Banner principal (agosto 2012)

La Red de Ciencia Ciudadana de Ataria analiza 297 estaciones de seguimiento de aves en el municipio en 2020 con resultados positivos

Oscar Valencoso-CC BY-NC 2.0.

Gracias al trabajo desinteresado de 14 participantes se han detectado cambios significativos en las poblaciones de 18 especies de aves, de las que una está en aumento fuerte: el agateador europeo.

Ya es un programa consolidado y en fechas recientes ha presentado sus principales conclusiones del trabajo voluntario de seguimiento de aves en el municipio. El Programa de Conservación de poblaciones de aves urbanas en el municipio de Vitoria-Gasteiz, dentro de la Red de Ciencia Ciudadana gestionada por Ataria, ha obtenido valores positivos para el conjunto de aves que viven en medios arbustivos, forestales y urbanos, y valores negativos para el grupo de las aves propias de medios agrícolas. Estos resultados son coincidentes con los registrados para estas agrupaciones a escala de País Vasco y estatal, excepto en el caso de las especies arbustivas, que presentan una tendencia estable a escala autonómica y las urbanas, que manifiestan un declive a escala estatal.

Los datos recopilados este año, tras el muestreo de 297 estaciones de censo, han registrado 9.916 individuos de 63 especies de aves distintas. El análisis de los datos obtenidos ha revelado cambios significativos en las poblaciones de 18 especies de aves (29%) desde 2007, de las que una está en aumento fuerte: el agateador europeo, un pequeño trepa troncos típico de ambientes forestales.

Otras diez están en aumento moderado: alondra común, chochín, cigüeña blanca, codorniz común, milano negro, mirlo común, paloma torcaz, tarabilla europea, tórtola turca y vencejo común; y cuatro en declive, una de ellas acusado, la cogujada común, mientras que el camachuelo común, la golondrina común y el zarcero políglota presentan disminución moderada. Por último, se detectaron 45 especies (71%) con tendencia incierta y tres con tendencia estable: la corneja negra, la curruca capirotada y el gorrión común.

Aunque los muestreos se realizaron mayoritariamente en la ciudad de Vitoria-Gasteiz, lo que implica que existe gran influencia de la presión urbana y sus estaciones están consideradas como medio urbano en gran proporción, se ha llevado a cabo un segundo análisis para conocer las tendencias poblacionales de las aves según los ambientes típicos que frecuentan de forma mayoritaria.

Las aves, indicador de conservación de los ecosistemas

Las aves son un excelente indicador de la conservación de los ecosistemas y, por lo tanto, de la buena salud del entorno. Tanto es así, que la Unión Europea considera el estado de las poblaciones de aves como un índice de la calidad de vida en Europa. De hecho, la oficina estadística europea, Eurostat, incluye el seguimiento de las poblaciones de aves entre los índices más importantes para medir la sostenibilidad y el bienestar social.

El índice obtenido a partir de la evolución de las poblaciones de las aves, además de ser un valor exigido por los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), es un excelente indicador del efecto del cambio climático sobre la biodiversidad, por lo que los datos aportados no sólo permiten conocer la situación de las especies, sino también el esfuerzo de conservación necesario para cada una de ellas.

Con el objetivo de disponer de esta información, que también da sentido al desarrollo de la Estrategia para la Conservación de la Biodiversidad del municipio de Vitoria-Gasteiz, el Ayuntamiento inició en 2007 el programa de seguimiento de aves comunes reproductoras, al que más tarde se sumó el Programa de Conservación de Aves Urbanas de la Red de Ciencia Ciudadana y el seguimiento de aves de los parques y jardines de nuestra ciudad.

 

 

 

 

 

Share

La Red de Ciencia Ciudadana se consolida con más de un centenar de participantes en la identificación y muestreo de flora y fauna del municipio

La red cuenta con 7 Programas de Conservación activos que trabajan los ámbitos de las orquídeas, mariposas diurnas y nocturnas, odonatos, aves urbanas, suelos y aves rapaces nocturnas de Vitoria-Gasteiz.

 

La Red de Participación en Ciencia Ciudadana se ha consolidado con más de un centenar de participantes durante 2019 en la identificación y muestreo de flora y fauna del municipio y la inclusión en 2020 de un nuevo programa de aves rapaces nocturnas.

