barrio de Adurtza, el equipo técnico de Ensanche 21 ha volcado la información de los estudios socio-urbanísticos de los barrios de Abetxuko, Adurtza, Ariznabarra y Zaramaga y ha cruzado las variables que permiten visualizar las zonas donde se acumulan las problemáticas a resolver: edificios en mal estado, sin ascensor, de más de 50 años, sin aislamiento térmico y donde viven personas de 65 años o más y mayores de 79, lo que se denomina sobreenvejecimiento. El barrio de Adurtza presenta en este sentido una situación de gran necesidad.

Además, otro factor que ha determinado este acuerdo es que Ensanche 21 está colaborando con la Universidad del País Vasco en el proyecto de la IEA EBC “Annex 75 – Cost-effective Building Renovation at District Level Combining Energy Efficiency & Renewables”. (Renovación de edificios a nivel de distrito que combina eficiencia energética y energías renovables). En ese contexto se facilitó a la universidad los barrios donde se habían realizado los estudios socio-urbanísticos y han seleccionado Adurtza como caso de estudio.

También como antecedente, cabe destacar que en mayo de 2017 el Presidente del Consejo de Zona de Olarizu solicitó una reunión en Urbanismo para presentar el proyecto de Regeneración Urbana para el entorno de los barrios de Adurtza y San Cristóbal en el que dieron a conocer el trabajo que habían realizado en el marco de una convocatoria europea para conseguir financiación para la rehabilitación de los edificios del barrio.

Puestos en contacto con las Asociaciones vecinales de Adurtza, San Cristóbal y el Consejo de Olarizu se trasladó a  Ensanche 21 que después de realizar los análisis de la edificación y del espacio público se paralizó la iniciativa al intentar formalizar una asociación que agrupara a las comunidades de vecinos para gestionar el proceso. En todo caso, ante la posibilidad de reactivar esta iniciativa de regeneración urbana, las y los vecinos han trasladado su interés por retomar los trabajos anteriores en el marco de un proyecto como el AGREE, que va a proporcionar un acompañamiento desde Ensanche 21 y Gobierno Vasco para formalizar acuerdos y asesorar en la gestión, aplicando la economía de escala.

“Desde Ensanche 21 entendemos que la elección de Adurtza y San Cristóbal como ámbito AGREE supondría aprovechar los trabajos anteriormente realizados y los esfuerzos que en su día se hicieron desde las asociaciones y comunidades vecinales, dando así continuidad y poniendo en valor su esfuerzo y proactividad hacia la regeneración de sus barrios”, explica Ana Oregi.

El 15 de enero de 2019 la Comisión Europea notificó la adjudicación del Proyecto AGREE y el 5 de setiembre de 2019 tuvo lugar en Vitoria-Gasteiz la reunión de arranque del proyecto con la asistencia de todos los participantes acompañados por dos representantes, técnico y financiero, de la Agencia Ejecutiva para Pequeñas y Medianas Empresas de la Comisión Europea.

Con una subvención de la Comisión Europea de 562.000 euros, AGREE espera movilizar 8,5 millones de euros en la rehabilitación energética en los edificios de viviendas de tres proyectos piloto en Álava, Bizkaia y Gipuzkoa.

A diferencia de otras, dicha convocatoria no financia inversiones en rehabilitación, sino la asistencia técnica necesaria para desarrollar mecanismos innovadores que movilicen la inversión en rehabilitación, con una inversión mínima de 8,5 M €, que corresponden a 562.156,25 € de asistencia técnica.

El Departamento de Vivienda ha desarrollado un Instrumento en colaboración con  entidades financieras que facilita el acceso al crédito a los propietarios y comunidades de propietarios que sean beneficiarios de ayudas y necesiten financiar su aportación al gasto total de la rehabilitación.

El proyecto se desplegará hasta el año 2022 en esos tres proyectos piloto que se ejecutarán en comunidades de vecinos de Basauri, San Sebastián y Vitoria-Gasteiz, en las que se propondrá acometer proyectos de rehabilitación integrales, donde la accesibilidad y la eficiencia energética serán las protagonistas, con la creación de nuevos sistemas de financiación diseñados específicamente para este tipo de intervenciones y garantizando la participación en el proceso de personas residentes.

El proyecto AGREE cuenta con una subvención de 562.000 euros financiada por el programa europeo Horizonte 2020, considerado como el mayor programa de investigación e innovación de la Unión Europea, con fondos destinados a asegurar la competitividad global de Europa mediante el apoyo de proyectos innovadores.

 170 viviendas en Vitoria-Gasteiz

En el caso concreto de Vitoria-Gasteiz, la propuesta es movilizar en torno a 170 viviendas que puede oscilar entre 15 y 20 edificios. El presupuesto total de Ensanche 21 es de 83.680 € desglosados en coste de personal, viajes y otros servicios, costes indirectos y una parte dedicada a subcontratación de 20.000 €.  El proyecto tiene un plazo para la consecución de los fines previstos de 36 meses.

La experiencia y el conocimiento adquirido en la ejecución de los tres proyectos piloto, quedará recogida en un manual para que pueda ser aplicado en edificios de similares características, lo que mejorará las condiciones energéticas, ambientales y sociales del parque de viviendas del País Vasco, uno de los más antiguos del sur de Europa, con un 57% de los edificios residenciales construidos entre los años 1940 y 1980, antes de que existieran regulaciones sobre eficiencia energética. En concreto en Vitoria-Gasteiz se contabilizan 4.374 edificios. 

 

 

Share