Banner principal (agosto 2012)

El centro de día de la residencia San Prudencio empieza a recibir a las primeras personas mayores asignadas por los servicios sociales municipales

Este recurso, hasta ahora de uso foral, pasa a ser mixto para atender también a usuarios y usuarias del Ayuntamiento

El Centro de Día del CIAM San Prudencio empezará a recibir este mes de abril a las primeras personas mayores usuarias asignadas por el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia. El uso municipal de este recurso, donde hasta ahora sólo disponía de plazas la Diputación Foral de Álava, forma parte del reciente acuerdo sobre el trasvase de las competencias de servicios sociales firmado por la institución foral y el Ayuntamiento.

Este acuerdo establece, entre otras cuestiones, la conversión del centro de día en un servicio de uso mixto con plazas forales y municipales, de tal manera que las plazas libres no convenidas con la Diputación y las que se vayan quedando sin ocupar se asignarán a personas mayores destinatarias de los servicios de atención diurna municipales.

De esta manera, en los primeros días de abril se incorporarán 5 personas asignadas por los servicios sociales del Ayuntamiento a las que se sumarán otras 4 a mediados de mes, así como las que posteriormente surjan de las valoraciones que ya se han realizado a otros posibles usuarios y usuarias para ver si reúnen las condiciones de acceso necesarias.

Tal y como anunció el concejal Jon Armentia en la presentación del pacto institucional “estas nuevas plazas de servicio de atención diurna municipal permitirán asistir a personas mayores con deterioro cognitivo o demencias, una necesidad que nos habían manifestado colectivos que atienden a personas con este perfil”.

Con las 9 incorporaciones previstas en las primeras semanas de abril se reducirá un 40% la lista de espera municipal para acceder a servicios de atención diurna, en la que ahora mismo hay 23 personas.

Centro de respiro de fin de semana

Por otra parte, el acuerdo entre Ayuntamiento y Diputación también estableció un uso compartido del Centro de Día de Respiro de fin de semana, ubicado igualmente en la residencia San Prudencio, donde el departamento municipal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia ha ocupado ya 15 plazas.

Share

Políticas Sociales destina algo más de 1 M€ a la gestión de los apartamentos tutelados, comedor y centro de día de Beato Tomas de Zumárraga

 

La Junta de Gobierno Local ha adjudicado hoy la gestión de los apartamentos tutelados, Servicio de Atención Diurna y comedor del complejo para personas mayores de Beato Tomás de Zumárraga. La empresa Simiri se encargará de esta labor de gestión a lo largo de 2 años por la cantidad de 1.087.840 €.

Estos recursos, que dependen del departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, son un apoyo y ayuda muy importante tanto para las personas usuarias como para sus familias. “Con ellos proporcionamos un sistema de alojamiento y de convivencia alternativo a las residencias y conseguimos, entre otras cosas, que la persona mayor se mantenga en su propio ámbito familiar y social, conserve o mejore su capacidad de autonomía personal y haga nuevas relaciones sociales que favorezcan su integración y les sirvan de apoyo”, explica Jon Armentia, concejal responsable de las políticas sociales municipales.

En el complejo de Beato Tomás de Zumárraga el Ayuntamiento dispone de 30 apartamentos con 40 plazas de alojamiento para responder a las demandas de personas mayores en situación de necesidad. Es un conjunto de viviendas autónomas, unipersonales y de pareja que cuenta con servicios colectivos y da alojamiento a personas de una edad igual o superior a los 65 años.

El Servicio de Atención Diurna es un dispositivo de día con servicios de atención sociosanitaria, de animación, comedor, transporte, higiene personal, terapia ocupacional, etc. Cuenta con un total de 23 plazas.

Por último, el comedor de Beato Tomás de Zumárraga consta de 48 plazas “con las que, al igual que en el resto de comedores de la red municipal, tratamos de facilitar la realización de una comida completa y adecuada desde el punto de vista nutricional a las personas mayores de 60 años con problemas para elaborarse su propia comida porque tienen dificultades físicas o psíquicas, carecen de apoyo familiar o sufren problemas económicos. Al mismo tiempo, con este servicio trabajamos la integración social y la convivencia de las personas mayores usuarias”, asegura Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia.

Share

Políticas Sociales inicia el procedimiento para la construcción del nuevo Servicio de Atención Diurna de la Plaza del Renacimiento

El Ayuntamiento ha iniciado el procedimiento para la construcción del nuevo Servicio de Atención Diurna de la Plaza del Renacimiento, que atenderá a una treintena de personas mayores.

Ya se han elaborado los pliegos para sacar el concurso de redacción del proyecto, que el Gobierno municipal aprobará a lo largo de los próximos días. Será mediante un procedimiento negociado por el que se cursará invitación a varias empresas.

La previsión es que la Mesa de Contratación pueda adjudicar la elaboración del proyecto a finales de febrero y que en verano se saque a concurso la ejecución de la obra.

El nuevo SAD de la Plaza del Renacimiento sumará su oferta a la ya existente en los servicios de Olárizu -que con su reapertura en febrero acabará con la lista de espera existente- Beato Tomás de Zumárraga y Blas de Otero. Todos ellos estarán preparados para atender a personas mayores dependientes con grado 1, perfil que ahora tienen 20 personas usuarias de estos centros.

Tras la apertura del SAD de la Plaza del Renacimiento, el número total de plazas de estos recursos alcanzará las 123.

“Los servicios de atención diurna son un recurso en el que durante el día atendemos las necesidades personales básicas, terapéuticas y socioculturales de las personas mayores. A través de ellos también proporcionamos apoyo y orientación a los familiares y cuidadores habituales de estas personas. Con todo esto queremos facilitar la atención de las personas usuarias y favorecer su permanencia en el entorno familiar”, explica Peio López de Munain, concejal de Políticas Sociales y Salud Pública.

En este sentido, los objetivos de los servicios de atención diurna son: proporcionar a las personas mayores una atención integral e individualizada; favorecer su permanencia en el medio habitual y proporcionar respiro y apoyo a las familias.

 

 

 

 

 

Share