“Este proyecto nació con la idea de promocionar y educar a la ciudadanía en materia de biodiversidad y debido a la necesidad actual de profundizar en el conocimiento y gestión de determinados grupos de flora y fauna que habitan en nuestro entorno natural más cercano. Es fundamental hacer partícipe a la ciudadanía en campañas de concienciación y seguimiento del entorno natural, fomentar la colaboración ciudadana en tareas de conservación, potenciar el contacto ciudadano con el Anillo Verde y ampliar el conocimiento que se tiene sobre el mismo. Es muy positivo que la Red Ciudadana se consolide, con un incremento año a  año del número de participantes y con una fidelidad muy alta”, explica la presidenta de CEA, Ana Oregi.

En 2013 el CEA, en colaboración con el Departamento de Medio Ambiente y Espacio Público del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, creó a través de Ataria, la “Red de Partici­pación en Ciencia Ciudadana” (RPCC), una herramienta de educación para la sostenibilidad que impulsa la participación de la población local con el fin de mejorar el conocimiento del medio natural del municipio.

La Red ha aportado buenos e interesantes resultados en 2019, gracias a la colaboración de 111 personas que han conseguido ratificar de forma exitosa los seis programas de conservación que la conforman: Orquídeas, Odonatos, Mariposas Diurnas, Mariposas Nocturnas, Aves Urbanas y Suelos.

El Programa sobre la salud de los suelos ha aumentado de 12 a 28 participantes y de 25 a 39 parcelas muestreadas. Los suelos municipales mostraron una nota media de 5,8 puntos, tres décimas más que en 2018. En cuanto a los indicadores, los resultados han sido los mismos ambos años: un buen diagnóstico físico-químico de suelo y diversidad de plantas, pero un mal diagnostico en la diversidad del suelo y el contenido en materia orgánica.

En el campo de las orquídeas, programa que contó con 25 participantes, la principal novedad ha sido el descubrimiento del híbrido Ophrys x bodegomii en el parque de Zabalgana y la especie Dactyloriza insularis, una orquídea bastante rara.

En cuanto al Programa de Aves Urbanas, se ha conseguido que algunas tendencias poblacionales sean más claras. La especie más observada, según el número de avistamientos, ha sido el gorrión común con un 20,9% de las observaciones, seguido del verderón común con 8,7% y del estornino negro con 8,4%. Es de mención que ninguna especie mostró una tendencia negativa y que además de las dos primeras, otras cuatro tuvieron un incremento fuerte en la tendencia de la población: cigüeña blanca, verderón común, paloma bravía, urraca común.

Respecto a las Mariposas Diurnas, programa que contó con 17 participantes, destacan dos especies: Araschina levana y Apatura ilia. La observación de la primera en el bosque de Armentia es la cita más occidental para toda la península ibérica. En cuanto a Apatura ilia comentar que está en expansión y que a pesar de que se observaron en poblaciones de densidad baja, se avistó hasta en ocho parques de la ciudad.

Respecto al Programa de Odonatos, 15 participantes muestrearon 23 localidades y observaron un total de 33 especies. Se ha encontrado una nueva especie Platycnemis acutipennis, siendo la primera cita para el municipio de Vitoria-Gasteiz. Con la incorporación de esta especie se han detectado hasta la fecha 41 especies, un 79% de las presentes en Álava.

Por último, los 8 participantes del programa sobre Mariposas Nocturnas observaron 592 taxones diferentes. Este año la especie más destacable ha sido Proserpinus proserpina, protegida por el Convenio de Berna y la Directiva Hábitats e incluida en la Lista Roja de invertebrados de España y la Lista Roja de la UICN.

Gracias a los interesantes resultados y la buena gestión y coordinación de los programas, con la colaboración de la Federación Española de Ciencia y Tecnología de cara a 2020 se ha creado el proyecto “100&CIA para Vitoria-Gasteiz”. Su objetivo es llegar a una ciudadanía más joven y además conseguir un mayor número de personas participantes mediante charlas, colocación de carteles y reparto de folletos. También cuenta con un nuevo programa: aves rapaces nocturnas que contará con hasta 27 participantes su primer año.

 

 

 

 

 

Share