Banner principal (agosto 2012)

El proyecto Nomadak concluye su doble intervención artística en Vitoria – Gasteiz

Mural «Ban Pesk» en una caseta de Amvisa en Puente Alto

 

– El argentino Esteban Loeschbor y la italiana Elisa Battistonson los creadores de las obras. Siete artistas fueron seleccionadas en esta residencia artística nomada a través de la via del Vasco Navarro entre Bergara y Estella. Colaboran además con artistas locales

 – En Vitoria – Gasteiz las intervenciones se han realizado en Puente Alto y en la trasera del cementerio de El Salvador

 

El proyecto Nomadak que une street art y bicicleta a través de la antigua vía férrea del Vasco Navarro  ha dejado huella en Vitoria – Gasteiz. Los siete artistas internacionales que comenzaron en octubre la residencia artística en la Fábrica de Creación Dinamo de Azpeitia han desarrollado diferentes obras en pueblos como Bergara, Arrasate, Aretxabaleta o Eskoriatza. En total han realizado una quincena de intervenciones a lo largo de toda la vía.

En Vitoria – Gasteiz los artistas han trabajado dos técnicas en dos paredes diferentes.

La concejala de Movilidad y Espacio Público, Amaia Barredo, ha visitado los dos proyectos acompañada por sus autores.

La primera de las intervenciones ha tenido lugar en una caseta de Amvisa en Puente Alto. El argentino Esteban Loechbor «Ban Pesk» ha convertido un espacio antes cubierto de pintadas en una «cochera de trenes». Según explica, «el conjunto de murales refleja pasado, presente y futuro. Por un lado rescata una foto de la historia del tren vasco Navarro y retrata una antigua locomotora que se utilizo para la construcción de la vía. Una locomotora sin nombre, que abrió el camino a las otras. Y en el otro muro una llave. Abrir es la palabra clave de la intervención. Abrir el cajón de los recuerdos y abrir la puerta de la creatividad para alimentarla con más combustible. Abrir la puerta a otras miradas a un futuro en construcción».

Mural de Elisa Battiston en la trasera del Cementerio de El Salvador

La intervención de la artista italiana Elisa Battiston se ha llevado a cabo en la trasera del Cementerio de El Salvador. Ha utilizado para ello la técnica del paste up: trabajar sobre papel kraft y dibujar los motivos elegidos para pegarlo después en vía pública. «Me he inspirado en el contexto dónde se encuentra la pared; la vía del tren y el cementerio. Es un corazón de hojas plumas. El corazón simboliza la memoria de los seres queridos y la pasión por la vida. Cuando pienso en el tren, pienso al movimiento y al ritmo, y el mismo movimiento y ritmo lo tiene la naturaleza con sus hojas que cada temporada se renuevan las plumas que permiten llegar lejos».

«He decidió remitirme a la naturaleza, como metáfora de resistencia y recuperación. La naturaleza, igual que el arte, no pide permiso. No alza la voz para manifestar su intención… simplemente reclama su lugar. La historia del hombre y el desarrollo de las comunidades y sus identidades se encuentra marcados por los intercambios con otros grupos humanos y culturas donde los caminos y medios de transporte han jugado un rol importante», ha señalado.

El proyecto Nomadak – “El trenico”, apoyado por el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco a través de la convocatoria Bitartez y por todos los Ayuntamientos de Debagoiena une bicicleta y street art ha recorrido diferentes localidades de Gipuzkoa, Araba y Navarra a través de la antigua Via Verde del Vasco Navarro. El programa concluyó el pasado sábado  tras la visita al 948 Merkatua, el Mercado de las Artes de Navarra. Artistas procedentes de todo el mundo han formado el grupo y  han contado con la colaboración de artistas locales.

 

 

Share