Banner principal (agosto 2012)

La Sinfonía Vitoria-Gasteiz pone el broche de oro al 50 aniversario de la Fundación Laboral San Prudencio

El alcalde subraya que la obra da muestra del extraordinario potencial de la cultura musical de la ciudad

 La Sinfonía Vitoria-Gasteiz, que mañana día 4 se estrenará en el Teatro Principal Antzokia, pondrá el broche de oro al 50 aniversario de la Fundación Laboral San Prudencio. En la presentación de la obra han participado representantes de la entidad, el autor de la partitura Bingen Mendizábal, el director de orquesta Juanjo Mena, el diputado general Ramiro González y el alcalde. Gorka Urtaran ha subrayado que la obra da muestra del extraordinario potencial de la cultura musical de la ciudad.

 

 

 

 

 

La Sinfonía es un proyecto en el que se han puesto grandes dosis de ilusión. En su día, la Fundación se puso en contacto con el maestro Juanjo Mena, al que se le expuso la idea de ofrecer a la ciudad una sinfonía como contrapunto a la que en 1813 compusiera L.W. Beethoven en homenaje a la Batalla de Vitoria contra las tropas napoleónicas, determinante en la Guerra de la Independencia. La obra es un auténtico poema sinfónico emparejado con la séptima sinfonía, que incorpora sonidos propios de una batalla de la época intercalados entre melodías de la tradición inglesa y francesa.

La idea de la Fundación era presentar un poema sinfónico de “batalla y triunfo”, de “esfuerzo y progreso” y de “lucha y esperanza”. En definitiva, “construir un monumento sonoro en honor a nuestra ciudad. Las ciudades no sólo son paisajes y edificios, su esencia más pura se encuentra en lo que inspira a los artistas cuando la miran de mil maneras. Nuestra finalidad no es otra que mover sentimientos y despertar sensaciones con esta música”.

El proyecto debía ser de creación e interpretación enteramente alavesa. Por ello se encargó a Bingen Mendizabal la composición de la partitura. El poeta Ruper Ordorika compuso la letra de la parte coral y Kike Suárez-Alba los elementos de electroacústica. Bajo la dirección del maestro Juanjo Mena, se ha agrupado un conjunto instrumental, la “Camerata Gasteiz” compuesta por 60 músicos alaveses en coordinación con el Conservatorio Superior de música Jesús Guridi, que aporta también el Coro Infantil, de elevada técnica vocal.

En el acto de presentación, el alcalde se ha referido a la fuerte vinculación y arraigo de la Fundación Laboral San Prudencio en la ciudad y ha resaltado su importante labor en el área social, medioambiental, la promoción de la salud y las buenas prácticas en general. Así mismo, Gorka Urtaran ha mostrado su satisfacción con los actos que ha venido desarrollando la entidad a lo largo del último año con motivo de su cincuentenario. “El colofón es la Sinfonía Vitoria-Gasteiz, una obra que da buena muestra del extraordinario potencial de la cultura musical de la capital de Euskadi y de los artistas nacidos aquí. Bingen Mendizábal y Juanjo Mena son un magnífico ejemplo del talento local con proyección internacional y nos sentimos muy orgullosos ellos”, ha subrayado Gorka Urtaran.

 

 

Share