Banner principal (agosto 2012)

Un menor de edad sufrió una parada cardiorrespiratoria en las piscinas de Gamarra

Sobre las 14:40 horas de ayer, un menor de edad fue encontrado por un bañista flotando cerca de una de las escaleras que da acceso al vaso de la piscina familiar del parque municipal de Gamarra, en parada cardiorrespiratoria (PCR).

 En la misma piscina, se encontraban en ese momento tres socorristas, dos realizando el turno de vigilancia de toboganes, y otro haciendo la ronda de vigilancia del vaso. Éste último, en cuanto hubo aviso del bañista, procedió con la maniobra de rescate siguiendo los pasos establecidos para estos casos, mientras sus compañeros de turno solicitaban la presencia urgente de la enfermera.

Dos socorristas y la enfermera procedieron a realizar la técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP) pero, dada la gravedad de los hechos, se realizó la petición de la ambulancia. La misma, una UVI móvil, accedió hasta el lugar de los hechos en aproximadamente siete minutos desde su llamada, con la ayuda del personal de control integral (vigilantes y control de acceso).

El personal de la ambulancia medicalizada, con la coordinación de la enfermera, procedieron a intubar y monitorizar las constantes del niño. Una vez monitorizado y estable, el equipo de asistencia procedió con la evacuación del menor, en todo momento supervisada y asistida por el personal vigilante. La evacuación se produjo al hospital de Txagorritxu, en donde decidieron trasladarlo al de Cruces. Los pronósticos y partes médicos los realizará Osakidetza.

El menor, estaba en las piscinas acompañado por un tutor, un varón de aproximadamente 35 años de edad que decía ser su tío y que no se encontraba con él en el momento del incidente.

 El doble de socorristas

Habitualmente el servicio de socorrismo de las piscinas de Gamarra se cubre con tres profesionales mas uno de refuerzo. En los días que se prevén altas temperaturas como el caso de ayer, el servicio se refuerza con otros dos.

 

Share